Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Muy buenas!
Jue Abr 30, 2015 3:40 am por Kenta

» Ethernia Ehlysea {Afiliación Élite}
Dom Mayo 25, 2014 7:56 am por Invitado

» Foro RPG Naruto (Élite) (caida de botones)
Dom Mayo 25, 2014 6:04 am por Invitado

» holau gente ^^
Lun Mayo 12, 2014 6:03 am por taider kend

» Foro RPG Naruto (Élite)
Sáb Mayo 03, 2014 7:20 am por Invitado

» School of devil way [Elite]
Dom Mar 23, 2014 7:39 am por Invitado

» Attack On Titan ;; Reapertura [Cambio de Botón - Normal.]
Mar Ene 14, 2014 1:09 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Dom Dic 08, 2013 3:51 pm por Invitado

» I Want Candy! {Invitación}
Lun Nov 11, 2013 9:54 am por Invitado

» Homines Hortum || Élite [Yaoi]
Dom Oct 20, 2013 2:42 pm por Invitado

Miembros del Staff
Bleach Legend StoryDarkest Night: El foro de rol de DC Comics Never AfterHeart BlackBleach: Shadow Of SeireiteiCity of HorrorKikanKikan Sword Art Online (SAO)Mariollette Empire ~ ROLTrono de Poniente Nova Orbis











Recordatorio: El tamaño de los botones deberá ser obligatoriamente de 40x40
Shiki Topsite! Sekai Anime Top List  Kuroi Bara Lista Top  Lista Top Onigroup ROLTop4Us BRA Topsite Roleplay Monster
Este skin ha sido diseñado por Deimos y modificado por el Staff de Souls&Swords por lo que la copia o distribución de los códigos está prohibida. El código de algunas descripciones pertenece a Remember. Agradecimientos a Haru por compartir el código de la portada con nosotros.




Luna de Acero ~ [Entrenamiento] ~ {Reservado}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Luna de Acero ~ [Entrenamiento] ~ {Reservado}

Mensaje por Kawasumi Hotaru el Sáb Nov 20, 2010 1:43 pm

El Seireitei nunca dormía. Ni siquiera cuando la noche se hacía dueña del cielo, las calles eran sólo recorridas por el viento y la mayoría de los shinigamis se retiraban a sus dormitorios. Ni siquiera entonces, cuando la luna brillaba en lo más alto, dejaban de escucharse los ecos lejanos de pasos, las voces susurrantes de aquellos que hacían guardia y los murmullos de los que se escurrían de los cuarteles para ir a trasnochar al Rukongai.

Hotaru no lograba conciliar el sueño. A través de la ventana abierta, el resplandor de las estrellas se colaba en el interior de la habitación en penumbra, donde la silueta de las camas y los cuerpos que escondían se recortaba, las pilas de uniformes bien doblados, las armas descansando en un rincón. La mujer abrazaba sus piernas flexionadas, con los ojos entrecerrados, acariciándose el cabello. "Estoy perdiendo el tiempo", pensaba, estremecida por un repentino soplo de aire que trajo consigo el perfume de un jardín muy próximo.
Allí, en la oscuridad, había algo que la mantenía despierta.

Suspiró y se tumbó bocarriba para mirar por la ventana, dejando que sus ojos se perdieran en los astros de luz lechosa y el tenebroso lienzo del firmamento nocturno. Así pasaría el tiempo hasta perder todo sentido, y entonces podría...

"Hotaru"

Dio media vuelta en el futón, lentamente, quedando con las manos sobre la almohada y la barbilla apoyada en ella. La visión del espíritu de su zanpakutoh se acuclilló para no tener que observarla desde tan arriba. La camisa blanca del jovencito se había desabrochado un poco y una porción del pecho pálido -la luna parecía arrancar un asomo de luz de su piel- se mostró por un momento. "Qué molesto eres" le transmitió sin tener que hablar, consciente de la sombra preocupada en los ojos grises.

"Eres tú la que no deja de pensar en ello. Sabes que a mí esas cosas no me importan". Parpadeó, explorando la mente de la shinigami, no sin reservas. En su voz hubo una nota de reproche "Tú no confías en nadie".

La mujer se encogió de hombros, paladeando esa verdad amarga. "No es ningún secreto".
El kitsune pensó un momento qué decir, luego negó con suavidad. "Claro". Tras un rato de silencio, Shiroibi se puso en pie. Hotaru alzó la cabeza y lo miró de nuevo; el zorro se comportaba de un modo extraño. No solía ser tan serio.

"Vamos, vístete. El único modo de despejar la mente que conoces es blandiendo una espada, ¿no? Si tienes suerte habrá alguien despierto a quien retar en los campos de entrenamiento".


La shinigami se estaba desenredando el cabello con los dedos, aún húmedo. Había entrenado cerca de hora y media y se encontraba haciendo un pequeño alto para descansar. Agarrando el odre de agua que había utilizado para refrescarse, ahora vacío, fue hasta la piedra en la que había dejado recostada la odachi y recuperó el arma. Se había oligado a sí misma a comprender a su zampakutoh, pero eran tan distintos... "¿Cómo voy a dejar de perder el tiempo si no soy capaz de controlar a este mocoso?".
Sólo se escuchaba el particular canto de los grillos cuando tomó a Shiroibi por la saya con la mano izquierda, llevando el sable a este lado de su cintura y, con gran rapidez, la desenvainó con la diestra puesta en la empuñadura. El filo devolvió el brillo de los faroles de papel de arroz.

-Lástima que no haya nadie a quien puedas cortar esta noche. Son tan pocas las veces que te prestas a luchar que cualquiera podría sentirse afortunado de que lo hicieras.

---
[Off rol]: Lamento si el post no es muy bueno x_xu A estas horas no soy persona.
Sé bueno conmigo, es mi primera vez en los topic de lucha... xD


avatar
Kawasumi Hotaru
Teniente Rei
Teniente Rei

Post : 1085
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de Acero ~ [Entrenamiento] ~ {Reservado}

Mensaje por Kuchiki Washiru el Lun Nov 22, 2010 10:50 am

El teniente del 9º escuadrón tampoco había podido dormir aquella noche. Quizás la responsabilidad del cargo le podía demasiado o el tener mil cosas en la cabeza, todos los asuntos del escuadrón por resolver que no lo había podido hacer en ese mismo día y que había tenido que dejar pendiente para mañana, donde se acumularía con el trabajo nuevo que entraba, o al que no se le encontraría cabida o solución.

Quizás tener responsabilidades sin nadie que guiara o que diera directrices, que tuviera que dirigir todo él, no era lo que mejor se le daba. Pero había hecho un juramento y debía de dar su mejor esfuerzo, su mayor fuerza para que todo resultara como debía de ser, para que anduviera lo mejor posible.

Mas, en las noches en las que el brillo de la luna llena todavía era lo suficientemente luminoso para no dejar conciliar el sueño con tranquilidad, a Washiru todavía le costaba demasiado dejarse sumir en un profundo sueño y sus pensamientos iban rondando su cabeza de un lado para otro, rebotando los problemas sin cesar en su cabeza.

Así que ahora se encontraba meditando, intentando evadir de todo aquello que no dejaba que su mente alcanzara la paz. Debía de tener la mente clara para poder alcanzar un estado que no se viera alterado por los problemas, en el que no tirara por la opción fácil al enfrentarse a los problemas, sino hacerlo por el correcto.

Para ello, se encontraba en un profundo estado de meditación. Con su cuerpo sentado con los pies recogidos y la zanpakutoh en sus rodillas, en la postura normal para que se realizara el método conocido como Jinzen para hablar con la zanpakutoh de una manera más profunda y directa.

Así que allí se encontraba, en un amplio bosque de bambú en el que estaban empezando a caer los primeros copos de nieve de una nevada que se suponía copiosa. Y delante suya, un gran lobo blanco que le miraba con furia contenida.

- ¿Que demonios estás haciendo aquí? - Le preguntó el animal de unas obvias malas maneras nada más ver aparecer al shinigami.
Mientras, Washiru se tomaba su tiempo para responder, pues primero se dedicó a observar el aspecto del lobuno, pues aunque mostraba los dientes, me mantenía quieto en su sitio, siendo más una medida de presión antes que el previo de un ataque.

- Tan solo algo de consejo. Las cosas están difíciles últimamente. - La voz del shinigami era firme, a pesar de que solicitaba una petición, más que exigir. Sabía que Fuyuokami era participativo, pero igualmente, si se le obligaba a algo seguramente no cedería en su empeño de no hacerlo.

- Las cosas son difíciles porque no haces las cosas que deberías. Eres un guerrero, un luchador, no una secretaria ni una rata de biblioteca que debe pasarse horas entre papeles. Eres noble, si querías eso, podías haberte quedado en tu casa organizando tus capitales en vez de venir aqui a demostrar lo que vales. - Respondía como si estuviera hablando a ladridos, algo tampoco tan alejado de lo que puede hacer un lobo. Mientras, Washiru seguía manteniéndole la mirada. Deseaba bajarla, acatar las ideas de Fuyuokami, pero ante él no debía de mostrar ningún tipo de sumisión o debilidad. Si no, sería él el primero que lo desgarraría. - Debes mostrar lo que eres todo lo que eres capaz, a ver si es más que estar todo el día haciendo burocracia. Ahora es el momento de hacerlo, alguien viene y parece que con ganas de pelea.

- ¿Alguien? - Washiru se mostró sorprendido ante las palabras del lobo, dejando que su rostro mostrara por primera vez en la conversación lo que estaba pensando - ¿Pero como puedes saber algo así si estamos en el mundo espiritual?

- Soy un lobo, ¿recuerdas? - Fue lo último que se escuchó antes de que el animal se perdiera entre el bosque, que ya adquiría el tono blanco propio de la nieve que se estaba acumulando en él.

Tras abrir los ojos, Washiru pudo ver como una shinigami desenvainaba su arma, como predispuesta a participar en una pelea, o por lo menos, con unas claras ganas de moverse y atacar, aunque ya no sabía con que intención, si matar o entrenarse.

El teniente se levantó y se dirigió hacia ella, todavía con la espada desenvainada.

- ¿Que anda buscando por aquí a estas horas, joven? - La pregunta era seria y autoritaria, pero la verdad es que Washiru empezaba a tener curiosidad.


[Tampoco soy muy dado a los post de lucha, así que también ten paciencia conmigo xD]
avatar
Kuchiki Washiru
Oficial Gi
Oficial Gi

Post : 116
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de Acero ~ [Entrenamiento] ~ {Reservado}

Mensaje por Kawasumi Hotaru el Lun Nov 22, 2010 3:21 pm


Al escuchar la voz desconocida se volvió apresuradamente, pillada por sorpresa, pues se creía sola. Las palabras del hombre habían sonado severas y seguras, casi a reprimenda, pero no parecía que fuera a atacarla. "¿Y éste?".
Con una expresión interesada, le contempló exhaustivamente, mirándole de arriba a bajo como el que analiza la calidad de una armadura de combate. El lugar se había sumido en un completo silencio, tanto que los grillos habían enmudecido y Hotaru podía oír cómo la brisa le zarandeaba las orejas. Su escrutinio se detuvo en el arma que portaba el hombre.
Caminó pausadamente hacia él, arañando el suelo de tierra con la afilada punta de la odachi, que iba arrastrando a su espalda. Se detuvo cuando los separaba poco más de un metro.

-Pues parece que a tí- respondió al fin, levantando la cabeza de forma que su mirada, su altiva mirada, podía atrapar a la de aquel shinigami. Debía reconocer que imponían aquellos ojos tan implacables como el acero, pero haría falta algo más que un poco de frialdad para acobardarla. "¿Será un buen adversario?" El vértigo de un posible e inminente derramamiento de sangre le recorrió las extremidades. -¿Qué hay de la tuya?- preguntó a su vez, comenzando a andar muy lentamente alrededor de él, buscando expresamente que se sintiera amenazado -¿Encuentras en mí lo que andabas buscando?

De improviso, blandiendo su espada con ambas manos, se lanzó en un embate predecible y fácil de esquivar, con la única intención de poner a prueba los nervios del hombre. Antes de que contraatacara, retrocedió de un pequeño salto, alejándose de él, con los labios fruncidos en una sonrisa depredadora. Le observaba fijamente, con los ojos refulgiendo de deleite.

-Parece que ninguno puede dormir, ¿verdad? Se me ocurre algo. Ya que dudo que tú hayas venido aquí sólo a que te pegue el aire, ¿por qué no olvidamos nuestras preocupaciones y nos dedicamos a lo que se nos da bien? Porque sabrás usar esa espada, ¿no? En caso contrario, creo que tienes un pequeño problema...

Rió sin despegar los labios, llena de apetito y resolución. Aquel tipo parecía muy fuerte, y por una vez Shiroibi no se opondría al enfrentamiento. Una noche prometedora, sin duda.

-Me gustaría saber contra quién me enfrento. Yo soy Hotaru Kawasumi, del Tercer Escuadrón. Es muy posible que pierdas, pero no te mortifiques; no serás ni el primero ni el último...



avatar
Kawasumi Hotaru
Teniente Rei
Teniente Rei

Post : 1085
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de Acero ~ [Entrenamiento] ~ {Reservado}

Mensaje por Kuchiki Washiru el Mar Ene 04, 2011 8:17 am

Washiru se quedó quieto observando con un preciso detenimiento la inmovilidad de aquella chica. Tras el requerimiento, más que una pregunta, del teniente, el ambiente se había quedado pausado en aquella extraña situación, donde los ojos del Kuchiki se quedaban quietos en la chica, observando su rostro y su mirada, y los de ella, sin embargo, hacían un recorrido más extenso, más exhaustivo, por el cuerpo de Washiru, bien por cuestiones de información de combate o porque, casualmente, el joven noble le resultara atractivo físicamente.

Tan solo los cabellos de ambos y los extremos más holgados de los trajes de shinigami eran los que se movían cuando el viento empezaba a ulular entre los sauces que rodeaban aquella arena de entrenamiento. Las miradas seguían manteniéndose fijas, el uno en el otro y viceversa. Con tal grado de concentración y de observación en los movimientos del contrario, aquel lento y básico movimiento de la shinigami fue predecible y excesivamente fácil de esquivar, para lo que el teniente, en vez de utilizar la espada que ya tenía desenvainada, tan solo utilizó un paso diagonal hacia atrás.

Si acaso aquella chica de pelo blanco quería una pelea, con aquellas aptitudes lo iba a tener realmente complicado para encontrar un rival a su básico nivel de pelea, aunque más bien parecía que aquel golpe tan solo era una llamada de atención, un cebo puesto para que Washiru respondiera a aquella caña que había dispuesto. No en vano, se encontraban en un área de entrenamiento.


La respuesta de la shinigami rasa le dejó sin posibilidad de dudar de las intenciones de ésta. Y por desgracia para el ego del teniente, no era su atractivo físico, posibilidad que se le había pasado por la cabeza anterormente, sino unas tremendas ganas de batallar.

Además, sus respuestas, sus palabras, iban directas a Washiru, provocándole para que entrara en acción. Realmente parecía del tipo de shinigamis que buscaba la diversión inmediata y se metía en peleas de las que, a lo mejor luego, no podía salir, justo la conducta irresponsable e inmadura que solía reprochar el teniente. Pero realmente venía muy adecuada a las palabras que había cruzado con el espíritu de su zanpakutoh. Posiblemente se había convertido más en teniente que en shinigami, dejándose llevar por las responsabilidades, pero para lo que se había metido allí era para pelear, para cruzar espadas con los demás y demostrar a los demás que el apellido Kuchiki no estaba allí por beneplácito de ninguna cámara ni era el capricho de un aburrido niño rico.

Aunque el placer se le subía por el cuerpo hasta llegar al cuello, haciéndole querer esbozar una sonrisa con todas sus ganas, debía mantener la compostura, así que levantando su arma y apuntándola en dirección a la chica, se presentó.

-Soy Kuchiki Washiru, teniente del 9º escuadrón del Gotei 13. – Por si todavía quieres arrepentirte de tu actitud, pensó para sus adentros. El declarar que era un teniente podía hacer huir a los cobardes, débiles cobardes, quienes no osarían dirigir su espada contra alguien que tuviera un rango superior. El declarar que era un Kuchiki podría hacer retroceder a aquellos que realmente pensaban que los nobles disponían de carta blanca en el Gotei 13, cuando en la realidad, la situación era muy distinta y las reacciones de la Cámara de los 46 a los abusos sufridos por algunos nobles en el Gotei, aunque beneficiosas, solían llegar demasiado tarde para los perjudicados.
Y verdaderamente, él quería que ella no fuera de ninguno de esos tipos. A punto estuvo de callarse, de omitir información en su presentación. Pero quería que su contrincante mereciera ese nombre. Si su mejor golpe era lo que podía hacer en aquel golpe inicial, si su voluntad se rompía con el viento de sus palabras, entonces no merecería la pena.

La única manera para comprobarlo, era atacando, así que, con un tajo vertical, desde su posición en el inferior derecho hasta acabar en la parte superior izquierda del ataque de Washiru, intentando imprimirle velocidad a aquel movimiento tan amplio, era su pequeño examen para ver la calidad de la que disponía aquella chica, si realmente merecía la pena estar la noche sin dormir.
avatar
Kuchiki Washiru
Oficial Gi
Oficial Gi

Post : 116
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de Acero ~ [Entrenamiento] ~ {Reservado}

Mensaje por Kawasumi Hotaru el Miér Ene 05, 2011 10:07 am


Sus ganas de luchar no mermaron ni un ápice al conocer el nombre y el cargo del shinigami que había señalado como su oponente para aquella noche, sino más bien al contrario. Encontraba que sería todo un placer partirle la cara un noble y, además, no había olvidado cierta cuenta pendiente que tenía con un joven del Noveno Escuadrón.
Separó los pies un tanto y los afianzó sobre la tierra. El equilibrio era algo indispensable para una buena defensa.

-Cuando termines de intentar acojonarme, Teniente Kuchiki, puedes enseñarme cómo mueves ese adorno que llamas espada- exclamó, sin el menor indicio de acobardamiento. Tenía bien sujeta la odachi, la mano izquierda delante de la derecha, aferrándose con tanta fuerza que los nudillos se le veían más blancos que de costumbre. El ángulo en el que mantenía el arma dejaba bien claro que se preparaba para recibir la arremetida del hombre.- ¿Recuerdas cómo se hace? En todo caso puedes traer una pluma e intentar luchar con ella... Seguro que estás más familiarizado con su uso.

La risa que brotó de su pecho se vio abruptamente interrumpida ante la maniobra del shinigami. La velocidad con la que se desenvolvió Washiru la pillo desprevenida, y un arma tan ostentosa como la odachi que ella empleaba no era precisamente adecuada contra un rival con tal rapidez. Su defensa fue poco elegante, pero la salvó de recibir un tajo que la habría desfigurado. Retrocedió hacia su diestra para esquivar la trayectoria del filo e interpuso entre la katana del Teniente y ella a Shiroibi, provocando que el metal de ambas zampakutoh se encontrase.

-¿Lo oyes?- gruño, ayudándose de su peso no sólo para mantener el roce de las espadas, sino pretendiendo obligar al noble a retroceder- El acero contra el acero... uno de los sonidos más maravillosos del mundo.

En la Academia había aprendido que el practicante de zanjutsu acaba por acostumbrarse al peso y la longitud de las armas contra las que más veces debía enfrentarse, y que con el tiempo, sus técnicas tanto defensivas como ofensivas solían madurar y adaptarse en función a éstas. Por eso mismo para alguien que no estuviera acostumbrado a contrarrestar las acometidas de una odachi, podía ser toda una sorpresa el peso y la fuerza de estas armas cuando eran descargadas. ¿Sería el de ellos un combate de velocidad contra potencia?

-Creo que dejaré la caballerosidad a un lado.

Se echó hacia atrás, flexionadas las rodillas, y de un impulso se lanzó en una ofensiva a la altura pectoral del contrincante, realizando un corte horizontal desde su izquierda.
Washiru podía ser muy veloz, pero no le sería tan fácil eludir la trayectoria de un arma que contaba con una nagata de más de un metro cuarenta de longitud. Al menos no si pretendía esquivarla como en el primer ataque con el que lo tanteó.

---
[OffRol]: Pobre Washiru, noche de insomnio y se topa con una macarra xD


avatar
Kawasumi Hotaru
Teniente Rei
Teniente Rei

Post : 1085
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de Acero ~ [Entrenamiento] ~ {Reservado}

Mensaje por Kuchiki Washiru el Jue Ene 20, 2011 4:52 am

El teniente atacó rápidamente, aunque no demasiado, simplemente midió, como se suele hacer en los combates de boxeo al empezar. La shinigami por contra, tan solo tuvo tiempo de colocar con presteza su nodachi, o con la suficiente seguridad para poder detener el ataque de su enemigo.

Parecía, a los ojos de Washiru, que aquella chica todavía era bastante inexperta. Parecía que actuaba más por instinto que por los movimientos y directrices que se aprenden desde los más básicos cursos de zanjutsu en la Academia de Shinigamis, por lo que aquel combate seguramente no revestiría ninguna complicación para Washiru. Ya en el primer ataque no había mostrado demasiado y ahora en esta parada no estaba haciendo tampoco nada realmente impresionante que hiciera que el teniente se planteara a su enemigo como alguien a tener en cuenta.

Y eso fue lo que le jugó una mala pasada, porque al siguiente ataque de Hotaru, Washiru se iba a mover tras parar el golpe, para poder realizar un ágil y veloz contraataque con el que derrotar fácilmente a aquella bravucona, la cual no parecía más que hostigar al Kuchiki, sin demostrar nada más.

Quizás sus palabras si habían tenido el resultado esperado, porque Washiru se confió y no midió bien el tamaño y peso del arma, o si acaso, no valoró la fuerza de su enemigo, pues con relativa facilidad interpuso su katana para parar el golpe de Hotaru, a la vez que disponía sus pies para ejecutar un rápido pase lateral con el que contrarrestar el ataque.
Pero la fuerza o el peso de ésta, unido a la falta de apoyo verdadero, al estar ya ejecutando ese movimiento, hizo que tras el choque de ambas espadas, Washiru trastabillara y cayera de culo al suelo tras dar unos torpes pasos hacia atrás intentando recuperar el equilibrio.

Aquello era humillante y deshonroso. De todas maneras, Washiru rió entre dientes, levantándose y quitándose el polvo que había podido coger su traje de shinigami. En todo el proceso no había parado de reírse, soltando alguna que otra carcajada más sonora que otra.

- Vaya, parece que no te he medido tan bien como esperaba - Comentaba con media sonrisa, mientras volvía a coger su espada y se ponía en una posición de batalla más seria, mucho más tradicional y segura. - Tendré que ponerme realmente serio.

Y vaya si lo iba a hacer. Durante todo el tiempo que había estado sonriendo, tomándose aquella caída a bien, como una torpeza más, su mente lo torturaba. Había actuado estúpidamente, de manera indigna para un teniente. Si seguía realizando tonterías como aquella delante de shinigamis supuestamente más débiles que él no haría más que poner en entredicho el nombre de los Kuchiki o incluso su capacidad, el que los demás puedan pensar que ser teniente se deba más a la ayuda recibida por parte de la Cámara de los 46 o por su apellido que por su verdadera capacidad.

Todos aquellos pensamientos lo hacían enfurecer. Tenía que golpear, derrotar y humillar a aquella rasa de tal manera que no quisiera contar a nadie nada de aquella pelea. Si era tan bravucona no le gustaría hablar demasiado de las veces que había tragado el polvo.

Y ese sería el nuevo cometido de Washiru. La noche, sin saberlo, le había traído un reto.
avatar
Kuchiki Washiru
Oficial Gi
Oficial Gi

Post : 116
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de Acero ~ [Entrenamiento] ~ {Reservado}

Mensaje por Kawasumi Hotaru el Vie Ene 21, 2011 6:50 am

La mujer suspiró imperceptiblemente entre los dientes y no dijo nada. No había burla en su mirada esta vez, sino una seriedad grave y un atisbo de decepción que seguramente al shinigami de cabellos negros no le gustaría nada. Aguardó a que el otro se pusiera en pie mientras le observaba ansiosamente desde su posición. El sonido rasposo del acero al pasar la punta de la odachi por la tierra precedió el de su voz, como un gruñido desdeñoso.

-Parece que también me equivoqué en cuanto a ti, ¿qué coño ha sido eso?- exclamó con indignación, frunciendo el ceño- Eres demasiado torpe como para ser un Teniente, ¿no crees? Voy a empezar a pensar que te dieron la placa por tu cara bonita...

Hizo girar la zampakutoh entre sus manos un par de veces y situó la punta hacia su derecha, de perfil a Washiru.
A pesar de haberle dicho aquello, sabía de sobras que aquel tipo no era un novato a la hora de luchar, y por eso mismo no pensaba bajar la guardia de nuevo. No debía olvidar que a fin de cuentas tenía el título de fukutaicho por algo.
"Oh, pero que él también se cuide de subestimarme. La próxima vez no voy a quedarme mirando si se tropieza."

-Habías dicho que eras del Noveno Escuadrón, ¿no?- preparada ya el arma, se ladeó un tanto, adelantando una pierna. Hotaru respiró, relajada y firme, mirando al Kuchiki con un brillo chispeante en los ojos- En ese caso debes conocer a Hattori Hideyoshi. ¿Quieres que te cuente un secreto sobre el bueno de Yosh-kun? Apuesto a que te encantará.

Sacudió los cabellos y sonrió de lado. "Oh, el bueno de Yosh, sí señor... Pienso hacerte pagar por lo que hizo ese estúpido, aunque no tengas nada que ver."
Tomó aire y se impulsó con las piernas, con la espada presta para realizar un corte lateral. Condujo el filo hasta el hueco que había entre las costillas del hombre, dispuesta a partirlo por la mitad si no era capaz de eludirla o enfrentarla. Un hormigueo de excitación le recorrió las venas, sintiendo que la adrenalina se le disparaba.

-Le gusta hacer de héroe en su tiempo libre- jadeó cerca de él, cuando casi había consumido la distancia entre ambos- ¿No encuentras que su ridiculez es admirable?

Se ladeó para descargar el golpe contra el costado izquierdo de su rival, tomando su pie diestro como punto de apoyo. Puso parte de su rabia en la maniobra, convirtiendo la trayectoria del filo en una embestida letal.
"A ver cómo enfrentas esto, capullo."
Un arrebato de temeridad espoleó el espíritu guerrero de Hotaru, que estaba dispuesta a darlo todo en la danza de las espadas hasta que uno de los dos cayese rendido.


avatar
Kawasumi Hotaru
Teniente Rei
Teniente Rei

Post : 1085
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de Acero ~ [Entrenamiento] ~ {Reservado}

Mensaje por Kuchiki Washiru el Miér Mar 02, 2011 12:10 pm

Aquella shinigami, Hotaru, no pensaba dar tregua ninguna. A pesar de que el teniente había reconocido su error, de que le había hecho ver a su oponente que, aunque poseyera un rango superior también podía equivocarse.

Pero ella seguía insistiendo en querer humillarle, lo cual hacía que la sangre de Washiru se encendiera y calentara con la misma intensidad que su reiatsu se volvía más frío y gélido. Las palabras de Hotaru cumplían su cometido, pues su rabia y furia iba en ascenso, como buscaban sus provocaciones.

Para el teniente eran evidentes los tejemanejes de la shinigami, pero aun así no podía evitarlo. Aunque su exterior estuviera entrenado para mostrarse impasible, sin ningún atisbo de sentimiento o emoción, en su interior sus ideas y pasiones se entrecruzaban, chocaban entre ellas. No solo era la humillación que había sufrido y seguía sufriendo por el acecho y acoso de la chica del pelo blanco, sino que sus ganas de demostrar lo que valía, de que no era teniente por su cara bonita, como había insinuado.
No quería que esa sensación desapareciera, quería permanecer impasible para ver el gesto, la expresión de sorpresa de la chica cuando fuera golpeada. Iba a demostrarle a golpes que si no podía hacer que su espada fuera más afilada y rápida que su lengua, no tendría mucho que hacer por allí.

- Puedo parecerte más o menos apto para el puesto, pero no cabe duda de que con gente con tan pocas capacidades como las tuyas será difícil que me releven – Le contestó Washiru. No solo había que saber pelear, sino que con ese tono de voz o con esa forma de hablar, poco respeto, por no decir ninguno, iba a conseguir del
resto de shinigamis del escuadrón.

De todas formas todavía tenía que demostrarle cual era verdaderamente su nivel, y porque una pelea que iniciaran los dos estaba predestinada a ser una derrota de su enemiga.

Iba a responder a las provocaciones, que ya no solo atacaban a su persona, sino que empezaba a hablar de shinigamis de su escuadrón, esta vez ya con un tono más serio y grave, pues aquella intromisión en actos o actitudes de personas que no se hayaban presentes estaba totalmente fuera de lugar. Pero en ese momento fue cuando vio como Hotaru ejecutaba su movimiento.

Esta vez no le iba a pillar desprevenido, y mucho menos subestimaría a su rival. Previniendo el peso y la fuerza de la Nodachi, colocó rápidamente su espada en la trayectoria de aquel arma, pero esta vez además apoyaba mejor el pie y su mano izquierda estaba colocado el lado final de la espada para amortiguar mejor el golpe, el cual sonó estruendoso y metálico.

Ahora lo que debía de hacer, aprovechando que el peso de la nodachi tras el impacto habría hecho que la shinigami necesitara de un poco de tiempo más para recuperar la posición, era realizar un ataque raudo y veloz. Para elló se aprovechó de que sus piernas se hayaban completamente apoyadas en el suelo, por lo que ascendió en el aire con un rápido salto para lanzar una patada a la cara de su contendiente, en espera de que no pudiera pararla con la lentitud de aquel arma y la necesidad de usar las dos manos con ella, la cual la impedía para parar el golpe con ellas.
avatar
Kuchiki Washiru
Oficial Gi
Oficial Gi

Post : 116
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de Acero ~ [Entrenamiento] ~ {Reservado}

Mensaje por Kawasumi Hotaru el Vie Mar 04, 2011 12:52 pm

Un restallido de metales encontrados llenó el claro bañado por la luz lunar. Hotaru notó la vibración de la hoja de acero, que le hizo contraer los brazos y apuntalar los pies al verse precipitada hacia atrás por la violencia de la colisión. Le sorprendió que Washiru hubiera sido capaz de encontrar el bloqueo indicado para la maniobra, pero instantes después eso dejó de importarle. Ahora necesitaba retroceder y tomar distancia para poder ejecutar un nuevo movimiento con la odachi, pero el hombre, que había advertido las desventajas del arma de su oponente, fue más rápido. Con un salto que la pilló totalmente desprevenida, su rival se elevó y ejecutó un puntapié directo a su rostro. La shinigami, que no tuvo tiempo de reaccionar, apenas pudo girar levemente el cuello, esperando que no le diera de lleno y el golpe pudiera dejarla inconsciente.
"¡Joder!". Esa palabra rebotó en su cabeza mientras caía, llenándola de frustración. Su cuerpo chocó contra la tierra, ladeado, recibiendo un duro golpe en el hombro derecho. Instintivamente, retuvo la zanpakutoh en una mano y rodó sobre sí misma, apoyando las rodillas en el suelo para incorporarse lo más rápido posible.
Evitó a toda costa darle la espalda al Kuchiki.

Ignorando las magulladuras, se puso en pie y caminó hacia atrás, atravesándole con los ojos. ¡Pero qué cabrón! Apenas había comenzado la pelea y ya había sabido encontrar las brechas de su defensa. Quizá es que todavía no era consciente de la gran diferencia que había entre un Teniente y un simple raso, o es que ese tipo poseía una gran capacidad de observación. Fuera como fuere, debía reconocer que no esperaba que hallara con tanta rapidez el modo de bloquearla.
Bien, era el momento de asumir que se enfrentaba a alguien cuya técnica era superior. "Lo cual no cambia el hecho de que le voy a hacer morder el polvo".

-Ese truco ha sido poco elegante, ¿no crees?- replicó, con una mueca engreída y percibiendo al instante un sabor oxidado en la boca. Se pasó la lengua por los labios, recogiendo el resultado de la imprevisible patada que había recibido: su propia sangre. Emitió un gruñido bajo y grave, como el de un animal que está molesto.- Me has roto el labio, capullo, ¿te parece bonito? Llego a perder un diente por tu culpa y te juro que...

No debía entrar al trapo. Era orgullosa pero no estúpida. Si comenzaba a dejarse llevar por la ira no iba a hacer sino complicarse las cosas a sí misma. Estaba en desventaja, y debía solucionarlo. Rápido.
Respiró hondo y expulsó el exceso de rabia junto a un suspiro.

-Bueno, bueno... Parece que estar a la sombra de otros con tu mismo apellido te ha vuelto una fierecilla. Debe ser duro no cumplir con las expectativas de tu familia... ¿Qué dirían todos si supieran que eres un perdedor?- y comenzó así, de nuevo, con su hostigamiento. Hotaru hablaba con su vocecita de niña, sedosa y envenenada como la lengua de una serpiente. Rió entre dientes, con provocación- Dime una cosa... ¿Te asusta el fuego, Kuchiki?

Hasta el momento habían estado midiéndose por encima, dando pequeñas demostraciones de sus habilidades. Más que una pelea, había sido un pulso con el fin de echar atrás el empeño de presentar resistencia que tenía el contrario. Ambos querían que el otro se sometiera a su poder, como perros salvajes que se gruñen desde la distancia, buscando intimidarse; habían mostrado los colmillos, pero no habían llegado a morderse.
"Te arrancaré la piel y me haré un abrigo. Pasearé con él y llevaré tus ojos de acero atados al cuello, como un trofeo. Voy a despedazarte y no quedará nada de ti".

-Okitte, arukude moyashinasai...- comenzó a murmurar, imponiendo la odachi entre ella y los metros que los separaban- Shirobi!

Desde la primera palabra, en el interior del arma comenzó a despertar un latido peculiar, débil al principio, avivándose después, y finalmente desatándose junto a un fogonazo blanco en cuanto se pronunció la última sílaba de su comando de activación. La zampakutoh, así como los brazos de Hotaru, se vieron envueltos en una combustión de llamas azules y plateadas, casi cegadoras a la vista. La figura de la espada tornóse confusa, hasta que pudo apreciarse que había cambiado radicalmente de forma. No era una odachi lo que ahora sostenía la shinigami entre sus manos, como ofreciéndoselo al astro nocturno que los observaba desde el cielo. En su estado de shikai, podía advertirse el austero diseño de una kusarigama con el mango de madera negra. Tanto la hoz -cuya hoja se mostraba perfectamente afilada- como los eslabones de la cadena, despedían un resplandor índigo, que podía distinguirse mejor en la noche que expuesto a la luz diurna.

-Es bonita, ¿verdad?- preguntó, sorprendiéndose a sí misma por la inflexión cuasi maternal que había percibido en su propia voz. Sujetó el mango de la hoz con una mano y parte de la cadena con la otra, calibrando el peso del arma y adaptándose a él. Dejó de observarla para fijar su atención en Washiru, al que le dedicó una liviana sonrisa, extrañamente tranquila- Pues te voy a matar con ella.

Con gran destreza, hacía girar el contrapeso sobre su cabeza, a una velocidad vertiginosa. Aquella cadena con sus siete metros de longitud, cobraba la imagen de una rueda de fuego, con los bordes marcados de forma más intensa por la luz condensada en la esfera azul oscuro.
Caminó lentamente unos pasos, y luego, de improviso, arrojó el contrapeso hacia Washiru, que se encontraría a una distancia estimada de cinco metros.
Lo golpearía una y otra vez, le atraparía entre sus cadenas y le atormentaría desde la distancia para, finalmente, dibujar finos cortes en su cuerpo con la hoja curvada de la hoz, la representación en miniatura de una letal guadaña.

Iba a ser un combate entretenido...


avatar
Kawasumi Hotaru
Teniente Rei
Teniente Rei

Post : 1085
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de Acero ~ [Entrenamiento] ~ {Reservado}

Mensaje por Kuchiki Washiru el Vie Mayo 27, 2011 5:40 am

El movimiento había sido rápido. Tras esperar su ataque, había cogido su parte más indefensa y había hecho un ataque sorpresa. Demasiadas veces los shinigamis hacen gala de golpes distintos a los realizados con la espada, a no ser de que estuvieras en un escuadrón especializado en otras artes, como pudiera ser el 5º o el 2º.

Sin embargo, él había tenido que demostrar más por ser noble, y había tenido varios peleas y emboscadas clandestinas, realizadas por los mismos shinigamis que debían de ser sus compañeros.
Las primeras veces había costado, pero su fuerte no era ser especialista en alguna cualidad ni arte, sino observar, aprender rápido de los demás y de lo que pudieran hacer.
Podía ser tan estirado para tener y querer comportarse como un noble durante todo un día, pero en el momento de las peleas, había descubierto que si te aplicabas en todo tu esplendor, al final serías la víctima.

Y seguramente Hotaru también había tenido más de una pelea callejera, pues estuvo rápida de reflejos. No simplemente se quedó perpleja ante esa patada, sino que intentó esquivarlo, aunque para cuando quiso, ya era demasiado tarde y tan solo pudo acomodar el golpe para que, tan solo, fuera doloroso.

El ligero cuerpo de la chica salió despedido hacia atrás, rodando por la tierra de la sala de entrenamiento, pero aún así, colocándose inmediatamente de pie de nuevo, lista para la batalla, para no dejarse vencer solo por un golpe.
Aunque Washiru por lo menos había conseguido una cosa. Quizás fuera lo alborotado del blanco pelo de la shinigami, o que su boca estaba sangrando, pero Hotaru mostraba un rostro furibundo, una ira que se mostraba por cada poro de su piel. Posiblemente ahora la que había subestimado a su contrincante era ella, pues tras el trastabilleo anterior del teniente posiblemente le hubiera hecho pensar realmente que su puesto no era más que un espejismo burocrático o un favor de los que solía conceder el Gotei 13 a los nobles, razón por la cual no eran demasiado bien vistos por aquella zona.

Pero Washiru había tenido toda la razón. Hotaru se había levantado indignada y cabreada. Maldiciendo al teniente e intentando provocarle e hostigarle de nuevo, aunque posiblemente fuera ella la que había caído en aquel juego y ahora se dejaría llevar por su instinto.

- Lamento haber sido poco elegante, pero no estoy acostumbrado a pelear como una chica - Le contestó el teniente con su misma expresión de tranquilidad que había recuperado una vez ya se vio lo suficientemente capaz de enfrentarse a la shinigami y de poder vencerla. - Espero que no llores tanto cada vez que se te rompa una uña.

Pero a pesar de sus comentarios, ella también parecía tranquilizarse por momentos. Quizás el esperar el momento de atacar en vez de pasar a la acción podría jugarle una mala pasada al Kuchiki, pero no conocía apenas nada de la chica y tenía que ver con que armas podía atacarle, si podía sorprenderle en algún momento antes de que lo hiciera ella.

Tras su peculiar hostigamiento, nombrando de nuevo a su familia, se decidió a llamar por su nombre a su zanpakutoh, a liberarla en su forma de shikai, la cual era un arma totalmente distinta a la que ya había empuñado anteriormente. Había pasado de un gran y aparatoso odachi a un arma más manejable, mas rápida y sobre todo, más impredecible. Washiru nunca se había encontrado con ningún arma así, pero si que había estado en varias peleas donde los contrincantes usaban cadenas u objetos parecidos. Aunque que estuviera rodeada completamente de un brillante fuego iba a ser un problema con el que no se tampoco se había visto.

Mientras se encontraba pensando en las palabras de la chica y en como poder atajar y neutralizar un arma así, Hotaru, tras girar varias veces la cadena de aquel arma, haciendo que la luna palideciera ante el brillo que desprendía la shinigami, se decidió a atacar con su cadena.

Ante aquel ataque, Washiru tan sólo hizo el movimiento más instintivo y a priori sensato, que es parar el golpe con su katana, haciendo que la cadena se enrollara alrededor de ésta. Aunque aquello era más que desastroso en realidad. Agarró el mango de su zanpakutoh con fuerza, pues el principal problema en esa situación era que de un tirón podía dejarle desprotegido y sin arma con la que defenderse. Pero aparte también había que contar con la disminución de movimiento con la que contaba ahora, pues había una linea de unión entre ambos y la shinigami del 3º escuadrón seguro que lo usaba para obtener beneficio mediante cualquier habilidad de su zanpakutoh.

Aquella situación de todas maneras, podría presentar una gran ventaja para Washiru. Aunque había querido que ese momento no llegara tan rápido y poder seguir peleando en estado normal, sin recurrir al shikai, para demostrar la superioridad que se le presumía, ahora no podía permitirse perder ventaja o incluso jugarse la pelea por una cuestión de apariencia.

- No es que me guste demasiado el fuego, prefiero los ambientes fríos - Contestó sujetando bien su espada con ambas manos, mientras miraba fijamente a Hotaru, esperando que ningún movimiento de la shinigami le sorprendiera. - Congela, Fuyuôkamii.

Tras lanzar el comando de liberación de shikai, su espada se transformó rápidamente, cuestión que afectó sobre todo a los alrededores de la cadena que estaban alrededor de la hoja de la zanpakutoh, los cuales, empezaron a convertirse en hielo.
avatar
Kuchiki Washiru
Oficial Gi
Oficial Gi

Post : 116
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de Acero ~ [Entrenamiento] ~ {Reservado}

Mensaje por Kawasumi Hotaru el Jue Jun 02, 2011 9:14 am

Le escocía de sobremanera el carácter de ese hombre. Tenía la idea de que los pijos de clase alta practicaban un estilo de esgrima limpio, leal y honorable; que, en definitiva, luchaban de un modo disciplinado y honrado, sin valerse de trucos ni movimientos vulgares. La jodida patadita en la boca que se había llevado ya demostraba que Washiru no pertenecía a ese grupo, y veía que además era capaz de soltar alguna pullita molesta si se veía de humor.

En fin. En todo tópico se daban excepciones; bien lo sabía ella misma.

Lo que tenía muy claro era que no iba a dejarse vencer por ningún niñato de la nobleza, por muy diestro que fuera con la espada o se valiera de mil trucos. No iba a perder porque era del Kusajishi, joder. Ella conocía lo que era tener que pasarlas puta día a día, convivir con asesinos, tramposos y toda clase de indeseables. A pesar de ser una mujer había aprendido a luchar, a valerse de una espada para poder defenderse, o de cualquier arma que le cayera en las manos, desde un herrumbroso cuchillo de cocina hasta una complicada kusarigama, como la que ahora blandía. Porque, sí, había gente que tenía la opción de aprender zanjutsu por gusto, por tradición o ideales, pero en su caso había sido por necesidad, la necesidad de protegerse; la necesidad de sobrevivir.

"Me crié en un mundo de lobos; tú no eres peor que ellos."

La cadena de su shikai describía círculos en el aire mientras ella tanteaba hacia qué lugar dirigir el primer golpe. Con el brazo en alto, invirtió potencia en el movimiento para darle mayor velocidad al revolotear de los eslabones. Veía que el Kuchiki no parecía tener la intención de acercarse el primero, así pues, se decidió y dio unos pasos al frente, acortando las distancias. El contrapeso se dirigió velozmente hacia Washiru cuando lo lanzó, produciendo un silbido mientras surcaba el aire.

-¡Há!- un jadeo triunfal escapó de sus labios al ver cómo la kusari se enroscaba en varias vueltas alrededor de la zanpakutou de su adversario, que la había alzado en una defensa poco pensada. "Lo siento por ti, pero no voy a darte tiempo de que descubras también cómo bloquear mi shikai. Despídete...".
Con la mano izquierda propinó un buen tirón a la cadena, en cuyo otro extremo estaba apresada la katana del Teniente. Podían pasar dos cosas: o bien por la fuerza arrancaba el arma de las manos del noble y la misma sería arrastrada por inercia, o del estirón él perdería el equilibrio y acabaría inclinándose hacia adelante. La carga del contrapeso, además, sumada a la de las propias cadenas, dificultarían que el Kuchiki pudiera mantener la espada en alto y defenderse con ella como era debido. A su vez, Hotaru arrojó la kusarigama directa a la parte izquierda de la figura masculina, apuntando a la zona entre el cuello y el hombro, aprovechando que había quedado desprotegida.

Ahora ese arrogante iba a pagar por haberla menospreciado de aquel modo. Si Washiru pensaba que podía sorprenderla, es que no conocía lo imprevisibles que eran ella y sus habilidades.


avatar
Kawasumi Hotaru
Teniente Rei
Teniente Rei

Post : 1085
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de Acero ~ [Entrenamiento] ~ {Reservado}

Mensaje por Kuchiki Washiru el Miér Oct 24, 2012 10:52 am

Washiru se encontraba con la guardia correcta para la batalla, por lo que el lanzamiento de la cadena no tuvo ningún problema para ser detenido. Pero de lo que se dio cuenta tarde es que precisamente esa era la intención de su contrincante. La chica de pelo blanco había querido atraparle la espada con su shikai, limitarle los movimientos y mantenerlo controlado.

Sus pensamientos se vieron reflejados en el tirón que ella realizó, a lo que él respondí asiendo con más fuerzas todavía su espada. No quería perder aquella posición, pues aparte de no querer perder su espada, también contaba con que la cadena tenía dos lados.
Podía haber simplemente haber aumentado tu reiatsu de manera que la cadena de fuera convirtiendo en hielo, lo suficiente para dejar espacio libre a su espada para escapar, pero en esa posición no era él simplemente el que estaba sujeto a la cadena, sino que Hotaru debía de agarrarla también con fuerza por su lado.
Ambos estaban conectados a la misma prisión.

Para resistir el tirón, bajó el arma y empuñó su mango con toda la fuerza que pudo, pero otra vez se encontraba en desventaja. Esta vez lo que no había mantenido en su mente era que la chica debía de ser tremendamente estúpida para simplemente atarse los dos, sobre todo teniendo en cuenta que la corpulencia de Washiru, sin ser exagerada, era claramente superior a la de Hotaru, por lo que sería una estupidez mantenerse en esa posición de desventaja.

Rápidamente el ataque de la shinigami estuvo en su campo de visión, por lo que apenas tuvo tiempo para intentar que el daño fuera el menor posible, intentando protegerse poniendo su hombro izquierdo antes de que el ataque fuera más grave.

El corte fue limpio y la sangre manchó pronto el uniforme de shinigami del teniente. Pero eso no iba a amedrentarlo.
Con un movimiento fuerte y muy amplio, tiró con su espada de la cadena, intentando desestabilizarla esta vez a ella.
avatar
Kuchiki Washiru
Oficial Gi
Oficial Gi

Post : 116
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de Acero ~ [Entrenamiento] ~ {Reservado}

Mensaje por Kawasumi Hotaru el Sáb Nov 24, 2012 4:33 am

La hoz surcó el hombro del Teniente y en lugar de clavarse, como ella había esperado, continuó su trayectoria hasta perderse tras la espalda de Washiru, dejando una estela de luz y sangre a su paso, como un flameante cometa. Demostrando una tolerancia admirable al dolor, el hombre de cabellos negros respondió casi de inmediato, ignorando su herida, para dar un tirón feroz a las cadenas que todavía envolvían el filo de su arma. Hotaru dobló las rodillas y echó la espalda hacia atrás, ladeada hacia el costado opuesto al que la atraían, y se vio arrastrada varios palmos antes de que pudiera clavar de nuevo los talones en el suelo y frenar. Sus pies habían alzado una polvareda hasta las rodillas y la palma de sus manos sufrieron por la fricción de los eslabones, pero se negó a soltar su zanpakutoh. En el último momento, el impulso la hizo desplazarse unos pasos en los que vaciló su equilibrio, pero superado esto la cadena volvía a estar en tensión entre ambos shinigamis.

- ¡Eh, idiota, búscate tus propias ideas!- exclamó con indignación, viendo que le había copiado el movimiento. Habría sido un buen momento para soltar la espada del Teniente y evitar que repitiera la acción, pero entonces se dio cuenta de que la cadena había comenzado a congelarse -que no convertirse en hielo- por los efectos del shikai, lo que hacía el nudo más apretado-. Tsk...

Al menos podía seguir contando con la otra parte de su kusarigama. "Aunque lance la hoz, esta volverá a mi mano, ¿no habías contado con esto?"

Se enrolló el extremo de la cadena por la que pugnaban Washiru y ella en la mano derecha, mediante tres vueltas, y la izquierda se aferró del extremo que conectaba con la hoja curva de la kusarigama, tirando de ella para recuperarla. El estirón fue rápido y enérgico. La hoz, que había ido a parar tras el primer ataque a la espalda del joven Kuchiki, regresaría con el arrastre desde una trayectoria baja, quizá con suerte desgarrando los músculos de una pantorrilla del hombre.


avatar
Kawasumi Hotaru
Teniente Rei
Teniente Rei

Post : 1085
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de Acero ~ [Entrenamiento] ~ {Reservado}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.