Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Muy buenas!
Jue Abr 30, 2015 3:40 am por Kenta

» Ethernia Ehlysea {Afiliación Élite}
Dom Mayo 25, 2014 7:56 am por Invitado

» Foro RPG Naruto (Élite) (caida de botones)
Dom Mayo 25, 2014 6:04 am por Invitado

» holau gente ^^
Lun Mayo 12, 2014 6:03 am por taider kend

» Foro RPG Naruto (Élite)
Sáb Mayo 03, 2014 7:20 am por Invitado

» School of devil way [Elite]
Dom Mar 23, 2014 7:39 am por Invitado

» Attack On Titan ;; Reapertura [Cambio de Botón - Normal.]
Mar Ene 14, 2014 1:09 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Dom Dic 08, 2013 3:51 pm por Invitado

» I Want Candy! {Invitación}
Lun Nov 11, 2013 9:54 am por Invitado

» Homines Hortum || Élite [Yaoi]
Dom Oct 20, 2013 2:42 pm por Invitado

Miembros del Staff
Bleach Legend StoryDarkest Night: El foro de rol de DC Comics Never AfterHeart BlackBleach: Shadow Of SeireiteiCity of HorrorKikanKikan Sword Art Online (SAO)Mariollette Empire ~ ROLTrono de Poniente Nova Orbis











Recordatorio: El tamaño de los botones deberá ser obligatoriamente de 40x40
Shiki Topsite! Sekai Anime Top List  Kuroi Bara Lista Top  Lista Top Onigroup ROLTop4Us BRA Topsite Roleplay Monster
Este skin ha sido diseñado por Deimos y modificado por el Staff de Souls&Swords por lo que la copia o distribución de los códigos está prohibida. El código de algunas descripciones pertenece a Remember. Agradecimientos a Haru por compartir el código de la portada con nosotros.




Silencios en el Gesshoku

Ir abajo

Silencios en el Gesshoku

Mensaje por Narrador el Vie Jul 05, 2013 11:27 am

Las piernas empezaban a flaquear y su carrera empezaba a notarlo. Ya se había hecho mucho más lenta debido a que el aire apenas parecía llegarle a los pulmones y que, cuando lo hacía, un agudo y doloroso pinchazo era la única respuesta, seguido de una sensación de ahogo mucho mayor que la anterior y que se iba multiplicando conforme pasaba el tiempo.

Aunque pareciera imposible que pudiera dolerle más el pecho, cada paso que daba le devolvía esa incredulidad en forma de peligrosa punzada. Ya no recordaba el tiempo que llevaba corriendo y aunque pudiera hacerlo, se habría visto desvanecida aquella sensación por la ilusión de un tiempo mucho más largo, quizás de días en vez de horas o de semanas en vez de días. 

Daba igual, solo sabía que tenía que correr. Él nunca había sido un cobarde, pero tampoco un temerario que se quedaba a disfrutar del peligro cuando era más que obvio que lo superaba. 

Sus sandalias y calcetines se habían vuelto ya marrones de proseguir su tortuoso camino. Estaba intentando seguir siempre la senda más grande, pero cada vez se estrechaba más su camino, saliendo cada vez más del centro de Gesshoku. Y la humedad que mantenía el frondoso bosque que iba a más a su alrededor tampoco ayudaba. 
Dios, se le estaba poniendo todo tan en contra.

Creía haber tenido suerte, solo parecían unos niñatos, ellos eran 7 u 8. ¿O quizás eran 9? ¿Estaban en aquel momento Rusui o todavía estaba comprando en la tienda? Daba igual, ellos no serían más de 6. Se pusieron bravucones. ¿Como osaban chulear en el Gesshoku si ni tan siquiera era de ninguna banda?

Pero de repente, todos cayeron. Sucedió tan rápido que ni tan siquiera había tenido tiempo de adivinar lo que acababa de pasar. Y si 8 contra 6 había sido un paseo por el parque, 1 contra 6 no sería nada. Y simplemente había seguido lo que le había dicho el instinto: ¡Corre!. 
Y el plan no parecía malo en principio, si los hubiese podido dejar atrás, si los hubiese perdido o, tan solo, dejado de interesar. Quizás se habría salvado, salido indemne. Pero ahora no solo se encontraba solo ante el peligro que representaban aquellos chicos, sino que además, se encontraba a mucha distancia del distrito. Allí por lo menos habría recibido ayuda relativamente rápida, siempre tras vaciarle los bolsillos, claro está. Pero en medio de aquel sendero perdido de la mano de dios, si no se recuperaba el mismo a tiempo, quien sabe lo que podría pasar. 

Joder, como le quemaban los pulmones. La humedad tan solo servía para que notara el aire más pesado y cada desesperada bocanada de aire no diera apenas resultado. Pero debía de aguantar. No importaba que sufriera otro intenso pinchazo en el abdomen. Debía de mantenerse en la carrera, antes de que ellos le dieran caza y después de que se aburrieran de él.

Pero antes de que pudiera tan siquiera volver a por una segunda bocanada de aire con la que seguir respirando, una de sus piernas flaqueó demasiado, haciendo que tropezara de una manera tosca y torpe. Sus rodillas cayeron primero haciendo que ralentizara su caída lo justo para que pudiera poner las manos en el suelo. 

Mierda, fue lo último que pensó justo antes de volver la cabeza para ver si sus perseguidores le habían alcanzado ya. Pero antes de ver nada, un bate rebotaba con fuerza en su cabeza, dejándole ko en el pedregoso suelo. 



Aquel hecho sin duda sería relevante. Significara algo o quizás nada, nadie podía atacar de manera tan alevosa a una de las bandas del Gesshoku sin esperar una reacción exagerada por parte de ésta, la cual resonaría en todo el distrito. Agravaba la situación que los matones fueran apenas unos niños sin ninguna banda con la que escudarse. 

Los shinigamis no solían entrar en los tejemanejes de esa zona, pero ignorar ahora el problema podría llevar a que los altercados produjeran un caos que produjera muchos más heridos. O quien sabe, si se descubría que alguien estaba detrás moviendo los hilos, podría ser un distrito en guerra.


"En mi mundo, todos sois marionetas..."

avatar
Narrador

Post : 85
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.