Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Muy buenas!
Jue Abr 30, 2015 3:40 am por Kenta

» Ethernia Ehlysea {Afiliación Élite}
Dom Mayo 25, 2014 7:56 am por Invitado

» Foro RPG Naruto (Élite) (caida de botones)
Dom Mayo 25, 2014 6:04 am por Invitado

» holau gente ^^
Lun Mayo 12, 2014 6:03 am por taider kend

» Foro RPG Naruto (Élite)
Sáb Mayo 03, 2014 7:20 am por Invitado

» School of devil way [Elite]
Dom Mar 23, 2014 7:39 am por Invitado

» Attack On Titan ;; Reapertura [Cambio de Botón - Normal.]
Mar Ene 14, 2014 1:09 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Dom Dic 08, 2013 3:51 pm por Invitado

» I Want Candy! {Invitación}
Lun Nov 11, 2013 9:54 am por Invitado

» Homines Hortum || Élite [Yaoi]
Dom Oct 20, 2013 2:42 pm por Invitado

Miembros del Staff
Bleach Legend StoryDarkest Night: El foro de rol de DC Comics Never AfterHeart BlackBleach: Shadow Of SeireiteiCity of HorrorKikanKikan Sword Art Online (SAO)Mariollette Empire ~ ROLTrono de Poniente Nova Orbis











Recordatorio: El tamaño de los botones deberá ser obligatoriamente de 40x40
Shiki Topsite! Sekai Anime Top List  Kuroi Bara Lista Top  Lista Top Onigroup ROLTop4Us BRA Topsite Roleplay Monster
Este skin ha sido diseñado por Deimos y modificado por el Staff de Souls&Swords por lo que la copia o distribución de los códigos está prohibida. El código de algunas descripciones pertenece a Remember. Agradecimientos a Haru por compartir el código de la portada con nosotros.




Mision pitapollos...¿completada?

Ir abajo

Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Amako Noriko el Lun Dic 20, 2010 2:12 pm




De nuevo estaba allí, con menos tela que con la que se fue, más arañazos y más polvo. Odiaba tener que presentarse así ante su capitana, pero había dicho a Akira que iba a cobrar justicia, y la justicia no se hace esperar.

Llamó de nuevo a la puerta del despacho de su capitana, al menos la cara se la había aseado un poco, odiaba estar ensuciada de arena. Y esta vez había tenido que barrer el suelo del rukongai persiguiendo una bomba alada.

- Izumi Kaori taicho, Amako Noriko le trae de nuevo los informes, ya he terminado con el trabajo que me pidió.

Llevaba en la mano los informes del ultimo suceso, todos ordenados, impecables y grapados.
avatar
Amako Noriko
Raso Gi
Raso Gi

Post : 482
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Izumi Kaori el Miér Dic 29, 2010 8:40 am

[FDI: Siento el retraso, pero con las navidades ya se sabe U.u]

El sol le lamía las piernas, pues se había permitido abrirse un poco el hakama para darle un poco de color a su piel de porcelana. Echada hacía atrás con los ojos cerrados y los brazos apoyados a ambos lados de su cuerpo, esperaba la llegada del crepúsculo, dispuesta a chupar todo lo que los últimos rayos del Astro Rey estuvieran dispuestos a ofrecerle. Quizás un observador masculino la hubiera encontrado hasta sensual, pero no era su interés, de hecho había cogido esa postura porque estaba cómoda. Aunque si tenemos en cuenta como es nuestra Dama de Hierro, dudo sinceramente que se hubiera dado cuenta de lo que podía parecer a otros ojos.

En esta ocasión Kaori no trabajaba. Se había preparado un vaso de leche caliente y le daba pequeños sorbos mientras observaba el patio a través de su ventana de tanto en tanto, cuando le daba por abrir los ojos un rato. Había terminado varios informes aquella jornada (era muy trabajadora en todos los aspectos de su vida) y no tenía demasiadas ganas de seguir con aquello, estaba cansada, necesitaba descansar y tenía que hacerlo entonces. Llevaba alrededor de media hora echada en el suelo, se sentía como un gatito, feliz y tranquila, solo pensando en lo a gusto que se encontraban cuando escuchó el golpe de unos nudillos tocando la puerta. Con un gruñido pegado a los labios se enderezó y cerró los ropajes con desgana. Finalmente permitió a la persona al otro lado traspasar el umbral, era Nori-chan, y traía más informes. ¡Mierda!

El ceño de la joven capitana se frunció un poco. Había terminado hartísima de leer papeles, el hecho de encontrarse con otro en su camino no podía más que enfadarla un poco. Pero hizo de tripas corazón y le tendió la mano, moviendo los dedos. Hojeó los legajos que acababan de entregarle (estaban francamente bien redactados y ordenados) y miro los ojos de la muchacha de cabello rojizo. Le gustaba saber que decían los informes por boca de sus subordinados, de modo que colocó los papeles sobre la mesa y juntó las manos, de modo que tapasen todo su rostro y solo se vieran sus ojos almendrados y oscuros.

- Siéntate- le dijo a la muchacha y sus dedos crujieron al juntarlos un poco más- ¿cómo te ha ido? Cuéntame- estaba deseando saber más, pero antes de que Noriko pudiera decir nada, un shinigami de cabello oscuro se personó en la puerta del despacho- ¿si?
- Taichou, me mandan de la cocina por si se le apetece tomar algo- la capitana más borde del Seiretei empezaba a pensar que sus subordinados no la conocían tanto como hubiera deseado. A ella eso de que le hicieran las cosas no se le daba. Estaba acostumbrada a coger lo que necesitaba (más bien a robar, si tenemos en cuenta que se crió en el Rukongai) sin que nadie se lo ofreciera, de manera que a veces se sentía incómoda ante las atenciones de sus chicos. Un leve rubor cubrió sus mejillas, parecía una niña con una declaración en mano, y se llevó el pelo detrás de la oreja, incómoda. Luego miró a Noriko, toda llena de polvo y recapacitó. No era dada a ser amable, de modo que casi gruñó que trajeran un té, utensilios para curarle las heridas y un uniforme limpio para la recién llegada. El chico salió a toda prisa y la capitana, aún sonrojada y enfadándose por momentos a causa de ello se volvió con violencia hasta la pelirroja.

- Informe verbal- repitió, esta vez con un tono más formal. El color de sus mejillas se iba normalizando poco a poco y menos mal, porque odiaba mostrarse así de niña frente a sus subordinados. Pero a veces era inevitable enseñarles algo de sí misma. Pero tampoco quería que se acomodasen. Maldijo por lo bajo, de hecho alguna palabra mal sonante escapó de sus labios sin poder evitarlo, pero lo remedió pronto, volvió a mirar, ceñuda a Noriko, a la espera de los informes no escritos que se suponía iba a darle.
avatar
Izumi Kaori

Post : 584

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Amako Noriko el Miér Dic 29, 2010 10:23 am

Noriko entró en el despacho de su capitana, le daba un poco de vergüenza presentarse así, pero la misión que le había mandado era primordial, ya tendría tiempo de pasarse por el cuarto escuadrón. Sentía que tenía algo roto por dentro, y después del entrenamiento con Izumi no había tenido tiempo de curarse.

- Amako Noriko presente – hizo una reverencia – acabo de volver de lo que me encomendó.

Se sentó donde pudo encontrarse frente a Kaori taicho, entregándole los informes en mano, hizo una pausa, respiró profundamente, esperaba no olvidarse de nada de lo que había redactado en el informe. Al menos su trabajo estaba completo, al menos por ahora.

- Encontré el experimento de Shuyin Akira, teniente del doceavo escuadrón. Pero él también lo encontró, la situación … se volvió algo tensa. - hizo una pausa volviendo a coger aire – Akira hizo estallar el ave, yo momentos antes evacué la zona del rukongai e intenté hacer de escudo. Pero no paso nada...realmente grande.

Su mano pasó por su cabello echándoselo hacia atrás, estaba algo despeinada después de tanto trote. Miraba su manga, un fleco sobresalía y tiraba de él, rompiendo un poco más el traje, sin llegar a importarle el estado en el que estaba.

- Ah, se me olvidaba, intente traerme a Shuyin Akira por las buenas, pero salió huyendo cuando le mencioné que le iba a traer hasta aquí para que tuviésemos una charla.

Noriko miraba a los ojos a su capitana, quería saber la respuesta y si necesitaba algo más de ella, tampoco estaba segura de como iba a reaccionar, al menos no tenía ningún boken cerca para partirle más costillas.

Pudo notar como a veces fruncía un poco el ceño, parecía que estaba algo, ¿cansada?, ¿angustiada?, quizás estaba enojada. Pero en el estado en el que estaba, le daba igual recibir hasta un golpe de reiatsu por parte de la capitana del sexto escuadrón.

- Solo ordeneme si necesita algo más de este tema, u otro que tenga prioridad taicho – dijo inclinando su cuerpo como una reverencia.
avatar
Amako Noriko
Raso Gi
Raso Gi

Post : 482
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Shuyin Akira el Miér Dic 29, 2010 9:49 pm

El shinigami, aunque receloso, había ido siguiendo a la subordinadilla desde lejos, usando sus mejores técnicas de camuflaje ninja para que ésta no se percatase de su presencia.

Aún así, el Seireitei podía llegar a ser gratamente aburrido, ningún seto tras el que esconderse... De haber sido un poco más soso podrían servirlo con guarnición de una sopa de agua.
Torció el gesto.

La vió entrar en el sexto escuadrón, y, como curioso por naturaleza que era, se acercó tras ella, pidiendo paso a los guardias de la entrada.
Su cara se tornó inexpresiva para hablar con los shinigamis apostados en la entrada del escuadrón. Un lugar vigilado, como a él le gustaban...

"Vengo a dar parte de mi experimento pezqueñines..." Explicó a los shinigamis con una sonrísa, como si eso lo aclarase todo.

Le "permitieron pasar" a cambio de acompañarle en su "visita" al escuadrón, chicos listos. Él se había ganado una fama relativamente cuestionable (Por supuesto, todo eran falsedades y calumnias) Pero ya esperaba de antemano que unos chiquillos le hiciesen de "vigilantes-guarda espaldas" para asegurarse de donde metía sus narices Shuyin Akira, y sobre todo, en un escuadrón ajeno.

Fue rastreando a Norikito, cruzose antes con un chico que se movía con rapidez en dirección contraria,prisa quizás, por encontrar algo... Con bastante prisa diría el teniente.

Ah, se me olvidaba, intente traerme a Shuyin Akira por las buenas, pero salió huyendo cuando le mencioné que le iba a traer hasta aquí para que tuviésemos una charla.

Llevaba mucho tiempo deseand hacer eso...

"¡¡PROTESTO!!" Bramó Shuyin Akira asomándose a la habitación donde se encontraba la querida Norikito.

"No salí huyendo, es que su subordinada no quiso tener una alegre sesión de pilla-pilla, tiene que volverse menos estirada... ¿Qué os dan de beber aquí? ¿Colonia?..." Contestó con una sonrísa de oreja a oreja para Norikitito.

Posteriormente sus ojos se deslizaron hasta la Capitana del sexto escuadrón, había oído hablar de ella, aunque nunca había tenido oportunidad de tratarla como persona individual, volvió a cambiar su postura confiada, por una más formal. El cargo le era simplemente... No... Totalmente irrelevante.

Pero se encontraba en casa ajena, y eso "sí" era una imposición en el peculiar y excéntrico carácter del teniente del doceavo escuadrón.
En su casa, era dueño del gallinero, en casa ajena, mejor sería presentar sus respetos.

"Un placer conocerla... Izumi Kaori... ¿Verdad? Estoy aquí para... En primer lugar...Asegurarme de que la chica legaa felizmente aquí... Y en segundo lugar..." Su sonrísa se ensanchó algo más, si tuviera que dibujarse a sí mismo, lo haría como el "gato risón".

"...Para resolverle cualquier duda del experimento en cuestión..." Ya que estaba allí, mejor era tener algo que ofrecer, no conocía mitos sobre la paciencia, o el carácter de la Capitana del sexto escuadrón. Él no conocía el miedo, pero puede que "detectase" lo que podía llegar a significar (al menos a veces) la palabra "Prudencia." Así, que, si ambas chicas tenían que aguantarlo, y él, salir vivo de allí... Quizás debería controlar sus travesuras, y, de camino, dar alguna información que las crías deseasen.

Era... Relativamente justo.
avatar
Shuyin Akira
Desaparecido
Desaparecido

Post : 138
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Izumi Kaori el Lun Ene 03, 2011 8:05 am

La capitana Izumi escuchó la información de su subordinada en silencio, dejándola decir todo lo que se le ocurriese, a fin de cuentas, es lo que acababa de pedirle. Las noticias eran un tanto agridulces, si os tengo que ser sincera, aunque no había resultado nadie herido, aquel jueguecito podría haber salido caro, sobre todo para su escuadrón, que era el que se encargaba de mantenerlos a todos a salvo. Apretó los labios, haciendo una fea mueca de disgusto y levantó la vista de sus manos para fijarla en Noriko.
- Me estás diciendo que el teniente del doceavo escuadrón ha huido, ¿sin dar ningún tipo de explicación?- el entrecejo de la Dama de Hierro se frunció un poco más. Aquello era el colmo. Iba a tener que tomar cartas, personalmente, en el asunto.

Ese chico, Akira, estaba haciendo demasiadas cosas últimamente. Y las consecuencias no iban a quedarse en una simple reprimenda, no si era Kaori la que debía darla. Deshizo el cruce de sus blancas manos y fue a decir algo más, cuando precisamente el Rey de Roma hizo su aparición por la puerta. Aunque este hecho sorprendió a la joven esperó unos minutos, aguardando oír alguna explicación que no llegó. Aquel individuo era todavía más repulsivo y maleducado, quizás la palabra sea excéntrico, de lo que hubiera podido esperar. Quizás no fuera tan malo como Chiesa, pero no le resultaba simpático en lo más mínimo. Loa dedos de la Dama de Hierro crujieron con violencia cuando se dio cuenta que el discurso del teniente había terminado y le lanzó una sonrisa carente de simpatía o aprecio. Sus ojos se inyectaron en resentimiento.

- Izumi taichou para ti, teniente- masculló, sin poder evitarlo y golpeó la mesa con un puño. La abolladura que apareció en ella daba fe de que la fama de Kaori no era un cuento de viejas, su temperamento era una realidad tangible, así como su fuerza bruta- y antes de que empieces a contestar a mis preguntas- aunque la capitana tuviera cien de éstas, no entendía como aquel sujeto se podía creer tan importante- te diré que no te he dado permiso para entrar en la sala, de modo que no sé que demonios haces aquí y porqué hablas cuando no se te ha dado el turno- levantó la mano, por si al otro se le ocurría decir algo más y continuó- ¿por qué no has venido con Noriko cuándo te lo pidió? Podría considerarse un claro desacato, y no solo contra mí o el sexto escuadrón, sino con toda la Sociedad de las Almas. No me gustaría tener que arrestarte, no me apetece tener a mis chicos vigilándote todo el día, pero me lo estás poniendo francamente difícil, TENIENTE- paladeó la palabra, con los ojos convertidos en dos peligrosas rendijas- siéntate y si te apetece, podrían servirte un vaso de colonia de esos que ponemos aquí. Quizás te ayuda a concentrarte.

La chica sacó un pliego de papel y lo puso cerca de sus visitantes, así como los utensilios que se necesitaban para escribir. Se los pasó a Noriko por encima de la mesa y asintió. La joven de cabello rojizo era de las mejores haciendo informes, además, esto la tocaba muy de cerca y se merecía ser la que llevase, de un modo u otro, esta organización. La capitana prefería tener los ojos puestos en aquel muchacho. Sabía que era lo que él necesitaba, que le prestase su atención, así quizás diese más detalles. Y según como se comportase, ya veríamos como lo hacía ella. La paciencia no era una de sus cualidades que mejor definía a la muchacha. Akira estaba a punto de enterarse.
avatar
Izumi Kaori

Post : 584

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Amako Noriko el Mar Ene 04, 2011 5:05 am

¿Alegre sesión al pilla pilla? ¿Con quién creía que estaba hablando? Era un miembro del sexto escuadrón, no iba a perder su tiempo jugando a estúpidos juegos infantiles, tenía más cosas que atender, además, no quería dar una mala imagen de su escuadrón.

-Cuando te presentes a mi capitana, arrodíllate o al menos haz una reverencia. ¿Todos los de tu escuadrón tenéis tan malos modales? – dijo Noriko con voz un tanto brusca, casi masculina, muy seca y distante.

Sus ojos miraban por encima del hombro, su cara estaba totalmente cambiada, pocas veces se le había visto así, tenía la mirada llena de rabia, sus ojos estaban más abiertos, con su mirada clavada en los ojos de Shuyin Akira, muy desafiante. Se volvió para Izumi Kaori que le había pasado un papel, para que apuntase. Supuso que quería que ella hiciese de escriba, pues el informe se lo había recién entregado, además nunca se le olvidaban los detalles en los informes, siempre se encontraban perfectamente ordenados y detallados, como esperaba su capitana de ella. Aunque no eran su fuerte.

En aquel preciso instante entró el chico que recientemente había mandado la capitana a por té y a por nuevas vestimentas para la pelirroja, dejando este último en una silla cercana a Noriko y dejando la bandeja en la mesa, esperando otra orden de su capitana.

Miró de nuevo a Izumi Kaori taicho, esperando una respuesta, aunque ya sabía que es lo que debía hacer. Como todo lo que intentaba Noriko, su escritura era bastante buena, podía escribir tan rápido como escuchaba, y con letra clara y bien presentado, al menos es lo que había aprendido después de entregar tantos informes.

- Izumi Kaori taicho, en el momento que quiera puedo sacar al teniente Akira – dijo agachando la cabeza, como símbolo de respeto hacia su capitana.

También hablaría con la capitana cuando el “invitado” se haya marchado, al menos no entendía como los guardias del sexto escuadrón podrían haber dejado entrar a semejante individuo, aunque sea un teniente, al menos Noriko temía aún más los boken partidos en sus costillas que una simple riña o explosión por parte del teniente del doceavo escuadrón.
avatar
Amako Noriko
Raso Gi
Raso Gi

Post : 482
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Shuyin Akira el Mar Ene 04, 2011 6:33 am

Shuyin Akira cambió su mueca de payaso por un semblante serio, que se fue tornando en una sonrisilla de suficiencia que podría sacar de quicio a cualquiera, su mirada rebosaba desprecio, y de repente, observó las paredes como si se encontrase dentro de alguna pestilente trampa.

"...Lo siento "Izumi". No suelo salir de mi escuadrón, y allí, no tenemos títulos, solo ordenes, así que, se me hace un poco difícil recurrir a ese "apodo" que os entregan los de arriba, oh.. Las costumbres...Que haríamos sin ellas... ¿No...? Tai....tai... ¿mo? ¿Era taimo? Añadió haciendo un feo juego de palabras ante la palabra "Taicho" Estaba claro que el sujeto la recordaba en su perfección.

Posteriormente, con o sin permiso para hablar, contestó a las preguntas de la chica manteniendo aquella misma sonrísa. ¿No escuchaba las respuestas? ¿Para que formular las preguntas entonces?

"En primer lugar... Le diré que fui invitado por Norikito, fue ella la que me pidió que viniese a dar carta en este asunto, y por ello estoy aquí... Respecto al desacato... ¿Os representaba esa shinigami...? Vaya, veo que hacéis de todo algo tremendamente personal, no me extraña pues, vuestra fama.

Ignoró el comentario de Noriko, sin siquiera ladear la cabeza para escuchar sus palabras, ella había quedado, para él, y a todas luces, fuera de su juego, que había adquirido un nuevo nivel, no solo eso, accedió a tomar la silla que le ofreció Izumi-taicho, y con una sonrísa, se acomodó en ella para comenzar su relato, esta vez, fijando sí, su mirada en Noriko, pues ya que era la escriba, pensaba llenarla de mierda hasta encima.

"Bien capitana encargada de la seguridad del Seireitei y escriba... Escuchen... Era una cálida noche de verano... yo, ejerciendo MI función, pues, lamentablemente, no hay nadie al cargo del doceavo escuadrón actualmente, ejercía mi responsabilidad de investigador y transportaba, enjaulados... unas aves altamente peligrosas... Debo admitir que la carga era pesada, más mi empeño en la carga, era cuidadoso.

Fue entonces cuando ocurrió, un shinigami del onceavo escuadrón, y tras ello, uno del cuarto, y la suya, Norikito, del sexto, se unieron a mi como si aquello se tratase de algún tipo de paseo rutinario... Debo admitir que su shinigami se portó como una heroína, alarmándose ante el peligro que podían ocasionar las aves... Y la poca fiabilidad que me daba para transportarlas... Y la felicitaría...


Akira pronunció de mayor modo su sonrísa.

"De no haber sido ella la causante de todo esto... ¿No Norikito?..." Su mirada volvió hacia Izumi, y su pose se tensó.

"En un gesto de estúpida amabilidad, decidieron ayudarme a cargar esos peligrosos experimentos... Supongo que su escriba ya le habrá contado que, fue a ella la que se le cayeron las jaulas donde transportaba aquellas aves... y por lo tanto, ella les otorgó la libertad, dejándolas en libertad para causar dios sabe que estragos..."

Akira se llevó la mano al mentón, pensativo.

"¿No es eso un desacato al doceavo escuadrón?... Quizás debiese sacar del sueldo del sexto el coste del experimento, ya que debido a las "Manos de trapo" se han perdido, y ahora necesito nuevos ejemplares, y nuevo material... Además de las inmensas horas de trabajo que le dedique..." Explicó el shinigami en tono dramático.

"Por supuesto, el doceavo escuadrón se encarga de SUS problemas, fue por ello por lo que encontré hoy a su shinigami, ocupándose de mi labor... y enfrascada en la búsqueda del ave a la que ella misma había otorgado la libertad...Tras la captura... "Por mi parte" del experimento... La chica insistió en que la acompañase aquí, efectivamente... Para rellenar papeles..." Hizo un gesto con la mano restandole importancia al final.

"Yo ya tengo suficiente trabajo... Está el asunto de aquel cuerpo de capitán muerto, mis propios experimentos, papeleos, y el hecho de que, actualmente, no tengo un Capitán que lleve responsabilidades, todo recae en mi... Y por lo tanto, lo último que deseaba, era dar explicaciones de un shinigami del sexto escuadrón con manos de trapo que había dejado caer un experimento que, gracias a mi ingenio y perspicacia, al final sirvió para lo que había sido creado..." Sonrió de nuevo mirando a Noriko.

"Al menos así no os tocará pagarlo... ¿Eso es bueno...? ¿No?" Añadió con una sonrísa digna de alguien que no había roto un plato.

"Como muestra de "respeto".... O disculpas por entrar sin permiso en su despacho... Debo añadir que ahí os doy la razón, comparto vuestro punto de vista en cuanto a la entrada en hogar ajeno... Y me habría molestado enormemente lo mismo estando en su lugar... Le diré que los aves eran portadoras de reiatsu de Capitán... Por decirlo de algún modo, eran bombas de reiatsu, cuya utilidad es paralizar hollows menores, facilitando enormemente el trabajo de eliminación de los rasos al disiparse el efecto... Es cierto que puede causar algún daño... a personas heridas o en mal estado... Pero no lo habrían hecho, de no haberse escapado..." Shuyin concluyó su alegre relato.

"Necesita saber algo más, rompe-mesas taicho?" Comentó observando por primera vez el enorme socabón que la chica había dejado en la mesa al golpearla antes de empezar su discurso.
avatar
Shuyin Akira
Desaparecido
Desaparecido

Post : 138
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Izumi Kaori el Sáb Ene 15, 2011 1:57 am

[FDI: Por fin. Siento la tardanza.]

Si, definitivamente la corta mecha que era la paciencia de Kaori acababa de ser prendida y había llegado hasta el cabo, el fuego estaba a punto de desatarse y esta vez sentía que tenía todo el derecho del mundo para explotar. En un primer momento no ocurrió nada digno de ser remarcado. Aunque quienes de verdad conocen a la Dama de Hierro, podrían darse cuenta que aquel gesto, aquel estrechamiento de sus ojos oscuros, que era el principio de uno de sus conocidos ataques de furia. Quizás Noriko ya se hubiera percatado de que algo empezaba a estar fuera de lugar. Aún así la capitana continuó callada un poco más, sentada cómodamente. Sus ataques eran así, era como si nada cambiara, solo los ojos de la chica y la sonrisa taimada que se iba formando en sus labios. Era como si aceptase el juego que le proponían, como si fuera a permitirle a aquel idiota dirigirse a ella por su apellido o tratarla de aquel modo tan irrespetuoso, hasta que a él le diera la gana. Pero de pronto se produjo una alteración en el ambiente, como si la densidad hubiera cambiado de pronto. Pero en realidad no era eso lo que se había visto alterado, aquella densidad variable no provenía de la sala, aquella fuente de energía gigantesca salía de la capitana del Sexto Escuadrón, que dejó de sonreír entonces y se levantó, rápida como el pensamiento para colocarse detrás del teniente. Como si hablase con un amigo íntimo se acercó hasta su oreja y gritó, o más bien, rugió.

- ¡Sino sabes cómo dirigirte a los altos mandos sería mejor que te degradaran!- la mano en el hombro del muchacho hizo un poco más dura su presa, sin llegar a herir, pero dejando claro que no por nada era una de las capitanas más poderosas del Gotei- quizás podría ser un tema a tratar en la siguiente reunión de capitanes. Estoy segura que a más de uno le encantaría secundar mi moción- los ojos de la Dama de Hierro echaban fuego. Shiyuin – fukutaicho (ella si iba a mantener el protocolo, no era tan insolente) había cruzado una línea que hubiera sido mejor dejar en paz y tendría que tomar sus responsabilidades- eso por un lado y en segundo lugar, cuando estés en “mi casa”- estas dos palabras las paladeó, casi con sensualidad- acatarás las leyes de ésta. Lo cual significa que hablarás a mis subordinados con el respeto que se merecen. Si vuelves a dirigirte a alguno de nosotros de un modo inadecuado te meteré en una celda y discutiré tu comportamiento con el comandante, y mientras me da audiencia y hacemos trámites, si, esos de los que no quieres ni hablar, serán al menos 3 días, así que haz el favor de ser un poco más responsable de tus palabras. Creo que esta vez he sido clara. No me gustaría volver a repetirme. Y aunque el apodo de rompe-mesas me parece más que adecuado te aconsejaría que aprendieras a decir taichou. Creo que con lo elocuente que eres no te costará mucho aprenderte una sola palabra- por fin la mujer más dura del Seiretei dejó a su presa libre y recuperó su posición tras la mesa, que era lo que le correspondía.

- Hablando de rangos y actividades a realizar por los escuadrones… oh, perdona, TENIENTE, tú de eso no sabes nada, como los cargos y esas cosas no te importan…- no solía ser tan cínica, pero su vena de bruta había cogido esos derroteros. No soportaba a las personas como Akira, no era más que un mocoso con aires de grandeza que creía que por ser él debía ser tratado de forma especial, hasta por sus superiores. Y Kaori podía tener muchos defectos (boca de alcantarilla, demasiado orgullo, unos modales sacados de cualquier mal barrido del mundo humano…) pero era una persona justa y no por ser él, o más bien precisamente por serlo, iba a tratarlo de modo especial. Pensaba ponerle los puntos sobre las ies, como a cualquier teniente que insistiera en mostrarse tan bravucón- por eso te comento que el deber del Sexto Escuadrón es mantener el orden en el Seiretei. Entonces si que es nuestra misión- a continuación acercó la mano hasta el juego de té que habían traído y se sirvió una taza. Por alguna extraña razón habían traído todo un juego de tazas, de manera que sirvió dos más y les puso dos de ellas delante a Noriko y Akira respectivamente. La amenaza de encarcelar a Akira seguía en el aire, y si volvía a ser tan odioso como hasta el momento, os doy fe de que lo haría. Ser tan prepotente y cansino con las altas esferas es lo que tiene, que puede haber consecuencias. Y si Kaori está en el ajo, esas consecuencias seguramente sean cualquier cosa menos buenas.

Una vez la chica bebió su taza de té clavó los ojos en Noriko, que seguía escribiendo, aunque debo reconocer que ésta parecía algo tensa. La situación no era para menos. La ira de Izumi-taichou acababa de aparecer y aún se notaban sus estragos. No descarto que volviera a estallar, desde luego.
- Amako-san, ¿es cierto que fuiste tú la qué dejaste caer las aves de las qué habla el teniente Shuyin?
avatar
Izumi Kaori

Post : 584

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Amako Noriko el Sáb Ene 15, 2011 2:58 am

Noriko había notado el gesto de su capitana, cuando llevabas tiempo con ella podías apreciarlo con rapidez. Hubiese querido detener al teniente Akira, pero sabía que había probabilidades de que ella se llevase parte de aquella tromba de ataques no físicos.

Desde luego Shuyin estaba ganándose unos días en los calabozos, y más teniendo que depender de su capitana, que no era experta en paciencia, aunque a veces lo intentaba. Quizás ya se le había cogido cariño a esa faceta de la capitana, al menos por parte de Noriko y seguro que muchos de su escuadrón pensaban igual. Por su parte ella siempre quería avanzar, y su capitana le dejaba vía libre. Era amable, era comprensiva y además sabía escuchar, sabía ponerse en el lugar de sus subordinados. Además, Noriko exigía un duro entrenamiento, ¿qué mejor que tener una capitana exigente para poder llegar a ese nivel con mayor rapidez?.

Escuchó atentamente la conversación, sin decir ni una sola palabra, escribiendo tan solo lo que ambos decía, señalando con letras mas grandes cuando había un ascenso en el volumen. Por un momento deseó ver la cara de Akira, pero estaba demasiado ocupada en escribir todo lo que escuchaba. De vez en cuando, cuando Kaori hacia una pausa, Noriko aprovechaba para volver a remangarse las mangas de su keikogi.

En cualquier momento, Noriko estaría preparada para cualquier orden que le diera su capitana, ya sea encerrar a Akira, expulsarlo del escuadrón, o traer té.

Hasta que escuchó la pregunta de su capitana, un sudor frio recorrió parte de su frente, tragó saliva, no sabía cómo explicar aquel incidente, bien era cierto que iba demasiado cargada, y por aligerar peso lo colocó en su obi, que rápidamente se desabrochó dando libertad al pollo. Realmente aquella explosión había sido su culpa, y ella jamás echaría la bronca a otro shinigami. Aunque fue culpa de Akira el cargarle como una mula, ella debería habérselas colocado mejor. Pero no podía inculpar a otra persona de no tener suficiente fuerza, ni suficientes brazos, asumiría su culpa y aceptaría el castigo sin rechistar.

- Es cierto mi capitana, tenía demasiadas jaulas que cargar y tan solo dos brazos, siento que se me cayeran. Intente arreglarlo lo mejor que pude. Mis disculpas Kaori taicho

Y rápidamente cayó al suelo, más bien se abalanzó sobre este. Con una rodilla apoyada, la otra flexionada, un puño en el suelo y el otro en su pecho, pero jamás mirando hacia abajo.

- Aceptaré el castigo como es debido.

Sentía que había dejado mal a su capitana, que parecía que había llegado a defender a Noriko y que ahora ella misma se estaba echando a sí misma las culpas

- Mas siento interrumpirla – dijo sin mirarle fijamente a la cara, no quería ver si de nuevo tenía ese gesto en la cara, ese gesto que haría detonar una bomba.- Antes de que se me juzgue quiero juzgar a petición propia al teniente Akira. Ya que al igual que está prohibido pelearse en el seiretei o en el rukongai, también está prohibido pasear bombas o experimentos. Ya que si a él no se le hubiese ocurrido la genial idea de hacerlos explotar, nada de esto hubiese tenido que pasar.
avatar
Amako Noriko
Raso Gi
Raso Gi

Post : 482
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Shuyin Akira el Miér Ene 26, 2011 1:26 am

Ante el arranque de la Capitana, Shuyin Akira borró su estúpida sonrísa de suficiencia de la cara, mantuvo el semblante serio, no por que hubiese atendido a sus primeras palabras, si no por el contacto.
Estaba invadiendo su espacio vital, manchándolo, tendría que lavarse cuando llegara a su escuadrón, y eso no le agradaba en absoluto, pero era momento de cambiar las burlas, y tomar un tono diferente, uno, quizás, algo más esclarecedor para la amenazante capitana del sexto escuadrón.

"Creo que tiene problemas mucho mayores que el de proteger su orgullo como capitana Izumi-taichou... Sois los guardianes del Seireitei... ¿No? Y en las últimas semanas a aparecido el cuerpo de un viejo capitán sin vida aquí mismo... Un cuerpo que al final resultó ser solo una copia... Creo que lo último que "usted" necesita, es un nuevo problema, sobre todo si es buscada por vos misma."

Shuyin Akira se ajustó la ropa, y tocó la parte donde lo había agarrado la chica... Lo movió un poco, y un ruído plástico resonó en la estancia, totalmente antinatural.

"Probablemente, sí, muchos secundasen su idea, pero no tengo este cargo por simpatía, ni buenos modales, lo tengo por ser el mejor en lo mio... O, por lo menos, por que el "Mejor" está ahora muerto, y, desde luego, la única posibilidad de que los sistemas de defensa de este sitio sigan funcionando, es que yo, el aprendiz... Los mantenga en orden, creo que es comprensible.. ¿Verdad?" Explicó con un tono de voz neutro y carente de sentimiento.

"Si quiere meterme en una celda, haya usted señorita, está en total libertad de hacerlo, tiene el cargo, y sin duda, la fuerza... pero dígame... Supongo, que con toda su increíble habilidad, estará al tanto de..."el estado mental" de muchos de los partícipes del doceavo escuadrón ¿verdad?" Explicó con una sonrisa.

"Muchos no somos camaradas, ni mucho menos amigos, nos guiamos por simple genialidad... Y miedo... se respeta al superior por que se da por hecho que sabe más que tú, y de no ser así, y probarse... Los cambios se producen en cuestión de horas... Lo que quiero decir con esto, es que encerrarme a mi, será como coger una abeja importante en una mente colmena, los que están a mi cargo no tendrán a quien responder, y estos, no responderan ante sus inferiores, en conclusión, pararás todo el desarrollo e investigación shinigami del Seireitei, y dejarás a una panda de trastornados sin cuidado... Por que... ¿Qué?"

Preguntó Shuyin Akira alzando levemente los hombros.

"Le seré totalmente sincero... Ustedes, los "Capitanes" no me agradan, por lo que he podido ver, y, sinceramente, con todo mi respeto, son una panda de chicos con poderes antinaturalmente altos que se dedican a dar múltiples ordenes, puntualizando, muchas sin sentido... A un grupo de obreros de poder inferior, de los cuales, probablemente, regresen la mitad.... Oh, mientras ellos perecen a manos de los "bichitos" los capitanes, según tengo entendido, tienen tiempo para preocuparse de temas tan vanales como las relaciones sociales con otros Capitanes... El amor, la perversión, y el flirteo con miembros de escuadrones, mismo o ajenos... Para mi, los shinigamis somos guerreros, nuestra única amiga, la Zampakutoh, y nuestro destino, la guerra... No hacer vida social con otros "viste-de-blanco" para imaginar un posible final feliz como una familia noble."

Ciertamente Shuyin tenía oídos en todas partes, y los rumores de los "casanova" como Chiesa, habian llegado hasta él rápidamente, al igual que las miraditas de un Shioin con otra Capitana... ¿Quién sabe lo que la misma Izumi tendría? Shuyin Akira reprochaba todo aquello, que quedaba, totalmente, fuera de lugar.

"Como ya le he dicho, y "con todo el respeto que necesite usted"... Creo que tiene problemas y preocupaciones mucho más graves... como detalle, le diré que en Hueco mundo, probablemente carezcan de muchas de las normas morales que aquí tenemos... Eso hace que "Nosotros" perdamos, vayamos más despacio, no me quejo de eso, pero por favor, no me amenace con pegarle otro guantazo al "Seireitei" ¿Si?"

Shuyin Akira cruzó los brazos sobre el pecho, movió el hombro molesto, el gesto de la chica había desplazado uno de los muñecos, y desordenado el orden de su nuevo cuerpo, tendría que arreglar eso en el futuro... Ya...

"Así pues, estoy en su casa, Izumi-taichou ¿Necesita algo más de información de mi?" Dijo en un alarmante tono jovial que quedaba fuera de lugar tras aquel "desagradable" monólogo que había decidido continuar.

Pasó sus ojos a Noriko.

"No, no está prohibido pasear bombas por el Seireitei, por que, somos un ejército, y como tal, en cuanto sean funcionales y factibles, serán paseadas por shinigamis para mayor facilidad de su trabajo... Yo fabrico armas, no moralidad, lo que se haga con ellas no es asunto mio... Y no tengo espacio en mi escuadrón para la cría de gallinas, así que, sí, tengo que cogerlas de otro sitio...Y, de la misma manera, realizar experimentos para comprobar el ajuste, "Los pros" y los "contras" de mis experimentos... Quizás cuando algo más de responsabilidad "Intelectual" caiga sobre tí, en lugar de, simplemente, repartir espadazos a diestro o siniestro o escribir documentos, entiendas de lo que te hablo."

Cogió aire, y lo soltó con lentitud.

"¡Si no! ¡Te invito a pasear por el doceavo escuadrón para que los veas trabajar! ¡Te regalamos un caramelo si te paseas por allí un día y no ves caer muerto a alguien!"

El chiste resultaba cruel, pero verídico, las pruebas tenían fallos, y estos, consecuencias... Cada uno cargaba con las suyas.

Los del doceavo, y los que no.
avatar
Shuyin Akira
Desaparecido
Desaparecido

Post : 138
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Izumi Kaori el Lun Ene 31, 2011 10:21 am

Sin duda que los ojos de la capitana del Sexto Escuadrón se convirtieran en rendijas era algo que echaba para atrás, que hubiera aumentado su energía y que se hubiese acercado tan peligrosamente a alguien de un rango inferior, también era digno de tener en cuenta, pero lo que de verdad hacía saltar todas las alarmas a su alrededor era como sus delgados y níveos dedos envueltos en tela hubieran decidido rodear el mango de su querida Tsuki no Hanshakou. Le faltaban exactamente dos segundos (milésimas más o menos) para desatar toda la ira por la cual era famosa y de la que daban fe todas sus horas de entrenamiento intensivo a solas. Ya no solo eran los ataques de aquel científico egocéntrico o su manera harto estúpida de hablar y expresarse. Lo que le dolía a la Dama de Hierro y le hacía lanzar oleadas de ira en todas direcciones, era la verdad que encerraban aquellas palabras. Noriko había sido la que había dejado caer las jaulas. No podía creerlo, era algo que simplemente no deseaba escuchar. Aquella metedura de pata (debería analizar el contexto más tarde, pero de momento solo conocía lo que le decían) no hacía más que evidenciar que la chica aún no había madurado lo suficiente. Y a la mujer más inflexible del Seireitei, eso no podía más que decepcionarla. Había puesto sus esperanzas en aquella chica, pensaba hacerla su tercer oficial, pero con aquello (sobre lo que no mentía, por descontado) acababa de ensuciar su historial y el cargo tendría que esperar de momento. La mano enguantada de Izumi-taichou apretó aún poco más la empuñadura, hasta sus guantes sin dedos crujieron, pero decidió soltarla, porque tras las palabras de su subordinada llegaron las del teniente Shuyin y Kaori las pensaba escuchar en toda su plenitud.

Cuando aquel payaso (debo decir que esta chica no podía evitar usar esa clase de apelativos, era tan del Rukongai que era incapaz de obviar la verborrea de alcantarilla) contó todo lo que había venido a decir, porque en dos minutos iba a desaparecer de su casa, un extraño gesto maquinador, acompañado de una sonrisa siniestra aparecieron en el hermoso rostro de porcelana de la antigua teniente de Valeria Rin.
- Mira, tú- esta vez ella misma estaba perdiendo los papeles, una pena porque acabaría quedando como la loca que no era, por culpa de que un tenientillo de tres al cuarto fuera menos inteligente que una mosca endogámica, ella tuviera que sacar la peor parte de sí misma- los asuntos de un escuadrón que no es el tuyo deberían importante tanto o más como los rangos, aunque ahora que lo pienso, ¿tú no tienes uno, por qué no lo dejas, total, eres demasiado importante como para fijarte en esas cosas, verdad? Así no tendríamos que confiar en tus capacidades para defendernos, estaríamos todos mucho mejor, quizás algunos de tus compañeros del escuadrón estarían más interesados, estoy convencida de ello- la vena en el cuello de la hermosa dama empezaba a hincharse, y ponerla al límite no estaba bien, nada bien.

El siguiente tema que tocó Akira fue como una bofetada, porque aquel personajillo de mirada extraviada y aire de superioridad no tenía ni idea de los sacrificios que habían debido sobrellevar algunos de los capitanes para estar donde estaban, de cuanto la propia Kaori había sufrido en sus entrenamientos, en sus continuas peleas con Valeria y en lo estricta que era consigo misma para estar al nivel de los capitanes que habían sido educados en familias que les habían dado lo mejor. Ella había tenido que robar comida y pelearse todos los días. Si hubiera sido una persona capaz de llorar delante de subordinados lo estaría haciendo, pero en lugar de eso se echó hacía atrás en el sillón y comenzó a hablar con una voz mucho más pausada, casi resignada.
- Ojala fueran las cosas tan sencillas como tú las pintas, en serio- suspiró y unió ambas manos frente al rostro, apoyadas en la mesa baja- si todo fuera como tú lo ves, me verías sonreír sinceramente. Pero dudo que las sonrisas que te he presentado sean precisamente felices. No todos los capitanes somos niños con poderes apabullantes que simplemente quisieran un cargo y gracias a sus habilidades se los concedieran. Algunos de nosotros venimos de los barrios más miserables y hemos tenido que luchar para sobrevivir. Y una vez que entramos en la Academia tuvimos que hacer el triple que los chicos con recursos. Así que antes de dar una opinión científica podrías intentar investigar más, creía que los científicos hacíais eso- y por un momento se quedó callada. A la espera, pero lo que dijo el otro no fue, como cabía esperar, nada ingenioso, sino nuevos ataques basados en opiniones. Era lamentable que el inteligente capitán Kottouhin, hubiera elegido a Shuyin como futuro sucesor. No le veía ni pies de cabeza. Pero eso no entraba en su jurisdicción. Demasiado hacía no echándolo de cabeza a una celda. En el fondo estaba haciendo esfuerzos por no terminar de perderse por los pobres shinigamis del escuadrón que lideraba. Si aquel sitio tenía ya todas las pintas de ser un caos, no quería quitarles…eh…. Aquello. Le dejó hablar, meterse con Noriko y finalmente le clavó unos ojos oscuros y humeantes.
- Vete- le dijo al teniente de la división encargada- ya te llegará la citación para declarar cuando hayamos recogido todas las pruebas. Puedes irte, y la próxima vez pide audiencia. Noriko, acompáñale a la puerta, ya hablaremos después tú y yo- el rostro de la capitana, tan transparente como siempre, no pudo evitar que un rastro de decepción se trasluciese en sus rasgos. Y como si se encontrase sola, tomó un informe, uno de los que antes no miraba, y volvió a él.
avatar
Izumi Kaori

Post : 584

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Amako Noriko el Jue Feb 03, 2011 2:52 am

El ambiente se estaba cargando, de manera exponencial. Cualquiera que hubiese estado en aquella situación hubiese hecho lo mismo que Noriko… callarse, no moverse ni un ápice, tan solo para escribir con una caligrafía legible y alargada.

Bien era cierto que la joven pelirroja defendería a capa y espada a su capitana, y por suerte tenían la misma concepción de lo que era la justicia. Esperaba no tener que llevarle nunca la contraria, aunque ella tenía dos dedos de frente, a Noriko no le haría falta tener que negarle a Izumi taicho.
Bien era cierto que Akira era un hombre… ¿o más bien niño? Muy joven, más joven que incluso Noriko, una simple rasa del sexto escuadrón, y sin embargo allí estaba él, de teniente, seguramente optaría a puesto de capitán. Y aunque no era algo que a ella le importase, el no ser teniente del sexto escuadrón, si sentía celos, pero no por el rango. Si tenía el puesto de teniente…aquel joven… seguramente es porque sería mucho más fuerte que ella. Y aquello le enojaba. Si Akira tenía poder pudo haber destrozado el rukongai, o al menos haber hecho grandes daños…y ella no habría podido hacer nada. Ahí quedaba reflejado que tanto esfuerzo no era suficiente, y tenía que entrenar más, o al menos que le cundiera mejor.

El crujido de la mano de su capitana le hizo saber que estaba cabreada, muy enojada. Pero estaba en todo su derecho, y aceptaría su duro castigo. Como ya pensó antes, era imposible para una joven con esa constitución cargar tres enormes jaulas con pollos revoloteando en ellas. Y era inevitable que se le callera alguna, con tan mala pata que la jaula se abrió. Sin embargo el pollo no explotó por su culpa, si no por la de Akira. Pero eso no era escusa, le habían preguntado si a ella se le había escapado el ave, no si ella era la culpable de la explosión. Además no iba a pasarse el resto del día exculpándose y culpando al teniente del 12º escuadrón, era tontería, todo aquello era una cadena. Si él no le hubiese dado las jaulas, a ella no se le habrían caído, el pollo no habría escapado, y Akira no hubiese matado a los dos pollos explosivos.

Noriko tomó a Shuyin Akira por el brazo derecho, un leve empujón a este para que le acompañara.

- Acompáñeme teniente.

Noriko le guió hasta la salida de su escuadrón, sin mencionar ni una sola palabra, ni intercambiar gestos ni palabras con él. Tan solo un leve suspiro de resignación.

Cuando estaban en aquella puerta, salida del escuadrón, pasando por los pasillos tan limpios y tan luminosos de aquel escuadrón. Sin ningún ruido, solo el de los pasos, tanto el de ella como el de algunos compañeros suyos. Y aun no había cogido el nuevo uniforme, después de todo esto iba a tener que ir al escuadrón cuarto, no iba a sobrevivir de aquel día.

- Ya estamos fuera, ahora por favor no vuelva al despacho de mi capitana a menos que tenga una cita con ella por adelantado

Se giró sobre sus pasos y con un leve gesto hacia los guardia les ordeno prohibirle la entrada a Shuyin Akira. Cerró la puerta de su escuadrón y paso a paso regresó al escuadrón de Izumi Kaori, con la cabeza agachada mirando los pasos pequeños que daba.

Llamó de nuevo a la puerta esperando la contestación, alzó su cabeza, no quería dar una imagen de sumisión, ni tampoco mostrar sus sentimientos, no tenía miedo, ni tampoco estaba triste, simplemente le inquietaba qué iba a suceder con ella.

- Izumi Kaori taicho. Soy Noriko, ya estoy devuelta.
avatar
Amako Noriko
Raso Gi
Raso Gi

Post : 482
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Shuyin Akira el Mar Feb 22, 2011 12:56 am

Shuyin Akira empezaba a darse cuenta de que aquella, era conversación entre evoluciones diferentes... Una conversación que jamás le llevaría a nada, debido a la ceguera y cabezonería de todas las partes de la conversación.

"Créame, mi particularidad o excentricimo no nubla mi juicio... aunque sí, abandonaría mi puesto de no haberle prometido algo a alguien... Aunque he de admitir que éste trae algunas...Ventajas." Comentó pensativo.

Ante la acusación de la falta de investigación, Shuyin ladeó la cabeza, curioso. ¿Acaso aquella chica era la gota fuera del vaso? ¿La excepción que confirmaba la regla?

"Sin embargo tenemos a los Shijojín esos... Y a Chiesa... que sí que me respaldan la teoría..." Murmuró pensativo.

Se despidió de la Capitana con un gesto de cabeza, cuando esta lo despidió con un gesto, y "acompañó" tranquilamente a Noriko, hasta la entrada del escuadrón, donde escuchó sus palabras.

"Sin embargo... Tu me invitaste a venir, Norikito." Comentó con tono burlón y una sonrísa en los labios.

No le daría el placer de tener tiempo para contestar, con un gesto...Desapareció de allí, su habilidad con el Shumpo era bastante buena... Y la chica tenía que volver, sabía, que no lo seguiría.
avatar
Shuyin Akira
Desaparecido
Desaparecido

Post : 138
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Izumi Kaori el Miér Mar 02, 2011 12:24 am

Aquella conversación la había dejado más que extenuada, estaba realmente hecha polvo. Los payasos no se le daban bien, y para colmo de males, esa estúpida intromisión no había hecho más que acrecentar aún más la cantidad de trabajo que ya tenía acumulado.¡Maldita fuera su suerte! Se frotó los ojos, con hastío y apenas escuchó las tonterías finales que decía el capitán Shuyin. Algo relacionado con algunos capitanes a los que no tenía en gran estima y cosas de ese estilo que no tenía interés en oír. Y de sus capacidades, o eso pensaba la capitana, pero prefirió no hacer nada al respecto. Ya estaba cansada de aquella conversación. Tenía más problemas de los que podía soportar y decidió ignorar las últimas palabras del teniente. Le despidió con la mano y se quedó sola, Noriko debía llevarle a las puertas de la división y eso le daba un margen de tiempo para pensar en que decirle a su subordinada a la vuelta. No sabía exactamente como habían ocurrido las cosas en la famosa misión de los Pitapollos, pero no podía dejar en el aire, el hecho de que fuese precisamente ella la que tirase las jaulas con los peligrosos animales en su interior. Estaba confusa, y ¿por qué no decirlo? También decepcionada. Quería hacer de la chica su tercer oficial y poco a poco, ver hasta donde llegaba. Pero, dadas las circunstancias y teniendo en cuenta que ella misma había cometido el error, no podía cometer la incoherencia de ofrecérselo. Tendría que volver a ganárselo. Y eso tampoco la hacía gracia a Kaori. Porque pese a aquel desagradable incidente, la chica se merecía el puesto más que nadie.

Entonces oyó precisamente la voz de la chica en la que estaba pensando, al otro lado de la puerta. Apretó la máscara de hierro a sus goznes y le hizo pasar con una voz. Cuando la vio aparecer, se le torció el gesto, y le ofreció asiento frente a ella, en la mesa de audiencias. Lo que había tenía que aguantar esa mesa... Aún se veía la abolladura donde la joven había incrustado su puño en un ataque de ira. Le daba pena haber hecho eso con la mesa que había sido de Valeria taichou, pero no había podido evitar perder el control. Akira había sido de sacarla de quicio a unos niveles, que creía exclusivos del idiota de Chiesa. Levantó la vista hacia Nori-chan, y negó con la cabeza, ¿cómo se supone qué iba a castigarla? Estaba convencida que había sido Akira quien le había dado la orden, pero lo único que tenía ahora en las manos eran las palabras de Noriko. Había sido ella quien había dejado caer a los animales. Suspiró y junto las manos, frente a la boca. Sus codos cayeron en la mesa.

- ¿Sabes, Nori-chan?- empezó, con voz suave- quería que fueras mi tercer oficial. Me pediste ser mi teniente, pero sigo un protocolo entre mis subordinados. Tenéis que ir paso a paso. Pero teniendo en cuenta los últimos sucesos, no tengo ni idea de cómo podría justificar tu ascenso. Me parece que vamos a tener que esperar- y aunque su rostro de altivez no lo demostrase, la Dama de Hierro sufría mucho con esta decisión. No veía a nadie más capaz que Noriko para encargarse de las tareas que pensaba encomendarle. No quería pensar en ello, lo mejor iba a ser continuar con el dichoso tema de los pitapollos. Se restregó el rostro, para dejar ir el cansancio que acumulaba (sin resultados) y habló con la chica- Noriko, necesito saber todos los detalles de lo que ocurrió con los bichos esos. Tú cogiste la jaula, de acuerdo. Pero, ¿por qué lo hiciste?, cuéntamelo todo. Esta vez pienso llegar al fondo de esto.
avatar
Izumi Kaori

Post : 584

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Amako Noriko el Miér Mar 02, 2011 8:22 am

Noriko se sentó allí donde su capitana le había mostrado, se sentó mirándole directamente a los ojos, pero no con aires desafiantes, si no con calma, unos ojos que mostraban culpa y que sabía que fue ella quien lo había estropeado todo.

- Lo siento mucho capitana – dijo con una reverencia – Aceptaré el castigo que vea oportuno. Es normal que ahora rechace el subirme de rango… lo entiendo, aunque quería que supiera que creo que haría un buen trabajo…solo eso…

Se veía a la capitana dolida, quizás decepcionada era más la palabra y aquello le dolía a Noriko casi más que a su capitana, después de todo, las heridas sentimentales, como la decepción, es una herida que se va cerrando más lentamente que las físicas.

- Verá capitana, el teniente Shuyin Akira-san estaba llevando aquellas aves para un experimento, yo supuse que solo las estaba trasladando al laboratorio para experimentar con ellas allí. Cuando las tenía sobre mí, dentro de una jaula, advirtió que eran explosivas, dos las llevaba yo, una en cada brazo, la última… quise llevarla yo por seguridad ya que el shinigami raso parecía muy pequeño para el trabajo y el teniente Aoki estaba más ocupado en flirtear. Aun así intenté llevarlos lo mejor que pude cuando uno se escapó – hizo una pausa – Aoki y yo fuimos a buscar y trajimos todos los pollos que encontramos, Shuyin Akira hizo explotar a uno que llevaba para que su otro experimento, dentro de aquel corral que habíamos traído, saliese como si fuese un culpable de un crimen. El caso es que como no lo encontramos lo hizo estallar…llevándose uno a su laboratorio y el otro perdido por el Sereitei. Es cierto que las jaulas eran demasiado para mi, cosa que me obligó a llevar dos de ellas, pero pensé que tendría la suficiente fuerza para poder cumplir el encargo. Pero no creo que el teniente deba salir impune por trabajar con experimentos en un lugar lleno de gente. E incluso llegué a poner mi cuerpo como escudo ante tal situación.

Hizo de nuevo otra reverencia mientras susurraba “lo siento”.
avatar
Amako Noriko
Raso Gi
Raso Gi

Post : 482
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Izumi Kaori el Jue Mayo 19, 2011 3:22 am

[FDI: Me han dicho que estás de exámenes, así que vamos a ir cerrando esto]

Ya había tenido más que suficiente. Tanto del capitán Akira como de su querida Nori-chan. Su paciencia empezaba a llegar al punto en el que se volvía totalmente inexistente. Y las razones para el malestar con ellos, eran bien distintas entre sí. El futuro capitán del duodécimo escuadrón había sido capaz de sacar lo peor de la Dama de Hierro, la había hecho rozar el límite, sacar la furia por la que era famosa en el Seiretei. Al menos esta vez no había roto nada, simplemente había abollado la mesa un poco. Suspiró, como dando a entender, si es que la mesa podía escuchar algo, que lo sentía mucho y la tocó, recordando el absurdo enfrentamiento verbal que había tenido con ese demente con aires de grandeza. A continuación, sus ojos se posaron en la shinigami frente a ella. Acababa de pedir disculpas y había vuelto a explicarle todo desde el principio, aunque no le hubiera convencido del todo. Muchas veces esos gestos servían para suavizar a la bruta de la capitana, pero no esta vez. En aquella situación era incapaz de quitarse de la cabeza todo lo demás. Entrelazó los dedos frente a su rostro de porcelana y lo ocultó por unos segundos. Necesitaba estar sola, era una necesidad básica, pero también precisaba unos momentos para hacérselo saber a Noriko con la mezcla perfecta de dureza y educación. Desencanto, frustración y decepción era lo que sentía, por ello el tiempo de espera. No quería correrla, directamente, del despacho.

Cuando alzó los ojos (oscuros por la preocupación y el desaliento) por encima de sus manos enguantadas, sus ojos mostraban cierta tristeza, un toque de furia y algo más.
- Quiero que te marches- ordenó, volviéndose hasta la ventana y sin darle opción a contestar- estoy muy decepcionada contigo- era una verdad tan contundente que hasta dolía decirla (y me imagino que mucho más escucharla) pero teniendo en cuenta su historial destructivo, demasiado suave estaba siendo- y ahora necesito estar sola- era cierto, se sentía con ganas de volver a golpear la mesa y de partirla en mil pedazos con toda la brutalidad que ello conllevaba, le gustaba esa mesa. Apretó la mano, con el consiguiente y esperado crujido de su guante, y la mandíbula también se tensó. Ya no dijo nada más, porque sabía que Noriko iba a seguir excusándose hasta el final de los días (lo que le acababa de contar le sonaba más a eso que a realidad) y no tenía tanto tiempo. El trabajo no iba a hacerse solo.
avatar
Izumi Kaori

Post : 584

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mision pitapollos...¿completada?

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.