Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Muy buenas!
Jue Abr 30, 2015 3:40 am por Kenta

» Ethernia Ehlysea {Afiliación Élite}
Dom Mayo 25, 2014 7:56 am por Invitado

» Foro RPG Naruto (Élite) (caida de botones)
Dom Mayo 25, 2014 6:04 am por Invitado

» holau gente ^^
Lun Mayo 12, 2014 6:03 am por taider kend

» Foro RPG Naruto (Élite)
Sáb Mayo 03, 2014 7:20 am por Invitado

» School of devil way [Elite]
Dom Mar 23, 2014 7:39 am por Invitado

» Attack On Titan ;; Reapertura [Cambio de Botón - Normal.]
Mar Ene 14, 2014 1:09 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Dom Dic 08, 2013 3:51 pm por Invitado

» I Want Candy! {Invitación}
Lun Nov 11, 2013 9:54 am por Invitado

» Homines Hortum || Élite [Yaoi]
Dom Oct 20, 2013 2:42 pm por Invitado

Miembros del Staff
Bleach Legend StoryDarkest Night: El foro de rol de DC Comics Never AfterHeart BlackBleach: Shadow Of SeireiteiCity of HorrorKikanKikan Sword Art Online (SAO)Mariollette Empire ~ ROLTrono de Poniente Nova Orbis











Recordatorio: El tamaño de los botones deberá ser obligatoriamente de 40x40
Shiki Topsite! Sekai Anime Top List  Kuroi Bara Lista Top  Lista Top Onigroup ROLTop4Us BRA Topsite Roleplay Monster
Este skin ha sido diseñado por Deimos y modificado por el Staff de Souls&Swords por lo que la copia o distribución de los códigos está prohibida. El código de algunas descripciones pertenece a Remember. Agradecimientos a Haru por compartir el código de la portada con nosotros.




La Cacería... I [TRAMA]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Okami el Miér Sep 22, 2010 10:33 pm

[OFF: Bueno chicos, ya es hora de darle movimiento a esto. Vamos a empezar con la primera trama arrancar universal así que espero que os lo paséis bien y que matéis a muchos malotes!! Wiii!! ^^ Let's rock n' roll!!!!]


Los cuervos habían sido enviadas a sus destinatarios y los tambores de guerra seguían sonando dentro de la cabeza de la loba. Sus ojos bicolor, ocultos detrás de esos espejos naranjas que eran las gafas que siempre portaba estaban fijos en el horizonte. En el horizonte detrás el cual sabía que se ocultaba la "fortaleza" de Alastor. ¿Qué podría haber impulsado al anterior 4º Espada a traicionar de aquella forma a los suyos? Okami no lo entendía. Pero la comprensión había sido desgarrada de su mente por un lobo negro. Un lobo cargado de odio y furia. Con una sed de sangre que solo se saciaría bebiendo la del gigante.

Cerró los ojos y golpeó con furia una de las paredes escuchando el impacto seco que hizo resquebrajarse la zona hundiéndose hacia dentro. Separó la mano del frío material y se miró los dedos intactos. Los flexionó uno a uno imaginándose cerrar las manos alrededor del corazón del gigante hasta que dejase de palpitar. Recordaba su aroma, como su instinto animal los unía tanto tiempo atrás. Querría volver a tenerlo delante, y preguntarle que era lo que había pasado. ¿Cuál era la razón que le había impulsado a hacerlo? Pero el tiempo de las preguntas había terminado. Ya no había razón para preguntar. Solo castigo, y muerte. La sentencia había sido dictaminada por el Amo de Hueco Mundo, y Okami sabía que aquella decisión era inamovible. Querría ser ella la ejecutora, pero Marcus tenía otros planes en mente para ella y para los suyos.

Tantas veces había luchado contra Alastor y a su lado, que se le hacía extraño que ni siquiera se lo hubiera comentado. Pero se mentía a sí misma al sentirse rara. El gigante seguramente sabría de su lealtad inamovible y precisamente por eso no le había dicho nada al respecto. Se lo había ocultado como a todos los demás.


-Maldita criatura... -gruñó por lo bajo cerrando las manos haciendo que el material de sus guantes.

Las órdenes eran sencillas.
"Acabad con los insurrectos." le había dicho su Amo poco antes de que ella enviase los cuervos. Ahora era el tiempo de actuar y tenía curiosidad por ver cuales se ganarían el favor de Marcus y cuales no.

Poco a poco, fue notando como las concentraciones de reiatsu se acercaban a su situación. Era una enorme sala con un amplio ventanal que estaba orientado hacia donde se encontraba la guarida de Alastor. Debía esperar la llegada de los demás, exponer las órdenes, y marcharse. Era labor de los demás arrancar asegurarse de que la misión se llevaba a cabo. Ella ya había demostrado mucho, ahora era el turno de otros.

Se acuclilló en la ventana con su silueta recortada en la luz de la luna brillante y la blanca arena del desierto de su hogar. No levantó la cabeza hasta que escuchó los pasos del primero de ellos que había respondido a la llamada. Se preguntó quién sería y una sonrisa siniestra se dibujó en su rostro cuando supo quién era.
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Tatsomaru el Dom Sep 26, 2010 12:38 am

Imcluso al mas fiero Espada, le estremeceria escuchar una orden directa y tan drastica de boca del propio Marcus-sama; habia puesto el "Amanecer" Tatsomaru en pie de guerra contra un insurrecto; el 4º espada, Alastor. Pensándolo bien nunca le cayó en gracia ese sujeto, aunque tampoco lo habia conocido en profundidad, pero nunca le inspiró confianza.Dejo atras las dependencias de la 8º sección para dirijirse a lugar indicado por el mensaje, donde se congregarian todos los llamados a la caceria. A Tatsomaru su sentido del honor le impedia luchar de una manera tan cobarde, en la que un grupo deba despedazar a un solo individuo, más , su lógica le decia, que desobedecer una orden de Marcus-sama seria infinítamente mas estúpido.
Recorrio los ámplios y casi interminables pasillos de marmol blanco, con el único sonido de sus pasos haciendo éco, durante todo el paseo Tatsomaru se centro en imaginar al 4º Espada, lo estudio mentamente, intentaba recordar su método de lucha; creia recordar que se asimilaba mas a un animal que a un poderoso Espada; sin embargo la fuerza bruta a pesar de ser muy ventajosa en algunas situaciones, era tambien un arma de doble filo contra un habil cazador como lo era el.
Tatsomaru encaro por fin las blancas puertas de las dependencias escogidas para la reunión, de modo que habrio la puerta y para su asombro, solo habia aún una individua. Solo su presencia transmitia rabia y furia descontrolada, sus musculos tensos y las venas marcadas superficialmente en su piel demostraban que se sometia a si misma a una alta presión, una presión que habia dejado patente en la pared de un duro golpe. Al entrar su bienvenida fue una siniestra sonrisa, como si yo fuera a ser su presa, sin embargo, haria falta algo mas que eso para turbar la templanza del 8º fracción.


-Tatsomaru noblack, 1ª fracción de la 8ª sección, y tu eres Okami, la 6ª Espada.

Observo la vacia instancia y mientras la mirada de la silenciosa espada lo seguia como un jugoso filete andante, se sento placidamente en uno de los sillones de la dependencia, esperando al resto de la comitiva.
avatar
Tatsomaru
Desaparecido
Desaparecido

Post : 197
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Carolyn el Miér Sep 29, 2010 3:30 am

Carolyn había llegado al lugar que se le había pedido. Aun no sabia muy bien de que iba todo esto, pues en el mensaje se había especificado poco. Ni siquiera llamó a la puerta, estaba abierta. Aquí iban a ser llamados todos a aquella cacería… ¿cacería? Más bien carnicería. Al menos el poder de Carolyn no era para luchar contra alguien muy poderoso, normalmente estaría confiada en un uno contra uno.

Carolyn cerró la puerta a su paso, ni se percató que alguien más aparte de Okami y de ella estaba en la sala.
Parecía que Tatsomaru hacía poco tiempo que estaba allí, pues se acababa de presentar… casi hasta produjo en Carolyn un sentimiento de enojo, las presentaciones nunca habían sido su fuerte, al menos en las veces en las que lo había visto.

- Okami-sama, Carolyn ya ha llegado- dijo con una amplia sonrisa, mirando a su alrededor, contemplando la sala. Solo saludando a su espada, sin dirigirse hacia Tatsomaru.

No se sabe si estaba intentando de no mirar fijamente a los ojos de Okami o simplemente estaba despistada. A veces Okami podía ser algo cruel, aunque quizás Carolyn la catalogara más bien como curiosas las acciones que realizaba, sobre todo pensando en la vuelta de su espada y la muerte de Jared.

- ¿Viene alguien más o ya estamos todos? - preguntó mirando de reojo a Okami, pero nunca por encima del hombro, quizás a ella y a Marcus eran a los únicos que jamás miraría por encima del hombro
avatar
Carolyn
Desaparecido
Desaparecido

Post : 99
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Jack Vesper el Miér Sep 29, 2010 9:08 am

Pocas, muy pocas veces, Jack había recibido un mandato de alguien que no fuese Aaron, y menos veces aún para desempeñar acciones ajenas a las labores de la 12º sección.

Esta vez el mensaje era de Okami, a quien Jack había conocido hacía ya algún tiempo. Ella era la única persona a la que Jack realmente respetaba, y en quien abiertamente confiaba de todos sus conocidos. Era alguien a quien admiraba, aunque procuraba no mostrarlo. Por todo ello, no es de extrañar que una sonrisa de satisfacción y curiosidad surcase la cara del arrancar al leer el mensaje de tal remitente.

Era hora de destripar, aniquilar, y destruir. Jack era lo suficiente arrogante, presuntuoso e ignorante como para no preocuparse y desconsiderar la fuerza del oponente, a quien no conocía salvo por tenues comentarios oídos en escasas ocasiones. El placer de la muerte lo cegaba demasiado.

Se apresuró a levantarse de la cama, dejando su botella de ron sobre su desordenada mesa, y pronto atravesó la puerta de su habitación, gabardina al hombro.

Tras un curioso recorrido por el Amanecer, Jack llegó a la dependencia donde Okami esperaba a los convocados. Allí se encontraban Tatsomaru, a quien no conocía (ni tenía interés en hacerlo, de lo que dejó constancia al ignorarlo), y a Carolyn.

Carolyn. Pocas veces había visto a la arrancar. No conocía exactamente la relación entre ella y Okami. Sí sabía que algún día su cuerpo se uniría con el de Jack... en un carnaval orgiástico... o a modo de cena. Solo ella podría decidir.

Avanzó por la dependencia, ignorando a Tatsomaru, y mirando a Carolyn con deseo y superioridad, aunque solo de reojo. Pronto llego junto a Okami, quien parecía dominada por una rabia indescriptible. Pero era algo que a Jack no le importaba. La jefa tenía derecho a todo, y él no era nadie para preguntar.

Se sentó de espaldas a la pared, no muy lejos de ella, casi ignorando el boquete. Estiró las piernas y miró hacia Okami con una malévola sonrisa.

- Me da igual lo que Marcus quiera. Sabes que solo seguiré tus órdenes... y no hay nada más placentero para mí que causar dolor en un nombre tan voraz como el tuyo.

Tras los complejos sucesos sucedidos en Francia, nada agradables para Jack, que vió frustrados todos sus planes, nada le apetecía más que sembrar el caos. El momento se acercaba. Y estaba claro que él estaría allí.


Última edición por Jack Vesper el Vie Oct 01, 2010 9:23 am, editado 1 vez
avatar
Jack Vesper

Post : 64
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Hideyori Taira el Miér Sep 29, 2010 10:10 am

De haber tenido un corazón en el pecho, lo habría sentido palpitar con vigor; rebosar de júbilo y excitación ante los sucesos que iban a acontecer. La guerra…

El Hideyori se aproximaba ineludiblemente hasta la sala en que, por orden de la 6º Espada, se había hecho llamar a una nada despreciable cantidad de arrancars; acortando distancias a cada paso dado y repasando mentalmente una extraña sucesión de imágenes que habían ido agolpándose contra su consciencia a lo largo de todo el trayecto.

Así pues, y tras dilucidar la verdad absoluta del conocimiento entre destellos de luz ambiguos y pequeñas formas humanoides danzantes; Taira logró volver a la realidad del instante en que estaba a punto de ingresar en la antes mencionada estancia.

Como ya venía siendo habitual en él, traspasó sin problemas cualesquiera que fueran los impedimentos físicos que se interponían entre él y su pequeño rincón en aquella improvisada asamblea. Y es que tan pronto como se reunió con sus congéneres arrancar, y sin siquiera mediar palabra con uno solo de ellos, Taira hizo de una pared, ligeramente apartada del resto de arrancars, su provisional refugio. Sólo una mirada de ínfima duración a los ojos bicolor de la Espada denotó que el Hideyori se había percatado de la presencia de alguien – aparte de él – en aquel lugar. Por lo demás, permaneció callado, quieto, expectante; dejando reposar su espalda vestida en blanco impoluto sobre el muro de igual color.

Aquel era uno de esos días en que el Fracción conservaba una apariencia externa tácita, bastante común entre sus compañeros; aislando - al menos por el momento - la mente de todo aquello que no fuera esencial para la continuidad de su vida u obligaciones. Tenía cientos de miles de cosas en las que pensar. Pocas de ellas relevantes, por supuesto; pero no por ello podía dejarlas de lado. Después de todo, eran aquellas pequeñas cosas, aquellos diminutos matices en un turbulento mar de pensamientos, los que permitían al Hideyori mantener un régimen de vida normal, alejado del frenesí en que sus aleatorios brotes de locura le sumían. Mientras mantuviese la mente ocupada; mientras Watson y el resto de demenciales apariciones permanecieran en el fondo de su ser; mientras que el precario equilibrio de su mente se conservase...él y sus compañeros estarían a salvo.

A salvo de aquella bestia indómita durmiente, ansiosa por retomar el control una vez más. Y para siempre...

“Daos prisa, panecillos. Si no queréis que mi guerra termine antes de comenzar la vuestra..."

---------
[OFF: Siento muchísimo la brevedad, tardanza y pocas aportaciones; no me ha resutado el mejor momento para postear pero no quería dejar el tema tirado. Espero que como entrada en escena sea suficiente ^^]
avatar
Hideyori Taira
Desaparecido
Desaparecido

Post : 574
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Aaron Smith el Jue Sep 30, 2010 11:16 pm

Estas últimas semanas habían sido de lo más ajetreadas para el fracción: Lain le hizo una visita un tanto peculiar, Taira y Klauss acudieron a él en busca de un "renegado" y la guinda de la situación había sido sin duda aquel horroroso cuervo diciendo "estamos en guerra". "Genial..."-pensó Aaron mientras recibía el mensaje sentado en su despacho como de costumbre. Y si, de hecho era genial.

Piensen lectores míos, Aaron como científico anda en busca constante de sujetos, acontecimientos y datos interesantes, y casualmente una guerra reunía en un explosivo cocktail estos tres factores. Así que dentro de lo que era aquella tarta de ajetreados sucesos, aquel era la guinda.

Así que con estos pensamientos recorría el fracción los eternos metros que le separaban del lugar en el que habían sido convocados, una sala que hacía las veces de mirador y que el fracción usaba a veces para pensar cuando las paredes de su despacho le acosaban. Al fondo ya podía ver la puerta cerrada de la estancia, una como otras tantas. Pensaba en qué podría ser el detonante de la guerra y quién era el enemigo. Estaba casi seguro de que tendría que ver algo con los "renegados" pero faltaba la cabeza el ejercito, ¿quién sería ese líder tan seguro de sí mismo como para desafiar a Marcus-sama y a todos bajo su mando? La curiosidad le acechaba.

Al fin llegó a la altura de la puerta, y extendiendo su brazo derecho la abrió empujándola suavemente y tras entrar la cerró con la misma mano sin mirar atrás.

Había cinco individuos dispersos por la sala, de entre los cuales solo conocía a tres: "la loba", "el ladronzuelo" y "el maleducado". Si, le encantaban las etiquetas, pero nunca llamaría loba a Okami-sama, al menos mientras fuese su superior. Saludó con un breve "Hola" a todos los presentes y se dirigió hacia su subordinado. Por el camino tomó una de las sillas acolchadas que había en la estancia situándola al lado de Jack, contra la pared.

Hizo un gesto con la cabeza como signo de saludo privado y respetuoso a Okami y se sentó y cruzó de brazos orientando la silla hacia la puerta de la sala de modo que pudiese ver en primera plana los sujetos que iban apareciendo.


Última edición por Aaron Smith el Vie Oct 01, 2010 11:33 am, editado 1 vez
avatar
Aaron Smith
Desaparecido
Desaparecido

Post : 330
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Akagami Reiko el Vie Oct 01, 2010 11:31 am

Paso decidido, seriedad aparente y pensamientos descontrolados. Los tres signos de identidad del fracción de la sección de infiltraciones. Tras el arrancar, a dos pasos exactos, la bella Emerald, que tras un breve retiro por motivos totalmente ajenos al fracción volvía al servicio de éste para ayudar en todo lo posible. Lo cierto es que Emerald tendría que tener algo para ser tan especial para Reiko, y de hecho así lo era, pero al igual que especial también era desconocido para el resto de arrancar.

Por algún motivo que aún desconocemos, la presencia de la arrancar inhibía los múltiples pensamientos de Reiko de un modo fascinante y desconocido a partes iguales; quizás simplemente Reiko estuviese demasiado a gusto como para ceder a otros pensamientos.

-¿Solucionaste aquello de lo que me hablaste?¿Conseguiste lo que buscabas?

-Si, Reiko-sama. Al final lo único que necesitaba estaba frente a mí; tan solo debía estar sola para darme cuenta.

-Interesante. Me alegro de que todo este bien de nuevo. Por cierto, ya se que nos han convocado a todos, pero no vengas a esto, mejor descansa y ayuda aquí en lo que puedas.

-Si es lo que deseas...-En su tono había una suave resignación aunque sabía el motivo de la negativa del fracción. Desde siempre Reiko se había mostrado protector con la arrancar por algún motivo escondido en el pasado de ambos. Quizás en el momento no tuvo ninguna importancia, quizás solo fue un gesto "cortés" de los "muchos" que tenía Reiko hacia las jóvenes arrancar, pero en aquel momento debió resultar agradable en un mundo tan agresivo como lo era Hueco Mundo que hizo que la chica sintiese respeto por el fracción.

Todo esto sucedía mientras ya se acercaban a la puerta del lugar de reunión. Tras unos segundos llegaron hasta el umbral de la puerta donde los dos arrancar intercambiaron miradas sin contenido extra.

-Nos veremos a mi vuelta-Y con tan solo una semi-sonrisa dio la espalda a la joven y entró en la estancia cerrando tras de sí la puerta. Silencio, penumbra,caras serias...

-¡Diablos!, ¿quién se ha muerto?

-Estamos en guerra, aun nadie

-Cierto aun nadie, ¿entonces a que vienen esas caras? Ese no es el animo para patear culos ajenos...Bueh, da igual...-Pasó totalmente del tema y se refugió en un lateral de la sala mientras esperaba a toda la comitiva.
avatar
Akagami Reiko
Desaparecido
Desaparecido

Post : 145
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Karatoraba el Mar Oct 05, 2010 5:08 am

Volaba sobre los techo blancos del amanecer, ubicándose entre las callejuelas, siguiendo el rastro de reiatsu de sus compañeros. No le fue difícil, más bien todo lo contrario. Tantos espíritus arrancar y tan inquietos por la inminente batalla que les esperaba en el horizonte, habían convertido lugar en un vórtice de denso reiatsu, que atraía a Karatoraba como abeja al panal, a la vez de imponer el respeto que tal cantidad de energía suponía.

Los último metros lo recorrió en un sonido, apareciendo junto a su superior. Hideyori Taira permanecía callado, como todos, aunque éste se encontraba algo alejado del grupo. Karatoraba se acercó a él con discreción, mas sus palabras no deseaban serlo. Habló en voz alta, para asegurarse que la Espada que comandaba aquel batallón oía su informe:

— Todos los preparativos en orden, Taira-sama. — comenzó, elevando su máscara para mirar a los extraños ojos de la Fracción. — El noventa por ciento de la actividad de la Novena Sección está enfocada en esta misión, por si se necesitaran... — vaciló un instante, esperando no herir el orgullo de la temible Espada. Por si se necesitaran esfuerzos, señor.

Tras aquellas escuetas y banales palabras Karatoraba se retiró sin esperar reacción de la estoica cara del Hideyori, acercándose al grupo. Por el rostro de su amigo y superior sabía que no conseguiría sacarle ni media palabra hasta que su espíritu satírico despertara de su letargo, por lo que lo dejó sólo y se dedicó a observar y analizar la fauna que se había reunido allí.

Estaba, por supuesto, la temida y respetada Espada de la Sexta Sección. La atmósfera a su alrededor era la más cargada de todas. Junto a ella estaba uno de sus cachorros, Carolyn, la cual Karatoraba no tenía el gusto de conocer. También estaban allí Aaron, con el que había compartido alguna que otra misión, su antiguo compañero Reiko, al que debía un favor, y Jack Vesper, el subordinado de Aaron que ya había "sufrido" el filo de la wakizashi de Karatoraba.

Supuso que la espera sería para largo, por lo que echó mano del tabaco y su pipa bajo sus ropajes. Inclinó el sombrero para hacer pantalla al viento, y encendió con calma su larga pipa. El fluir denso del humo solía relajar a Karatoraba, pero con aquella brisa y aquel ambiente, el humo a penas podía formarse, que rápido se escapa de aquella concentración de reiatsu. Todos callaban y no sería él quien rompiera el silencio por lo que se dedicó simplemente a esperar el devenir de los acontecimientos, pipa en mano.


Hablo - Pienso - Piensa mi alter ego - Narro


Sanchiago Karatoraba Barurusu
avatar
Karatoraba

Post : 110
Edad : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Scatha el Miér Oct 13, 2010 2:02 am

Los ecos habían resonado con nitidez dentro de la cabeza Scatha, formando las palabras adecuadas para despertar su ansia. Se puso en pie lentamente, tomando su zampakutou del suelo con desgana, casi arrastrándola mientras se movía despacio. Abandonó su confortable sala de trofeos para dirigirse hasta el punto donde todos iban a reunirse para el gran evento. Mientras sus pies golpeaban el suelo con un eco tímido y parsiomonio, la mente de Scatha iba concentrándose en las formas nebulosas, distantes y poco definidas en la profunda oscuridad de su cabeza; criaturas amorfas y mudas cuya figura se iba esclareciendo conforme sus pies desnudos se aproximaban a la sala.
Muchos se reunirían allí: no siempre se podía lamer el culo a los influyentes a gusto; y aquella era la oportunidad perfecta para hacerlo y aliviar un poco el tedio del día a día y su molesta rutina. Su visión se perfiló de diversos matices nebulosos matizados por diferentes olores a cual más dispar, desde el respeto hasta el más bajo instinto animal.

Rozó el pomo de la puerta y abrió despacio; atravesó el umbral hasta la estancia. No había tenido demasiados encuentros personales con los allí reunidos, pero los conocía de oídas lo suficiente, sobretodo a Okami. ¿Quién no había escuchado nada sobre ella? Un perro rabioso y con sarna era un pajarito a su lado; lástima que para todo hubiera tratamiento. La fuerza podía ser un poderoso aliado pero también una gran debilidad, si no se sometía al más estricto control. Scatha comprendía muy bien la fuerza bruta; la sentía en su carne pero hacía tiempo sometió la brutalidad irracional por un estado mucho más esclarecedor. Además, su espíritu lánguido y frío mantenía a raya cualquier desbocamiento sentimental.

Dejó que la puerta se cerrase tras de sí, mientras sus pies desnudos avanzaban hasta los demás.

-¿Llego tarde?

Su voz, grave y distendida invadió la sala dejando un leve eco, mientras sus abalorios entrechocaban creando un sonido hueco en el amplio espacio vacío.

-Me gustaría sumarme a la caza. Esta rutina inalterable me está matando –musitó la arrancar sin hacer un solo gesto para enfatizar sus palabras, dejándolas casi sin sentido alguno, salvo su tono indiferente y vacío-. …Oops, perdón por mis modales, a menudo olvido que no estoy sola cuando hablo en voz alta… Scatha, fracción de la 3ª Sección

Sabía de que iba todo el asunto y estaba ansiosa por empezar, como un chiquillo ante la promesa de sus padres por un nuevo juguete.

avatar
Scatha
Espada Sinister
Espada Sinister

Post : 95
Edad : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Zhyon Goldsmith el Dom Oct 17, 2010 1:11 pm

Hacia mi paseo diario con las manos en los bolsillos por el desierto ,como todos los días mientras pensaba:

Que aburrimiento ... Nada que hacer ,nadie con quien combatir ,creo que si no peleo con alguien en estos últimos días me volveré loco.

En ese momento escuche una voz con un mensaje que me pareció interesante, me detuve al escuchar el mensaje y pensó :

Una cacería ... suena divertido-mientras pensó esto último sonrió de forma siniestra.

Se dio media vuelta y se dirigió hacia el punto de encuentro ,mientras sus ansias de sangre habían aumentado tanto que incluso se podían sentir. Con la mano en mi zampakutoh sonreía de forma siniestra pensando cuanta sangre se podría derramar en aquel evento ,desenvaine mi zampakutoh ,en ese momento salto un hollow el cual terminó con un corte en el centro de su mascará y desapareció. La sangre derramada por ese hollow en parte de mi rostro calmó mi ansias de sangre por el momento.

Mientras caminaba a aquel punto de encuentro una brisa corría ,prediciendo la tormenta que se acercaba.

Al cabo de unos minutos estaba frente al punto de encuentro , abrí aquella puerta con esa sonrisa siniestra en el rostro y mirando a los personajes que estaban ahí ,solo algunos me llamaron la atención y decidí no perderles el rastro por el momento ...
En ese momento dije :

Espero no haber llegado tarde.- con un brazo en el vientre haciendo una reverencia.
avatar
Zhyon Goldsmith

Post : 14
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Lain el Jue Oct 21, 2010 4:48 am

La luz de la luna se derramaba a través de los pilares de mármol de El Amanecer, reflejándose en la sangre vertida y devolviéndole un brillo enfermizo. El cuerpo de un Arrancar se deshacía en partículas espirituales a sus pies. Elayne no osó moverse. Un silbido surcó el aire delante suya, y el brazo sanguinoliento de un compañero se retorció como la extremidad de un títere roto, separado del cuerpo. La atmósfera se volvió espesa.

-¿Quién será el siguiente? ¡VAMOS, GUSANOS!

La feroz figura se situó en el centro de la sala, luciendo una expresión desafiante en el rostro. La sangre de los que había asesinado se escurría por la hoja plateada de su arma, empapaba el blanco del uniforme y salpicaba los muros. Algunos bramaron como bestias enfurecidas, y se lanzaron a por él. La mujer cerró los ojos, apabullada. Todo había sucedido muy deprisa.

"Estamos en guerra. Tengo que avisar a Zelman. Debo avisarle..."

Abrió los párpados cuando algo le rozó las botas. La cabeza cercenada le devolvió la mirada desde el suelo, antes de descomponerse en mil luces que parecían luciérnagas. Volvió a cerrarlos y respiró profundamente; aquél había sido miembro de su Sección, pero ya no tenía importancia. Sus preocupaciones estaban lejos de esos muros.
Se apartó de la contienda que iba cobrando intensidad a sus espaldas. Caminando, apretó los puños a ambos costados, sin volverse, pero escuchando. Sonidos húmedos de entrañas derramándose, acero hendiendo la carne y partiendo huesos. Aullidos. La melodía ensordecía a medida que se alejaba.
Fustigada por un malestar momentáneo, desvió la mirada del pasillo para observar el aleteo de las aves blancas al otro lado de los ventanales. Como desde hacía un buen rato, los cuervos blancos revoloteaban bajo la oscuridad de la noche, repitiendo el mismo comunicado como si fuera una maldición.

-¿A dónde vas, Lain?- preguntó una voz tras ella. La Arrancar giró la palidez de su perfil hacia él, y le sobresaltó el profundo dorado de sus ojos.- La reunión no queda en esa dirección.

-¡Klauss!
- exclamó casi sin aliento. Se percató de que la tenía sujeta por la muñeca, impidiendo que retrocediera. Lo miró y sonrió con nerviosismo- No, ya lo sé... Pero no iba hacia allí. Yo iba a ...- se detuvo, dándose cuenta de que sería inútil inventar una excusa. Frunció los labios en una mueca que pretendía ser amistosa e hizo lo posible por parecer serena.- Esto... Korhn ha muerto. ¿Sabes quién es? Bueno, era... Solía pasar mucho tiempo en la Sección, le gustaba hablar conmigo. Era amable... salvo cuando intentaba matarte, claro. Una lástima, ¿verdad? Te habría caído bien.

El cuervo la observaba con la inexpresividad de un muñeco de cera, haciéndola sentir más incómoda de lo que ya estaba. Había algo en su silencio que lo hacía parecer amenazador.
Sin decir nada, tiró de ella con brusquedad, obligándola a seguirle. Debía estar pensando en algo importante, porque no le habló en un buen rato, y, cuando lo hizo, su voz apenas era un susurro.

-Se han puesto nerviosos con el aviso. Es lo que sucede cuando una bestia siente el olor de la sangre; enloquece. Pasarán un buen rato devorándose los unos a los otros hasta que se calmen, y entonces podrán obedecer- hizo una pausa-. Qué inoportuno, ¿eh, Lain?- los ojos azules de ella se fijaron en él, interrogantes- Los perros del amo tienen tanta hambre que se despedazan entre ellos...

Asintió prudentemente, reprimiendo la urgencia de liberarse de su agarre y abandonar el edificio. La simple alusión a Marcus la ponía enferma, algo lógico dada su posición. Habían diversos motivos que justificarían la ejecución de un Arrancar, tales como la envidia o el aburrimiento, pero quizá el más razonable era el sentimiento de traición. En todo ejército estaba mal vista la deslealtad, incluso en Hueco Mundo. Especialmente en Hueco Mundo...

-Compórtate- musitó su acompañante, empujando una de las hojas que formaban la puerta de entrada a la sala que habían sido citados. Elayne no pudo sino observar de forma indiscreta los rostros de los allí presentes, pasando a la habitación. A la mayoría solamente los conocía de vista, pero se sintió aliviada al ver allí a Aaron Smith, al que saludó con una leve sonrisa. A pesar de la orden del cuervo, éste se había dirigido sin abrir la boca hacia una zona algo apartada, practicamente ignorando a los asistentes. Le parecía grosero no saludar.

-Elayne Corwin y Klauss Halsted, de la Séptima. Sección al cargo de... -y miró de reojo a Klauss, a sabiendas de que no mantenía una buena relación con su superior- El Señor Yoel.

Realizó una breve reverencia y fue hacia su compañero de Sección, quedando de pie junto a él.

"Lo siento, Zelman... No pude avisarte".



----
[Off Rol]: He tardado tanto en postear porque quería esperar a que lo hiciera Yoel antes, pero como anda liada voy adelantando ya que no tengo ningun tema por responder x_x
Durante la reunión seguramente postee con los dos personajes en una misma cuenta, así no hay tanto lío con los turnos. Ya cuando la trama avance y cada uno actúe por su lado lo haré con las cuentas correspondientes.
¡Trama, trama, trama, trama! ~
avatar
Lain
Arrancar Sinister
Arrancar Sinister

Post : 143
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Chris Renoir el Mar Nov 16, 2010 8:27 am

Una orden de don Marcus era para el arrancar más silencioso de Hueco Mundo algo más que sagrada y más aún si era la señora Okami la que se convertía en la voz del dirigente del lugar. A ese tipo de reuniones uno no podía negarse a asistir, y aunque hubiera podido, ¿realmente os imagináis a Chris dejando de presentar batalla? No. Por eso allí estaba, frente a las dependencias donde habían quedado en encontrarse todos los interesados en participar en aquella misión. GUERRA.

Se pasó la lengua por los labios, como si se relamiera, preguntándose cual sería el beneficio de todo aquello y asintió imperceptiblemente de una suave cabezada que despeinó un tanto sus suaves y lisos cabellos. En el fondo no le importaba el resultado, lo interesante era el juego en sí mismo, la tensión de enfrentarse al enemigo, y si éste era un antiguo Espada no podía más que ser un interesante espectáculo. El joven de cabello oscuro y andares elegantes penetró por la puerta y la cerró con suavidad. Después se cuadró y observó el panorama a su alrededor. Al parecer eran muchos los que habían decidido aceptar y presentarse en la sala, ¿les quedaba, quizás, otra opción? A algunos los conocía, al menos de vista a otros nunca los había tenido delante. Pero si debo ser fiel verdad (e intentó serlo en la mayoría de los casos) el mosquetero solo prestó atención real a su jefa, la señora Okami, Carolyn, compañera de sección (quien sabe si algo más en futuras ocasiones) y a las demás fracciones, al resto ni les conocía ni tampoco le interesaba conocerlos.

Sé que me repito hasta la saciedad, y volveré a hacerlo, pero no eran las reuniones sociales lo que a Chris realmente le interesaba. Eso de hacer amigos o confraternizar, que no era más que un paripé al que se negaba a participar, se lo dejaba a los otros. Tal vez por eso ni siquiera saludó, por eso y por su manía de hablar lo estrictamente necesario, se centró en caminar por el centro de la sala, como si tuviera todo el derecho del mundo a hacer lo que quisiera (¡anda, si lo tenía!) y solo se detuvo cuando estuvo frente a su jefa, la arrancar de ojos bicolor. Con un gesto elástico, muy propio de él, estiró la pierna izquierda y flexionó un poco la derecha para hacer una reverencia (si, una anticuada, más o menos de su época humana, prácticamente las únicas que conocía) y a continuación se colocó a la izquierda de la dama, en segundo plano y un par de pasos detrás de ella. Solo entonces se permitió observar la pared destrozada (al menos esta vez no estaban en el cubil y no le tocaría al buen de Folk limpiar el desastre) y echar un rápido vistazo a los allí reunidos. Con ojo clínico sentenció que había gente poderosa en esa sala, aunque también había individuos que creían ser poderosos y no lo eran en absoluto, pobres infelices todos ellos. Estaba seguro que esos caerían los primeros y se alegraba, a fin de cuentas los paquetes y lastres caídos aligerarían mucho el devenir de los acontecimientos. Sabía el proceder de su señora, y dudaba que la fiera Okami quisiese a debiluchos junto a ella. Hubiera sonreído de haberse mostrado propenso a ello, pero no lo hizo, no delante de tanta gente.

[FDI: Yo también he estado breve y lentorro en contestar. Deseando ver que seguirá Razz]
avatar
Chris Renoir

Post : 144
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Lucian Mekhet el Lun Nov 22, 2010 5:49 am

Aburrimiento… Lucian llevaba varios días sintiendo eso, despedazar, abrir y modificar con los miembros de su sección ya no le divertía como antes. Rara era ya la vez que algunos de sus conejillos de india le sorprendían…

-TsSs, NeCEsiTO HaCer ALgO…

"Se convoca a todo arrancar con capacidad de luchar en la sala central de El Amanecer. Estamos en guerra."

El cuervo graznó éstas palabras monopolizando la atención inmediata de Lucian.

-OKaMI… EsTa VeZ ME AlEGro De EscuCharTe.

El humor de Lucian cambio radicalmente. De un plomazo había destruido todo su aburrimiento, notaba la curiosidad corriendo por su sangre como si se la hubieran inyectado en sus venas y llegando hasta el cerebro provocando ese picor que solo se sacia con respuestas. Y no solo eso, una guerra… sonaba divertido. No sabía contra que ni quienes pero si se convocan a todos los arrancars es que el objetivo ha de ser digno a “investigar”. E inconscientemente se mordió el labio hasta sangrar.

-SorA, Nos VamOS.

Lucian tocó la frente de Sora y automáticamente todas sus entrañas, que estaban sobre a mesa, se metieron dentro de su cuerpo que se cerró como si nunca hubiera pasado nada.

-luEgO seGUirEmOS jUgANdO.

Ambos giraron y se pusieron en camino al sitio citado.

Conforme se acercaban al lugar, iba notando la cantidad de reiatsu que había en el interior de la sala y el picor del cerebro se hacía insoportable, incluso se planteó un par de veces abrirse el cráneo y rascarlo directamente, tampoco sería la primera vez.

Entró directamente sin llamar y miró rápidamente a su alrededor, conocía a bastante de los arrancars que se encontraban en la sala, pero había muchos que no.

Pasó la mirada de un lado a otro hasta que se centro en okami… su única reacción fue sacar su lengua y relamerse.
avatar
Lucian Mekhet
Desaparecido
Desaparecido

Post : 183
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Okami el Lun Nov 22, 2010 6:00 am

La loba se giró hacia los que habían llegado observándolos detrás de sus gafas anaranjadas. Sus ojos estudiaban cada movimiento de cada uno de ellos soltando un leve bufido ante algunos de los que se acercaban a ella para saludarla sin responder las preguntas o a los comentarios de ninguno de ellos. Su reiatsu era algo inestable aunque se mantenía en un rango soportable para todos los presentes, hasta los más débiles.

Cuando ya hubo un momento en el que no entró nadie más se bajó de la ventana y los observó moviéndose por la sala con un leve gruñido en su garganta. Estaba de mal humor como casi siempre ultimamente y se podía sentir con claridad en cualquiera de sus movimientos. Lentos, fluidos y poderosos.


-Se nos ha declarado la guerra. Tanto al Amanecer como a todos los arrancar que servimos a sus objetivos y a sus ideas. Alastor, antiguo Cuarto Espada, ha sido rebelado como un traidor. Ha acabado con la vida de varios nuevos Espada demasiado ilusos como para pensar que era demasiado poderos para ellos -dijo la joven mirando a Taira de reojo con una media sonrisa siniestra en su boca. Nadie más que ellos podían comprender que significaba aquella sonrisa en toda su extensión. Pronto, prosiguió con sus palabras. -El traidor se ha rodeado de varios otros arrancars insurrectos. No se quieren prisioneros salvo Alastor. Si es que él no os devora antes de tiempo. Mucho cuidado con él, es un fiero guerrero y no es para nada lento a pesar de su gran tamaño. Sed inteligentes, dividíos por grupos y atacad todos los frentes.

En ese momento la fracción de Marcus, el estilizado Eiffero hizo su aparición en la sala. Se colocó junto a la lupina Espada y creó una especie de maqueta de la zona a atacar con arena condensándola con una textura parecida a la de las paredes del Amanecer. La loba señala algunas aberturas en la roca y se ve el bosque de árboles de piedra elevándose alrededor.

-Sabemos que Alastor se oculta en esta formación. Las entradas, en caso de que fuera necesario son muy obvias por lo que es completamente seguro que intentarán tenderos una trampa. Tampoco sabemos de las habilidades de los traidores, al menos no de todos ellos por lo que puede que tengan que salir a lugar con vosotros -la loba observaba a los presentes detrás de sus gafas anaranjadas con detenimiento y calma, quería verlos a todos pensando en la mejor manera de entrar por lo que no hizo que la fracción de Marcus hiciera desaparecer la maqueta. -Acabad con los subordinados y sobrevivid pues solo unos pocos no podréis contra Alastor... Es demasiado poderoso...

Okami se quedó durante unos segundos pensativa. Con un movimiento de su cabeza miró a Chris sabiendo que ese gesto sutil sería tomado con acierto por su mosquetero y ambos se marcharían de la habitación. su ceño estaba fruncido pero tenía una sonrisa lupina en sus labios. Sabía que Folk ya estaría esperándolos con su pequeño paquete para el dirigirse al mundo humano... Después de todo, Okami, tenía otras órdenes.
_______________________________________
[OFF]

Ya no es necesario que posteen en este hilo si no tienen algo importante que contar. En breve se crearán los post para que cada grupo se dirija a ellos. Se posteará un post en este mismo hilo para enviaros a cada uno. En el link siguiente podrán encontrar la división de grupos. No son fijas, pueden elegirse por lo que no se preocupen que hay movimiento para todos. ^^

Para el que no se haya enterado, en este hilo
se están haciendo los grupos para dividir la trama de 'La Cacería'. Por favor, pásense por ahí para pillar uno de los huecos libres.

Gracias. ^^
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Yoel el Miér Nov 24, 2010 11:11 am

Parecía que una ola de excitación inundaba El Amanecer. Todo el mundo había oído los tambores de guerra y aunque no luchaban contra shinigamis, toda oportunidad de verter sangre era bien recibida en el mundo arrancar; últimamente demasiado tranquilo. Habían habido muchas muertes y desapariciones de los Espadas, por lo que todo el mundo sabía que era una gran oportunidad para ascender o de librarse por medio de un “accidente” de alguien que hiciese sombra. No obstante, otros se quedarían en palacio. El nombre de Alastor y los rumores de las muertes de varios Espadas a sus espaldas, era un riesgo demasiado grande para algunos. Los hollows eran cazadores, pero también supervivientes.

Yoel recorría los largos pasillos de El Amanaecer sin fijarse en ningún rostro en particular; caminando solo y ensimismado en el pensamiento de poder abandonar la fortaleza unos días con sus congéneres, para así poder olvidar ciertos asuntos que le atormentaban. Sabía que llegaba tarde, pero había dudado mucho sobre la idea de partir. El lobo no temía nada a Alastor o a cualquier secuaz que se le hubiese unido, simplemente le preocupaba lo que pudiera encontrarse antes de llegar al campo de batalla. Siempre había creído tener claro quién era y poco qué quería. Pero ahora, comenzaba a ver que sus recuerdos eran más claros, pero más entremezclados. Sabía que había sido un lobo y antes, en vida, un niñato arrogante con más dinero del que podía gastar. Pero... ¿Era toda su historia?¿Había algo más que no era capaz de recordar? Necesitaba sangre y muerte, olvidar toda conexión con el pasado y si era necesario, volver a ser ese animal instintivo que amaba la caza y la muerte por encima de todo.

Por fin llegó a la amplia sala de reuniones, Okami estaba comenzando a explicar todos los pormenores de la misión y la Fracción de Marcus estaba a su lado. Por lo que explicaba, la misión parecía casi suicida, pero no por ello, menos interesante

Por fin una distracción.

Off: Me gustaría participar


Última edición por Yoel el Lun Nov 29, 2010 9:36 am, editado 1 vez
avatar
Yoel
Espada Dexter
Espada Dexter

Post : 166
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Erzsébet Batory el Miér Nov 24, 2010 12:53 pm

Los pasos de su Espada eran sonoros y decididos y la arrancar los seguía con cautela. Como ya esperaba, Yoel no había notado en absoluto su presencia y se dirigía a La Sala de Reuniones sin mirar atrás, evitando todo lo posible a cualquier ocupante del palacio.

Llevaba días evitando a su superior, ya que siempre le mandaba tareas absurdas que le hacían perder el tiempo estúpidamente, para que luego le dijese que todo lo había hecho mal. Por alguna razón que desconocía, el lobo le tenía una especial aversión que no se molestaba en esconder; es más, hacía todo lo posible porque la notase, pero ello procuraba no darse por aludida.

Por mucho que le molestase la actitud de Yoel y las consecuencias desagradables que tendría combatir junto a él, la joven no pudo evitar sentirse arrastrada hacia el combate. El simple pensamiento de ver su espada clavada en un cuerpo lleno de vida y observar como se retuercen de dolor mientras escupen intentando soltar alguna palabra, era algo que le fascinaba casi hasta el éxtasis; y aunque sabía que la caza era algo primitiva, sentía que también había algo sagrado y mágico en el comer o ser comido

El Espada se paró de repente y se quedó en el umbral de una puerta. Al parecer, la reunión ya había comenzado, pero habían llegado para escuchar lo primordial. Tenían que matar a Alastor.

Off: Me gustaría participar^^
avatar
Erzsébet Batory

Post : 13
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Dimitri Volkova el Sáb Nov 27, 2010 4:03 am

Llegaba tarde, pero no por eso aumentaba su paso. Le adelantó, éste sí, a paso ligero, otro arrancar de cabello largo y platino, como finos hilos argénteos. ¿A qué viene tanta prisa...? se preguntaba...

Al alcanzar el habitáculo, se quedó justo en la puerta, apoyado en el marco, cuando ya había comenzado la explicación. No se molestó en presentarse, y mucho menos a sabiendas de que la intervención enojaría aún más a la feroz loba que de andares caninos gobernaba la sala. Se notaba la tensión en sus músculos, y en sus cuerdas vocales, que le producían una voz más bien tirando a ronca, y que, de no conocer a su propietaria, bien podría ser de un hombre.

La explicación fue concisa, y varias ideas parecían estar subrayada con rotulador rojo: No confiarse era una de ellas, que, para que que hubiese llegado a conocer a aquel toro bravo, era obvia. La otra era el poderío de Alastor, que visto su cuerpo, era igualmente obvia. Si todo lo que tenían que decirles eran cosas que ya la mayoría de los que allí estaban eran conscientes, ya podrían ir dejando de perder el tiempo y poniéndose en marcha.

Una vez terminada la explicación, Dimitri simplemente se acicaló el pelo con su mano desnuda, y asintió con su cabeza. Creyó que una imagen que mostrase el cuerpo de Alastor en proporción con los pequeños arrancars que allí se posicionaban, hubiera bastado para advertir de su peligrosidad, pero bueno, cada uno tiene sus métodos... quizá si hubiese hecho eso alguno se hubiese echado atrás. Se sonrió.

Ahora, en cuanto se pusiera el grupo en marcha, él continuaría...

[OFF: IDEM. Me gustaría participar. Creí que andaría corto de tiempo, pero ahora estoy bastante más libre y podré postear con asiduidad... si no importa...]
avatar
Dimitri Volkova

Post : 46
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Alexander Folk el Sáb Nov 27, 2010 4:54 am

Como punto y final, Folk entraba por la puerta por la que en breve saldrían los jóvenes arrancars que capturarían a Alastor (o morirían en el intento). Llevaba, para no variar, su traje impoluto, sus guantes blancos, su chaleco negro y su corbata roja que le daba el toque de color.

Una vez dentro de la instancia, la puerta se bloqueó con la enorme Marienne, la -hasta ahora- más grande de sus compañeras octopedas. Marienne sujetaba entre sus patas un bulto beige en el que se encontraba la pequeña Hatsushiki, revolviéndose, y tratando de salir. Ya debería saber que era imposible, pues no fue la primera vez que la trasladaban así.

Folk caminó unos pasos hasta estar un paso por detrás de su señora y sin esperar a que se volviese, se arrodilló, con un puño cerrado en su pecho, y otro a su espalda. - Okami-sama. Los preparativos se han completado - y luego envió una mirada rápida y directa a su compañero, Chris. - Cuando quiera, podemos partir. Solo avíseme y abro la garganta. -

A Folk se le había encomendado la tarea de preparar el descenso al mundo humano. Los altos cargos de la sexta sección tenían una función diferente, y no se verían las caras con Alastor - en el caso de Folk y Chris, otra vez -. Era un ser descomunal de fuerza desproporcionada, representante del poderío y fortaleza de los antiguos espadas. Estaban a otro nivel, más parecido al de Okami que al de cualquiera de los que estaba en aquella reunión. Y más parecido al de Marcus que al de Okami. Se podía casi asegurar que alguno caería en aquella misión casi suicida, pero había que hacerlo. No se podía dejar a un traidor danzando y campando a sus anchas por el desierto del señor de El amanecer, y esa era la tarea del diminuto ejército que se presentaba, y se antojaba debil delante de la gran Okami.
avatar
Alexander Folk
Desaparecido
Desaparecido

Post : 262
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Okami el Sáb Mar 05, 2011 1:50 pm

Okami los observó a todos mientras se iban marchando poco a poco. Algunos mantiéndose unidos con los demás miembros de su sección. Otros parecían reunirse simplemente por azar.

La loba tenía otras cosas en mente que le alejaban de aquella sala circular de pureza blanca. Ideas relacionadas con el tiempo que pasó junto a Marcus como hollow. Antes de ser arrancarizada, de tener que tratar con seres semejantes. Seres podridos, corruptos, muertos por dentro como si estuvieran completamente huecos por dentro. Si fuera por ella, la gran mayoría de ellos habrían sido desmembrados largos años atrás. Pero debía reprimir sus ansias de ser el filo ejecutor de la selección no tan natural y dejar que las cosas tomaran su rumbo. Como le había dicho alguna vez el propio Alastor:

"Con el tiempo, todo vuelve a su lugar Okami. No hay que presionar, solo tener paciencia..."
- Paciencia... Tsk... -murmuró en voz baja alejándose de la ventana para volver a la realidad y alejarse de recuerdos que deberían ser olvidados.

Poco a poco al ir centrándose más en lo que harían los tres en el mundo humano volvió a sonreir. Tenía ganas de volver a cruzarse con aquel extraño capitán de cabello largo. Le debía una herida mucho más profunda de lo que le había hecho antes. También se preguntó si sus dientes habrían dejado cicatriz en la piel de aquel shinigami. Instintivamente se pasó los dedos por la suya de forma distraída y parpadeó un par de veces sacudiendo la cabeza y moviendo los hombros desentumeciendo los músculos y estiró la espalda dejando que sonase un gran chasquido.


- Bien. Nos vamos al mundo humano.


[OFF: Chris Renoir y Alexander Folk Aquí. Los demás ya tenéis grupo y post asignado. ¡¡A divertirse toca!!]
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Cacería... I [TRAMA]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.