Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Muy buenas!
Jue Abr 30, 2015 3:40 am por Kenta

» Ethernia Ehlysea {Afiliación Élite}
Dom Mayo 25, 2014 7:56 am por Invitado

» Foro RPG Naruto (Élite) (caida de botones)
Dom Mayo 25, 2014 6:04 am por Invitado

» holau gente ^^
Lun Mayo 12, 2014 6:03 am por taider kend

» Foro RPG Naruto (Élite)
Sáb Mayo 03, 2014 7:20 am por Invitado

» School of devil way [Elite]
Dom Mar 23, 2014 7:39 am por Invitado

» Attack On Titan ;; Reapertura [Cambio de Botón - Normal.]
Mar Ene 14, 2014 1:09 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Dom Dic 08, 2013 3:51 pm por Invitado

» I Want Candy! {Invitación}
Lun Nov 11, 2013 9:54 am por Invitado

» Homines Hortum || Élite [Yaoi]
Dom Oct 20, 2013 2:42 pm por Invitado

Miembros del Staff
Bleach Legend StoryDarkest Night: El foro de rol de DC Comics Never AfterHeart BlackBleach: Shadow Of SeireiteiCity of HorrorKikanKikan Sword Art Online (SAO)Mariollette Empire ~ ROLTrono de Poniente Nova Orbis











Recordatorio: El tamaño de los botones deberá ser obligatoriamente de 40x40
Shiki Topsite! Sekai Anime Top List  Kuroi Bara Lista Top  Lista Top Onigroup ROLTop4Us BRA Topsite Roleplay Monster
Este skin ha sido diseñado por Deimos y modificado por el Staff de Souls&Swords por lo que la copia o distribución de los códigos está prohibida. El código de algunas descripciones pertenece a Remember. Agradecimientos a Haru por compartir el código de la portada con nosotros.




El chacal vuelve

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El chacal vuelve

Mensaje por Scar el Jue Mayo 27, 2010 1:13 am

Las dunas de Hueco Mundo, sin duda las más peligrosas de entre todos los mundos, más incluso que el desierto del Sahara si te perdías en él, el destino de viaje que había tenido Scar durante 20 años, y ahora era el momento de volver a donde se "crió", a la 6º sección, entre las dunas se podía ver una figura ensombrecida por el reflejo de la arena y el sol, se trataba de Scar, quien a paso ligero y con su reiatsu alto para que lo pudiesen notar dentro de la 6º sección se dirigía hacia la misma, como volviendo al nido o al hogar.

Aquellos 20 años habían servido para mucho en él, lo habían fortalecido, había logrado la resurrección ahí e incluso había entrenado contra los Vasto Lorde y otros arrancares que estaban por ahí perdidos, porque no...matándolos sin piedad, algunos a traición, otros con un combate directo, de uno contra uno, era más partidario de ese estilo después de todo, aunque la verdadera razón de su viaje no había sido esa, si no que era todo lo relacionado a sus recuerdos, intentando encontrar respuestas a su existencia, vacía y oscura, tanto como su resurrección o como una noche despejada pero sin estrellas.

Al acercarse a la 6º sección lo primero que hizo fue bajar la intensidad de su reiatsu, para que nadie dentro se alarmase, aunque sabiendo quien estaba allí, de poco habría servido eso, o al menos tenía ese presentimiento, de que algo le decía que por alguna razón u otra aquella visita inesperada por su parte iba a llevar más de un problema hacia el propio Scar, solo esperaba no tener que dar explicaciones de porque se había ido, o de porqué no avisó siquiera cuando se marchó, pero la verdad era que lo prefería así, desaparecer sin que nadie se diese cuenta, alguien solitario, al igual que despiadado...la sangre fría era algo que caracterizaba a un guerrero, Scar sabía que ahí fuera o matas o mueres, es simple ley de vida, la ley del más fuerte y la ley más cierta que había conocido y que se podía aplicar en el desierto de Hueco Mundo, si eras débil, solo te esperaba el ser comido por un hollow cualquiera...no había honor en esa muerte.

Una vez en la 6º sección recorrió los pasillos, los cuales estaban recubiertos de mármol blanco, ese era un detalle que no recordaba de la última vez que estuvo allí, ¿que había pasado en aquel lugar para que lo remodelasen de forma tan brusca?...aunque tras 20 años...no sabía de que se extrañaba, normal que quisiesen cambiar la decoración del lugar, aunque vaya cambio, no se lo esperaba de aquella manera, y la verdad, ahora estaba confuso, o eso mostraban sus amarillentos ojos, los cuales miraban de un lado a otro, ¿habrían cambiado las salas de sitio o seguirían igual?...¿seguiría siquiera Okami por aquellos alrededores o habría cambiado de sección?...demasiadas dudas para ser contestadas por si mismo, y mucho menos si no tenía una referencia del lugar.

Habría sido fácil guiarse por el olfato o por el oído, pero, al igual que con los ojos, si confías mucho en tus otros sentidos, te pueden engañar, y prefería no correr ese riesgo innecesario, aunque aquella sala...tenía forma rara, ¿era siquiera la sexta sección?, si...sin duda lo era, pero estaba...rara, era una sala en forma de cruz, la recordaba porque era la sala de reuniones, pero...¿que había pasado allí?...el cambio de decoración le había confundido...demasiado, tanto el suelo como las paredes eran diferentes, y porque no se molestaba en mirar al techo para saber si tambien había cambiado o no porque si no se podría llevar una sorpresa bastante grande.

Lentamente se posicionó en el centro de la cruz, mirando hacia los lados y hacia delante, esperando a ver si alguien le guiaba un poco puesto que acababa de volver y ya se había perdido allí dentro.

"Empezamos con buen pié"
avatar
Scar

Post : 27
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El chacal vuelve

Mensaje por Okami el Vie Jun 04, 2010 11:22 am

Tras todos los incidentes ocurridos la espada se encontraba algo más calmada. Al haberse desahogado con sus subordinados sintiéndose algo... satisfecha? Por un momento la culpabilidad había surgido en la mente de la salvaje arrancar pero como un lobo que devora su presa, sus instintos ahogaron aquel sentimiento tan humano y gruñó levemente mientras recapacitaba en lo que había pasado en los últimos días.

Se encontraba en la bañera, relajada mientras miraba hacia el techo con la cabeza apoyada sobre el borde pasando la yema de sus dedos distraidamente por su piel hasta llegar a la herida que casi estaba cicatrizada por completo. Recordar a aquel capitán la hizo gruñir molesta. Recordaría su cara por siempre y la siguiente vez que se encontrasen no se contendría como en ese último encuentro. Aquel shinigami gritaría para ella. Sonrió relajando sus músculos que se habían tensado por momentos mientras seguía tarareando una melodía que no sabía de donde venía pero que la venía a visitar desde aquel primer encuentro con Yoel... Maldito cachorro arrogante y solitario... Aquello le hizo acordarse de un joven arrancar a quien la salvaje espada había otorgado su nombre tiempo atras, tal y como Marcus había hecho con ella. Le había llevado a una existencia superior, le había otorgado el poder de decidir por encima del hambre atroz que invade a todo hollow.

Scar... Dónde estaría ahora aquel impertinente y molesto cachorro? Hacía tiempo que se había marchado del Amanecer para ir, según dijo, a aumentar su fuerza. Aún recordaba la media sonrisa bajo la máscara y su voz distorsionada mientras gruñía molesto cada vez que acababa debajo de ella inmovilizado con una de sus llaves. De vez en cuando se acordaba de él sobre todo con como la coleaba siempre que tenía que salir de misión o algo. No es q fuera su perro faldero, pero ambos se tenían una estima bastante cercana, más bien como hermanos o muy buenos amigos. Habían cazado juntos muchas veces. Aquel muchacho era lo más cercano a una manada que había tenido en mucho tiempo y aunque nunca lo admitiría, la dejó bastante sola cuando se fue.

Sin embargo, un aroma que jamás olvidaría llegó hacia ella incluso por encima de los aromas de los jabones que había usado Folk al preparar su baño. Aquello hizo que la tensión del cuerpo de la arrancar se hiciera visible en sus fibrosos músculos y aunque las burbujas no mostraban cada de su entrenado cuerpo se podía intuir por los hombros y los brazos. Scar, había vuelto. Un gruñido suavemente placentero salió de su garganta mientras casi a través de las paredes de la sección seguía el recorrido del reiatsu del joven hasta posar la mirada en la esquina tras la cual debía estar la puerta principal de acceso a la 6ª Sección.

La sala, que era en la cual recibían todos los mensajes y los enviados tenía forma de cruz y estaba plagado de puff blancos por todo el suelo, cojines en los que Okami gustaba de acurrucarse o sentarse para estar más cómoda. En las aspas verticales estaban la puerta principal, que daba a un largo pasillo de mármol blanco como el resto del palacio, y en el lado contrario de la habitación había otra puerta de semejantes características pero más pequeña. Esa puerta conducía al interior de la 6ª Sección y a sus dominios. Para poder llegar hasta ella cualquier persona non grata, tendría que pasar por encima de la espada y las dos fracciones, los que habitaban aquel lugar casi las 24 horas del día, todos los días. Sin embargo, en las aspas horizontales se encontraba en un lado una puerta que conducía a la pequeña cocina y despensa que tenía el mayordomo y fracción de la 6ª sección, y algunas estanterías con varios libros. El el lado contrario un biombo con motivos orientales y una bañera de estilo antiguo daban un toque algo extraño sin embargo la Espada gustaba de darse un baño bastante a menudo y abandonar aquel lugar no le parecía necesario ni útil por lo que había ordenado que se instalara allí.

Por lo tanto, desde la situación actual de la espada, no podía ver al arrancar que acababa de hacer su entrada en la sala. Antes de que pudiera acercarse Okami había hecho descender su reiatsu hasta casi hacerlo indetectable a no ser que estuviera cerca de ella por lo que no le sorprendió que Scar no se hubiera percatado de su presencia. Le observó mirar a su alrededor cuando llegó al centro del lugar y sonrió de manera lobuna cruzando los brazos apoyándose sobre el borde de la bañera en una postura más cómoda. Su cabello corto mojado estaba echado hacia atrás dándole un aspecto más pulcro y sofisticado.

-Cuánto tiempo sin verte... Cachorro... -dijo con voz tranquila mirando al muchacho. Era una extraña bienvenida pero por lo menos la Espada estaba de mejor humor ahora que había vuelto su cachorro que en los días pasados. Casi se le habían olvidado los motivos de sus enfados pero no a Hayato... No pararía hasta darle caza y ahora tenía un buen as para ello.
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El chacal vuelve

Mensaje por Scar el Jue Jun 10, 2010 5:56 am

Sus pasos anteriormente le habían llevado al centro de la sala, llevándole a agudizar sus oídos ya que de todos los sentidos, ese junto al olfato eran los que menos engañaban, mentira puesto que no había percibido que a no más de unos metros estaba Okami, dentro de una bañera, al menos no la pudo presentir hasta que la escuchó llamarle tal y como ya le había llamado millones de veces antes, "cachorro".

Se giró un poco metiéndose una de sus manos en la chaqueta mirando con una ceja arqueada a Okami,, ya sabía quien había hecho todos los cambios al ver el número de Okami casi detrás de su oreja, no quería imaginarse lo fuerte que se había vuelto, y aunque tuviese que andar con pies de plomo...ese no era su estilo con la arrancar, además, le gustaba gastarle bromas, como había hecho siempre.

-Pues si Okami mucho tiempo, tanto que te han salido arrugas y canas baa-chan- Dijo con un tono de broma, sin su máscara distorsionadora de voz, con una media sonrisa bajo la cara, ¿ver a Okami de los nervios?, ningún espectáculo mejor.

Aunque era cierto también que en todos esos años de viaje, le había echado de menos, el simple hecho de haberle encontrado un nombre y de no haberle abandonado a su suerte o haberle devorado ya era para él una muestra de confianza, lo que se había convertido en afecto entre amigos, por lo menos para él, ya que tampoco conocía a muchas personas más.

Una vez dio unas milésimas borró su sonrisa maliciosa de la cara y sonrió de forma más tranquila, mientras se cruzaba de brazos soltando un profundo suspiro. -Me alegra volver a verte Okami- Debía ser sincero de vez en cuando, ¿no?.

Aunque de forma inmediata se llevó las manos a la nuca dándose la vuelta soltando un sonoro bostezo, estaba cansado del viaje si, pero aun podía aguantar de pie horas por lo menos, era simplemente porque era un vago, y uno de los grandes, eso ni el viaje se lo había cambiado, había matado a más de un hollow por no dejarle dormir a gusto o por despertarle, siempre tan impulsivo con esas cosas...¿de donde lo habría aprendido?.

-¿como ha estado todo en este tiempo?...veinte años no son precisamente pocos para que esto no haya cambiado.- Dijo perspicaz, sobre todo por los cambios y por el número 6 en el cuello de Okami, seguro que tenía miles de historias que contarle, y esas historias eran de las que había aprendido como sobrevivir en el duro desierto del HM y en Las Noches, porque había recordado las enseñanzas pasadas de Okami, si no habría sido un perro extraviado sin rumbo, hambriento y sediento. -Da gusto volver aqui, volver a la manada-

Con lentitud se ajustó sus destrozados guantes, necesitaba unos nuevos y rápido si no quería ir mostrando sus garras a todo el mundo, lo encontraba como una falta de respeto por su parte, sobre todo, porque a aquellos a los que se las ha enseñado, están todos muertos, era como una ley que se había impuesto a si mismo, "si enseñas tus garras, derrama sangre, si desenvainas tu espada, derrama sangre", era útil porque así sabía cuando controlarse y cuando dejarse llevar por su sed de sangre de la cual había disfrutado poco...no había viajado para matar, si no para encontrarse a si mismo, su pasado, y para hacerse más fuerte y ser un arrancar como dios manda...esperaba haberlo conseguido desarrollando sus sentidos predatoriales.
avatar
Scar

Post : 27
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El chacal vuelve

Mensaje por Okami el Miér Jun 30, 2010 7:50 am

La arrancar sonrió al ver a su criatura girarse hacia ella aunque su mueca se tornó más sádica al escuchar sus palabras de burla hacia ella. Al instante siguiente algo había atravesado el torso de Scar clavándose en la pared de detrás del muchacho justo en el centro de la puerta de servicio por el que desaparecía Folk de vez en cuando. Ahora que lo pensaba, no sabía donde se encontraba el mayordomo aunque seguramente estaría cerca.

-Ahora deberías cuidar más tus palabras Cachorro. Soy Espada y no quisiera que todos los de la manada fueran tan impertinentes como tú... -dijo con un gruñido de advertencia acompañado de una elevación de reiatsu que hizo que el agua de la bañera se removiera creando pequeñas olas. -Acércate, pequeño, tienes mucho que contarme -indicó con una mano a que se sentara delante de ella cruzándose de brazos sobre el borde de la bañera apoyando la barbilla sobre ellos.

Cuando estuvo lo suficientemente cerca sacudió la cabeza como lo hacen los perros haciendo que todo acabara bañado de gotitas y su cabello revuelto se acomodara de manera completamente aleatoria sobre su cabeza. Sus ojos bicolor se fijaron en los de Scar mientras esperaba su relato, suspirando ante la pregunta del joven arrancar.

-Vladimir y los demás han muerto, cachorro... Ahora el Amo ha nombrado a nuevos Espada aunque somos pocos por ahora -dijo con un gruñido molesto lanznado un mordisco al aire al recordar a Kenzo. -Muy lejos debías de estar para no notar las explosiones de energía de la guerra... Obtuve mi primera gran presa... Un capitán... -sonrió de manera orgullosa aunque hubiera tenido la ayuda de una de sus fracciones y hubiera estado herido, para ella seguía siendo motivo de orgullo. -No está muerto, aún... -termincó mientras se relamía los labios como si aún saboreara la sangre de ese shinigami.

En el hombro, se podía ver la cicatriz que había dejado el capitán del 7º escuadrón en su piel que aún le quemaba en alguna que otra ocasión y le hervía la sangre al recordarle. Aún así se prometió a sí misma que se la devolvería con creces la próxima vez que se encontrasen. Aún así volvió a posar su mirada bicolor sobre el rostro de su cachorro y ladeó la cabeza hacia un lado apoyando la mejilla sobre los brazos suspirando.

-Pronto conocerás al resto de la manada. Y espero que te comportes... -dijo mirándole con una sonrisa sarcástica en el rostro. -Mis fracciones no son para nada tan permisivas como yo y verás como mantengo a raya a los arrancar de esta división. Además solo queda una hembra y es terriblemente estúpida. Aún así es un buen señuelo y no quiero que le pongas la mano encima. Entendido? -preguntó con más seriedad mirando al arrancar. -Cuéntame algo de tus viajes, Cachorro...
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El chacal vuelve

Mensaje por Scar el Vie Jul 02, 2010 1:31 pm

En cuanto lo que le lanzó Okami le atravesó se desplomó sobre el suelo con un gran agujero abierto en el estómago, sangrando mientras miraba fijamente el techo, ido en sus pensamientos, si, se había olvidado de las reacciones repentinas de Okami, aunque de todas formas poco podría haber hecho, solo una cosa se le ocurrió decir a modo de broma, cosa que Okami también sabía sobre todo por su capacidad de regeneración.

-sheeez...esto me va a dejar marca.- Dijo mientras se levantaba, aun sangrando, sacudiéndose la ropa al mismo tiempo que la herida empezaba a cerrarse emitiendo unos crujidos por los órganos y los huesos que se había llevado por delante aquello que le había lanzado y que ni se había fijado donde había acabado, cuando Okami le llamó ya más tranquila fue, sentándose de espaldas a la bañera, poniendo sus brazos en el borde de la misma y apoyando su cabeza en su fría superficie, a un lado de la posición de Okami, tampoco iba a estar incordiandola las 24 horas del día.

Escuchó en silencio sus palabras, sin poder evitar dar un leve gruñido parecido a el de un perro enrabietado cuando le dijo Okami que Vladimir había muerto, vale, no es que fuese muy amigo de él, a quien iba a engañar, no lo había conocido más que un par de veces de vista y de lejos, por lo que no se apenaba de su muerte, pero, era el antiguo espada, no era simplemente rabia, era emoción de poder encontrarse al que lo había matado, verlo a la cara, y si era un enemigo, intentar destrozar a aquel que había acabado con su antiguo espada, cazar al cazador.

Entonces escuchó la parte del capitán, mirando a Okami mientras escuchaba sus palabras, que alguien le hiciese actuar asi sin duda había tenido que ser alguien fuerte, bueno, ella sabría, no le dió mucha importancia, era Okami de quien se trataba, aquel shinigami pronto estaría muerto, y pronto ya era demasiado tiempo si de Okami estaban hablando.

Escuchó con pesadez eso de conocer al resto de la manada, sinceramente le gustaba cuando formaba equipo para cazar con Okami, eso de tener que conocer a nuevos camaradas le quitaba la parte divertida a la cacería, incluso cazar solo era entretenido siempre y cuando se supiese como hacerlo, y eso sabía que incluso Okami sabría lo que estaba pensando, peeeero, si no quedaba opción, aunque puso cara de cachorro abandonado cuando escuchó lo de la hembra, desilusionandose al instante, suponiendo asi que tendría que encontrar la diversión en otro lado.

-estaaaa bien, tienes mi palabra.- Dijo sin más con un tono algo serio inclinando un poco su cabeza, entonces Okami le pidió que le contase cosas de sus viajes, no sabía ni por donde empezar, había hecho tanto en ese tiempo que seguro que se le pasaban muchas cosas de largo, tanto que incluso no recordaba haber sentido aquellas presiones espirituales, tal vez si le contaba algo de las noches o del bosque de menos...si, podría servir.

-Bueno, no se por donde empezar, he estado en bastantes sitios de Hueco Mundo, he cazado mucho, hasta el punto de caer reventado y no moverme, aunque, ya sabes lo rápido que me recupero...hmmmm, creo que te contaré cuando cacé a unos shinigamis, si, esa fue la mejor de mis cacerías, no se como, unos shinigamis habían llegado a las noches, y yo los estuve acechando durante tres horas hasta que durmiesen, eran cuatro en total- Una sonrisa sádica se estaba formando detras de su rostro -No pudieron casi ni herirme y eran lentos, los shinigamis son una raza inferior, y como tal, los destrocé...se alarman con nada, y eso les provocó incluso enfrentarse entre ellos...tendrías que haber visto sus caras antes de matarlos...envueltos en sangre...devoré sus almas y me hicieron más fuerte...luego visité lugares como el bosque de los Menos grande y esos lgares peligrosos...hubo una vez que mi externón había dejado de existir por un cero de un vasto lorde...aunque ya sabes...casi nada, lo derroté sin usar mi resurrección ni mis poderes Hollow, solo mi espada y mis manos.- Dijo mirándose las manos con una mueca sádica.

Su mirada se posó en Okami, no sabía si su relato había sido bueno, pero no era muy propenso a contar historias, simplemente a ella por la confianza que le tenía, realmente, las cosas habían cambiado bastante, pero sabía que esa confianza que le tenía era algo que no podía cambiar, lo sabía sin dudas.

Un bostezo salió de su boca y se relajó un poco, tanto que cerró los ojos por unos segundos, tal vez más de la cuenta, para luego abrirlos de nuevo mirando al techo. -Se me hace dificil creer que he vuelto, no te lo tomes a mal, me gusta estar de vuelta.- dijo pensativo, pero en voz alta, que Okami le pudiese escuchar, tras 20 años fuera, sin duda estar rodeado por paredes y techo le era algo...inusual. -Supongo que ver solo desierto ha acostumbrado a mi mente a ello.- Terminó de decir en un suspiro. -¿Algo más que deba saber Okami?- dijo olvidandose sin querer del "sama" era la costumbre que le podía.

Hasta ahora no se había fijado en la cicatriz de Okami, y lentamente llevó un dedo a esta, pensativo. -¿Te la ha hecho el shinigami?- Dijo algo sorprendido, era la primera vez que veía que alguien había podido herir a Okami, ¿que clase de shinigami monstruoso sería para herirla y dejarle cicatriz?
avatar
Scar

Post : 27
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El chacal vuelve

Mensaje por Okami el Mar Jul 06, 2010 7:31 am

Una sonrisa se dibujó en el rostro de la Espada mientras escuchaba el relato de su cacería a su cachorro. Recordaba vagamente como una madre que observa a su pequeño crecer y hacerse más fuerte y obviamente así había sido. Los músculos de Scar se habían marcado con el esfuerzo que había hecho durante ese tiempo y estaba contenta con el resultado. Ahora era un arrancar a tener en cuenta y sería extremadamente útil en su Sección. Su sonrisa lobuna se ensanchó al ir terminado el relato su se movió para acercarse más a su preciado pequeño. Le dejó caer algunas gotas de agua en el pelo mientras lo acariciaba con los dedos mojándolo levemente, no sabía si le seguiría molestando o habría cambiado y ahora le relajaría. Casi era como un extraño aunque algunas cosas no hubieran cambiado, otras sí.

-Es difícil volver a tener que bajar la cabeza ante alguien cachorro... Pero es lo que debemos hacer. Ah, y que no se te olvide usar el apelativo, sama cuando me hables delante del resto... Mis fracciones y yo nos ponemos tensos con las faltas de respeto... Entendido? -dijo la loba mientras bajaba su mano por su mejilla hasta tomarle del cuello sin apretar siquiera, seguiría teniendo la misma confianza con ella? Todo parecía indicar que sí.

-De todos modos esto se ha convertido en un cubil mucho más cómodo sin los extraños ejemplares de Vladimir... -comentó la loba haciendo una leve mueca cuando recordaba los engendros que revoloteaban por la sección cuando el anterior Espada aún estaba vivo.

Entonces notó como su cachorro se fijaba en su cicatriz y acercó el dedo para acariciarla sobre su hombro. Al tacto parecía arder y era precisamente la sensación que tenía la Espada cada vez que pensaba en ello o simplemente la miraba en alguna superficie reflectante. Giró la cara gruñendo de nuevo, furiosa por haber sido tan descuidada y haber dejado que la hirieran mostrando sus dientes, sus colmillos afilados apareciendo en primera plana.

-Fue uno de los nuevos capitanes. El Amo me prohibió usar mi resurrección me dejé llevar demasiado por el olor de su sangre... -dijo entre dientes gruñendo las palabras.

Porqué no le había matado? Era cierto que Marcus le había ordenado que no mostrara por completo su poder pero al estar el shinigami limitado no debería haber tenido ningún problema. Aún tenía el aroma de ese estúpido capitán grabado en la mente para localizarle en el momento en el que ambos coincidieran en el mundo humano, y no habría ser en cualquiera de los mundos que podría meterse entre su presa y ella. Así se lo había jurado a la zanpakutou que sellaba a su verdadera naturaleza, ese inmenso lobo que aullaba por saborear de nuevo la sangre del capitán Kobayashi.

-Kobayashi Hayato... -dijo en voz baja para sí misma, aunque de manera completamente audible para su cachorro al estar tan cerca.

Su cuerpo se tensó por completo. Sus manos alrededor de sus brazos se cerraron sobre ellos clavando sus uñas en ellos manchando levemente el agua con gotas de sangre que caían de sus codos hasta ella. Al cabo de unos instantes terminó por relajarse soltando sus brazos mirando sus manos manchadas de sangre sin darle mayor importancia al asunto. Simplemente tendría que ser una cazadora paciente. Tenía la sensación de que su presa y ella volverían a encontrarse... Muy pronto...
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El chacal vuelve

Mensaje por Scar el Mar Jul 06, 2010 8:19 am

Cuando notó las gotas de agua en su cabeza, movió la misma con fuerza por instinto, para intentar secarse, pero no por ello pudo evitar la mano de Okami que le tocase la cabeza, lo cual hizo que parase y que empezase a soltar un gruñido adornado con una venilla en la frente que palpitaba mientras miraba de reojo a la loba, seguía siendo como siempre, ¿le gustaba molestarle de esa manera o se lo parecía?, era un rasgo que no había cambiado de él, siempre que le despeinaban o algo se alteraba con facilidad, incluso más de una vez, cuando su pelo y su bandana se veían tocados por alguien, se le habían dibujado ojeras en los ojos, dándole un toque de mafioso o algo por el estilo, pero con Okami simplemente gruñía pero no se apartaba, eso si, con la venilla y un tic en el ojo.

Se imaginaba lo que haría después de eso, su memoria no era mala y no era la primera vez que le agarraba del cuello, sin fuerza, por eso no se apartó...y por vagueza, no quería moverse bruscamente cuando estaba apoyado de forma tan cómoda en un sitio, era como su tabú personal, debía tener su rito de desperezamiento, bostezo, estiramiento de la pierna derecha, estiramiento de la pierna izquierda y luego levantarse, pero tardando...recordaba la última vez que lo hizo, en una de sus cacerías de Hollow y como estos parecían reirse de él, pobres hollow...y que bien reposaron en su estómago, entonces escuchó lo del "sama", y solo pudo asentir en silencio, tal vez Okami se habría dado cuenta, ahora era más observador que antes, antes era un muchacho inquieto que no paraba de moverse de un lado para otro, un hiperactivo en toda regla, ahora en cambio, allí estaba, sentado y tranquilo incluso con la mano de Okami en el cuello hasta que se la quitó del mismo.

Aun recordaba los experimentos de Vladimir, aquellos que echaban tanta peste que mas de una vez se tenía que salir de la sección con arcadas, mareado y pálido, aunque ya de por si lo era, pues aun más si se podía.

Mientras escuchaba el mini-relato de Okami sobre aquel capitán, una mueca se dibujó en su cara, como una sonrisa, pero Okami no la podía ver por su máscara, no Hollow, puesto que esa se la había quitado para hablar con ella, esa máscara solo la usaba para intimidar puesto que su voz distorsionada era como hablar verdaderamente con un Hollow de verdad, pero con algo más de fuerza, se miró la palma de la mano, las garras, que amenazaban con romper sus guantes, la excitación de poder ver o incluso participar en una pelea contra un capitán era de las cosas más excitantes que se le ocurría y que se le podría ocurrir...nunca había estado cerca de uno, y quería probar que tan fuertes eran, hasta donde eran capaces de llegar, su instinto de cazador sin duda había despertado allí mismo, y eso lo reflejaba su amarilla mirada, la cual pareció endurecerse, sus pupilas se contrajeron un poco y su iris se endureció, al menos un poco.

-Asi que...capitán...hmmmm, tiene pinta de ser buena presa si te ha podido herir, aunque el masoquismo no te pega.- Dijo al oler la sangre de Okami, tras haber oido el nombre de...como se llamase, si se despistaba lo mataría o lo dejaría de tal forma que Okami lo pudiese matar sin problema alguno, una caza en grupo en toda regla en la que la jefa terminaba de matar a la victima, tenía su parte de estrategia incluso, aunque desconocía los poderes del capitán, había aprendido que un shinigami sin su zampakutoh no era nada...o al menos los que había matado no habían sido así.

-¿Qué será enfrentarse a un bankai?...iba a ver uno pero lo maté antes de que lo pudiese liberar.- Dijo con voz lastimera mientras bajaba la cabeza imitando un estado de desánimo, era totalmente imitado porque la verdad, le gustaba haber vuelto a la 6º sección, a su manada.

Por unos segundos las orejas de Scar se movieron casi por instinto, había oido algo, algo que había hecho que en seguida que su estomago sonase con fuerza, tenía hambre, y no pudo hacer más que bajar la cabeza avergonzado ya que pese a tener confianza con Okami, seguro que se lo tomaba conque no había cazado nada ese día, lo que le pasaba sin duda es que era un glotón de vez en cuando, y era paradójico porque no se ponía gordo para nada, cosas del metabolismo de cada uno.
avatar
Scar

Post : 27
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El chacal vuelve

Mensaje por Okami el Miér Jul 07, 2010 7:22 am

La loba le miró de reojo cuando escuchó sus palabras sobre el masoquismo. Era cierto que era orgullosa pero no por ello las heridas eran una vergüenza. Las heridas hechas en un campo de batalla, no por un shinigami limitado.

-Tsk… -chasqueó la lengua la Espada poniéndose en pie girándose para darle la espalda a su cachorro para luego reír levemente ante el sonido de su estómago. -Siempre has sigo un glotón…

Seguramente le habría mojado, pero poco le importaba lo que pudiera enfadarle. Con una media sonrisa se sacudió como lo hacen los animales y se ocultó tras el biombo que educadamente Folk le había colocado allí para que pudiera cambiarse oculta de miradas indiscretas. A ella poco le importaba pero seguiría ese consejo, amén de alguno otro. Mientras se estaba vistiendo no dijo nada simplemente se mantuvo en silencio. Se calzó las botas y con las manos se removió dejándolo de punta y despeinado. Por último se puso sus gafas de sol naranjas y salió de detrás del biombo dedicando una mirada a Scar.

Pasó por su lado pasando sus dedos por el pelo albino del arrancar de nuevo con un deje de caricia y caminó hasta donde se encontraba su arma reposando sobre la mesa del centro de la estancia, donde momentos antes se había subido su cachorro.

-Está bien. Ven, nos vamos de caza, cachorro… -dijo Okami con una sonrisa lobuna en el rostro. -Pero antes, debemos hacer una parada a visitar a un viejo amigo mío... -terminó desapareciendo su sonrisa de sus labios por un ceño levemente fruncido y gesto de preocupación.

Se giró entonces caminando hacia la puerta dándole algo de tiempo para que pudiera alcanzarla antes de abrir las puertas de la 6ª Sección y marchar hacia el desierto. Cazando en manada… como en lo viejos tiempos. En ese momento, la iracunda Okami, se mostraba algo preocupada. No sabía que podría encontrarse en aquel momento y sus fracciones aún no estaban en condiciones de acompañarla. Scar parecía el adecuado para hacerlo. Un poco de ejercicio no le vendría mal.


avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El chacal vuelve

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.