Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Muy buenas!
Jue Abr 30, 2015 3:40 am por Kenta

» Ethernia Ehlysea {Afiliación Élite}
Dom Mayo 25, 2014 7:56 am por Invitado

» Foro RPG Naruto (Élite) (caida de botones)
Dom Mayo 25, 2014 6:04 am por Invitado

» holau gente ^^
Lun Mayo 12, 2014 6:03 am por taider kend

» Foro RPG Naruto (Élite)
Sáb Mayo 03, 2014 7:20 am por Invitado

» School of devil way [Elite]
Dom Mar 23, 2014 7:39 am por Invitado

» Attack On Titan ;; Reapertura [Cambio de Botón - Normal.]
Mar Ene 14, 2014 1:09 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Dom Dic 08, 2013 3:51 pm por Invitado

» I Want Candy! {Invitación}
Lun Nov 11, 2013 9:54 am por Invitado

» Homines Hortum || Élite [Yaoi]
Dom Oct 20, 2013 2:42 pm por Invitado

Miembros del Staff
Bleach Legend StoryDarkest Night: El foro de rol de DC Comics Never AfterHeart BlackBleach: Shadow Of SeireiteiCity of HorrorKikanKikan Sword Art Online (SAO)Mariollette Empire ~ ROLTrono de Poniente Nova Orbis











Recordatorio: El tamaño de los botones deberá ser obligatoriamente de 40x40
Shiki Topsite! Sekai Anime Top List  Kuroi Bara Lista Top  Lista Top Onigroup ROLTop4Us BRA Topsite Roleplay Monster
Este skin ha sido diseñado por Deimos y modificado por el Staff de Souls&Swords por lo que la copia o distribución de los códigos está prohibida. El código de algunas descripciones pertenece a Remember. Agradecimientos a Haru por compartir el código de la portada con nosotros.




Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Aaron Smith el Mar Mayo 18, 2010 9:49 pm

[OFF: Dado que ya se pueden ver claramente los emparejamientos en los combates y hace más de una semana que Jack no puede pasarse debido a sus estudios divido la pelea para agilizar un poco.Puede parecer un tanto surrealista que los dos grupos no interactúen pero al ser tantos y cada uno con su actividad, por el futuro del hilo creo que es lo mejor :p
El resto de los turnos quedan así:

Jack Vesper
Zaraki Sasurai
Geo Sodera
Aoyama Daisuke
Ryu Ishimura
avatar
Aaron Smith
Desaparecido
Desaparecido

Post : 330
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Jack Vesper el Jue Mayo 20, 2010 10:23 am

Jack no daba crédito a lo que veía. Una especie de hombre lobo de tamaño considerable, ignorando por completo la amenazante situación existente que, en teoría, daba al arrancar ventaja, se dispuso a atacarle (amputándole el brazo para ser exactos). Ante tal hecho, Jack se vería obligado a desplazarse con velocidad hacia su derecha para evitar el golpe, pero antes de que lo llevase a cabo vio como aparecieron dos nuevos arrancars, disparando uno de ellos con una destreza difícilmente superable una bala con el objetivo de neutralizar el ataque que el hombre lobo dirigía hacia Jack. Aunque en el fondo no le gustase que le ayudasen, no estaba en condiciones de rechazar ninguna ayuda. Sin embargo, la grata sensación de compañerismo que Jack podía sentir en ese momento se desvaneció cuando vio que otro shinigami entró en escena, anulando la bala del arrancar, un extraño personaje con un sombrero chino, y los ojos vendados.

Dado todo ello, Jack tuvo que desplazarse hacia la derecha de todos modos para evitar el tajo de aquella bestia (literalmente). No se desplazó muy lejos, no quería guardar mucha distancia con el shinigami mutilado, que al fin y al cabo no dejaba de ser su principal objetivo. Solo se movió con rapidez los centímetros suficientes como para evitar que su mano izquierda dejase de ser parte de su cuerpo.

A diferencia de lo que podría suponerse, Jack no entabló en un principio un combate personal contra el hombre lobo, a diferencia de lo que parecían hacer el resto de arrancars y shinigamis que se iban incorporando a la escena. El reptiliano arrancar permaneció quieto tras esquivar el ataque, observando como nuevos arrancars y shinigamis hacían aparición y se disponían a combatir los unos con los otros. Evidentemente, la ayuda arrancar no se debía a que Jack fuese muy querido en Hueco Mundo (es más, no conocía a la peña que allí se concentró, hablando en plata), si no que se dio seguramente por el movimiento de algún que otro hilo de Aaron Smith, que sin duda llamó a la novena sección para echar un cable al arrancar, como hemos dicho, no por aprecio a él, sino para asegurarse de que su plan tiene éxito, a pesar de la inminente y abundante presencia shinigami.

Jack sonreía. Se estaba liando una muy gorda, y le encantaban ese tipo de trifulcas. Además, no tenía ni idea de que su humilde misión iba a desencadenar un suceso de tal magnitud. Pero en ese estado de “observación”, el arrancar no se percató de la llegada de otro personaje, Geo.

Allí se encontraba Jack, muy cerca de Jean Pière, que seguía inconsciente en el suelo, cuando justo en esa zona un cero hizo acto de esplendor y presencia. La explosión pilló a Jack más cerca de lo que debió, y no tuvo tiempo de reacción. Simplemente tuvo que afrontar la fuerza de la onda expansiva, que le dejó fuera de combate durante unos segundos.

Cuando la inmensa polvareda se despejó, y Jack pudo recomponerse de nuevo, observó para su horror que el cuerpo del francés ya no estaba donde debía estar. Eso era lo peor que podía pasar a Jack en ese momento.

Con una expresión de angustia, Jack hizo una nueva visual de la situación, y pronto encontró solución a su dilema. Un personaje inexpresivo y de físico enclenque se encontraba camino a una garganta, y lo hacía con Jean Pière a hombros, y para colmo, su pierna estaba curada (Jack no puedo ver como el cuerpo del francés era mutilado más brutalmente, y posteriormente regenerado, ya que se encontraba aturdido por la explosión del cero, y no veía nada por la polvareda en esos instantes en los que Geo se dispuso a realizar toda su maniobra).
Esto era el colmo. Geo iba a lamentarlo.

Segundos antes de que Jack pudiese dirigirse al arrancar (no llevaba una túnica de shinigami, por lo que pensó que sería un arrancar), vio como uno de los shinigamis bloqueó su paso, usando para ello sus armas (en este caso, katanas). A Jack le daba igual el shinigami. Su objetivo era Geo.

Haciendo uso de la técnica “sonido” Jack se situó cerca de Geo y el shinigami en un instante, aunque a una distancia prudente ante el inminente enfrentamiento entre ambos. Primero se dirigió hacia el shinigami on gran escándalo.- Ey, oye, no te voy a quitar mucho tiempo, dame un momento, que tengo que hablar con este tipo, y ya te lo dejo cuando acabe ¿vale? - le dijo como si fuesen colegas de toda la vida, y acto seguido se acercó un poco más y se dirigió hacia Geo, con una mirada de ira tan descomunal que resulta difícil de describir.

- ¿¡DÓNDE CARAJO CREES QUE VAS, MALDITO CRIAJO DE MIERDA!? ¡Supongo que el que ha tenido la genial idea de reventarme un puto cero en las narices has sido tú! ¿Verdad? ¿¡Qué coño te crees que estas haciendo, jodido emo de mierda!? ¡Vengo aquí para cumplir una misión, y cuando estoy a punto de hacerlo se presenta aquí media Sociedad de Almas para joderme el día, pero no contento con eso, vienes tu y te dedicas a hacer MI trabajo por toda la putísima cara! ¿En qué coño estas pensando? ¿Qué creías que iba a hacer? ¿APLAUDIRTE? ¡Yo soy a quien han enviado para hacer esta puta misión, y si alguien tiene que llevarse a ese pedazo de mierda a Hueco Mundo voy a ser yo! ¡Y si tantas ganas tienes de llevarte la gloria, vas a cambiar de idea y me vas a entregar al shinigami antes de que te rebane la cabeza y la use de pisapapeles! ¡Hay que joderse!- Luego se dirigió al shinigami, para decirle otro comentario que seguro que no se esperaba - Hay que ver lo poco que se respeta hoy en día el trabajo de la gente, ¿verdad?-

Dicho esto (Jack necesitaba desahogarse, con lo que le gustan a él las verborreas), permaneció de pie , esperando una respuesta, no sin que ello significase que hubiese bajado la guardia. Se iba a liar una buena.


Última edición por Jack Vesper el Dom Mayo 30, 2010 6:58 am, editado 1 vez
avatar
Jack Vesper

Post : 64
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Zaraki Sasurai el Miér Jun 09, 2010 10:12 am

La batalla se presentaba entretenida, cosa que a Sasurai le recordaba sus días por Zaraki. Tras lanzar su ataque uno de los arrancars presentes en la zona disparó contra él una veloz bala la cual fue interceptada por Yamato al mismo tiempo que liberaba su shikai para lanzarse contra uno de los arrancars que tenia enfrente. Justo cuando su ataque estaba apunto de impactar, de forma inexplicable, su objetivo consiguió esquivarle el fortísimo golpe. Un instante después, un veloz rayo, el cual no sabía de donde provenía, impactó justo donde se encontraba el moribundo shinigami provocando una gran explosión y levantando una cortina de arena, entre la explosión y la nube de arena Sasurai se quedó unos segundos desorientado, cuando se recuperó el arrancar al que intentó golpear ya no estaba donde antes, ahora se encontraba casi en el agua, justo al lado de Daisuke y de un individuo el cual supuso que sería un arrancar ya que no llevaba la tunica shinigami.
-Como te atreves a ignorarme... ¿o acaso intentas huir?-se dirigió a ese maldito arrancar- No te me vas a escapar...-dijo justo antes de salir velozmente hasta donde estaba mientras se escuchaba al arrancar gritarle al que cargaba con el shinigami moribundo, el cual extrañamente había recuperado la pierna.

-Tsumeru, ¡Tsuchi no Nushi!-gritó mientras lanzaba un tajo a la altura de la cintura del arrancar, al mismo tiempo que levantaba velozmente un grueso muro curvo cubriendo el lado opuesto al golpe y la retaguardia del arrancar con la intención de bloquear cualquier intento de esquiva. Ahora su riatsu era notable a su alrededor y donde antes estaba la gran nodashi ahora se encontraba un tetsubo de las dimensiones de su portador.
avatar
Zaraki Sasurai

Post : 11
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Aaron Smith el Mar Jun 15, 2010 9:19 am

"La soleada playa mediterránea se había convertido en el improvisado escenario de un show quizás un tanto surrealista. Jack se había molestado a causa de la acción de su compañero de sección y se había situado a unos 3 metros de Geo, más o menos en un punto intermedio entre Aoyama y este último, y separado de la línea imaginaria que uniria a Aoyama y Geo unos dos metros aproximadamente. Aquello imaginamos que fue considerado por Jack como una distancia prudencial.

Aoyama había liberado su shikai, y debido a eso sobre la superficie de la playa se había extendido una capa de hielo que pronto atraparía levemente los pies de ambos arrancar. Unos instantes después de la liberación, Aoyama "desapareció" de la vista de los presentes; había realizado un shumpo para colocarse frente a Geo para realizar una estocada al estómago de Geo a la vez que su espada se alargaba hasta el tamaño de un nodachi para aumentar la velocidad del ataque y dificultar su previsión.

Por otra parte, justo cuando Jack había terminado su "breve" discurso, el lobuno shinigami empezó a correr a toda velocidad hacia Jack mientras liberaba también su shikai.Una vez dispuso del enorme tetsubo en sus manos efectuó un ataque lateral sobre Jack que vendría desde el exterior hacia la línea imaginaria antes descrita.Por si la situación pudiese parecer peliaguda para Jack, ante sus ojos apareció un enorme muro de piedra, cortando su retirada en dirección opuesta a la del ataque y le separaba del otro enfrentamiento.

Mientras numerosos transeúntes abandonaban la zona del paseo marítimo a gran velocidad. Los presentes podrían escucha los llantos de los niños a los cuales se les había arrebatado su día de playa, y que en su lugar estaban viviendo una pesadilla incomprensible.

Todo estaba sucediendo muy deprisa, ambos ataques shinigamis se estaban efectuando casi al unísono.¿Cómo se desenvolverían los miembros de la 12º Sección ante semejante despliegue de fuerza?"
avatar
Aaron Smith
Desaparecido
Desaparecido

Post : 330
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Jack Vesper el Mar Jun 15, 2010 10:26 pm

[OFF: se supone que has contestado por Aoyama? entonces, le tocaría ahora a Geo aunque fuese antes? y Ryu sigue o no sigue? es que hemos llegao a un punto en el que yo ya no se como va esto xD]
avatar
Jack Vesper

Post : 64
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Aoyama Daisuke el Jue Jul 08, 2010 11:19 pm

[Off: En vista de que Geo no responde y tras hablar con los Narradores, posteo lo siguiente]

Aoyama no podía fallar, no ahora que estaba tan cerca, sabía que el shumpo había desconcertado al enemigo y que lo que menos se esperaría es que su espada cambiase de tamaño, así que realizó el movimiento hábilmente, dejando atrás y dandole la espalda a Jack, pero viendo que pronto Sasurai lo pondría en aprietos. Con gran velocidad, alzó su espada, dando una estocada a Geo, el cual se echo hacia atras con un rápido movimiento de piernas, que le salvó de una más que segura muerte, pero se vió obligado a soltar al shinigami que cargaba.

Aoyama estiró un poco más su brazo y la hoja, para al ver que no podría atravesar a geo, dió una estocada hacia arriba, realizandole un profundo corte a Geo, haciendole caer unos metros más atrás, alejandolo momentaneamente del combate, posiblemente muy mal herido.

Daisuke lo había logrado y asintió levemente, para acto seguido cargarse en hombros al shinigami y girarse para mirar la pelea entre Jack y Sasurai, viendo que de momento no era necesaria su intervención. Tomo su interceptor y solicitó la apertura de un portal para poder volver a la Sociedad de Almas y poder dejar a salvo a aquel shinigami y despues volver a ayudar a sus compañeros.

- Ya casi estamos ... - dijo mientras palmeaba al malherido shinigami que cargaba, que pese a estar recompuesto fisicamente, no tenía muy buen aspecto, parecía más un muñeco que otra cosa.

Aoyama se colocó en una posición defensiva, esperando algún posible ataque, mientras esperaba respuesta desde al sociedad de almas.

[Off: Esto ultimo del portal no se muy bien si es asi o no, sino lo modifico y ya esta]
avatar
Aoyama Daisuke

Post : 24
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Aaron Smith el Mar Jul 13, 2010 1:36 am

"Un golpe de mala suerte azota al bando arrancar. Su objetivo truncado y el portador fuera de combate; quién sabe si también fuera de circulación. El lupino shinigami continuaba su carga contra el arrancar Jack Vesper, quizás motivado con la caída de Geo, quizás no.

El potente golpe a la altura de la cintura del arrancar parecía costoso de frenar, y la retirada no era una opción debido a un astutamente colocado muro de piedra. La única opción viable que eludiese el contacto era la salida vertical, por lo que Jack no dudó en hacer un sonido hacia el cielo, alejándose del peligro aunque también de su objetivo por el momento.

Cual sería su sorpresa cuando se encontró de frente como aquel que dice, una garganta en proceso de apertura que profería un sonido que debería ser conocido por el arrancar. Un graznido metálico inundó la zona atrayendo la atención de unos y otros y tras unos segundos, ya con la garganta abierta totalmente, hizo su aparición un cuervo blanco con el número doce inscrito en su cuello en tinta negra.

Miraba en direcciones y de vez en cuando se paraba en el rostro de algunos de los presentes."


Todos los destinatarios presentes, reproduciendo mensaje...
-Al habla Aaron Smith. El paquete ya no es el objetivo, procedan al regreso a Hueco Mundo; ya tengo lo que quería.Buen trabajo.

"La situación había dado un vuelco y ya no tenía sentido la presencia arrancar en aquel lugar. De repente, el shinigami Jean Pière comenzó a temblar y a sufrir convulsiones, lo cual era del todo extraño debido a la incapacidad para moverse del shinigami. Tras unos instantes Aoyama pudo notar el cálido aroma de la sangre fresca en su rostro, no le dolía nada, no detectaba ninguna herida en su cuerpo, solo había entonces una conclusión posible; la sangre era de Jean Pière.

Daisuke pudo observar como una especie de serpiente metálica con afiladas cuchillas a lo largo de todo su cuerpo salía del hombro de Jean, y caía al suelo con un ruido metálico amortiguado por la arena. Entonces pudo ver como aquella máquina se enrojecía y la arena circundante empezaba a despedir una leve cortina de humo hasta que la serpiente no fue más que una masa de metal sin forma reconocible.

Sobra decir, que Jean había pasado a mejor vida de un modo un tanto cruel como solo lo podía ser el fracción de la 12º Sección. El cuervo ya había cumplido su misión, informar y servir de enlace con aquella máquina que ahora era solo metal desparramado. Por ello se dirigió hacia la garganta y tomó el camino de vuelta adentrándose en la oscuridad, pero la garganta no se cerraba.

¿Por qué no se cerraba?"


[OFF: Pido disculpas por tener que rolear por Jack pero necesitamos terminar esto para iniciar la trama importante.]



Última edición por Aaron Smith el Mar Jul 13, 2010 8:13 am, editado 1 vez
avatar
Aaron Smith
Desaparecido
Desaparecido

Post : 330
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Akagami Reiko el Mar Jul 13, 2010 8:01 am


La luz blanca al final del túnel, símbolo de fin de la existencia y comienzo de una nueva vida, signo de cambio, transición hacia lo desconocido o avistamiento de una idea superior. Todas interpretaciones válidas para la gran mayoría de las personas como por ejemplo Jean Pière, pero no para Reiko. Él simplemente estaba llegando a la playa soleada de Niza desde la misma garganta que aquel ruidoso y metálico mensajero. Tenía una misión sencilla que se podría resumir en tres palabras que resultarán familiares a los lectores: "entrar y salir"; tal y como debía haber sido y como era hasta la interrupción shinigami. pero los jefazos no querían más interrupciones...

-¡¡Moushi moushi!! ¡He llegado!-Dijo alegremente mientras se estiraba.

Reiko podía contemplar como la playa era un caos. El objetivo inicial estaba muerto y había diversos enfrentamientos a lo largo de esa parcela del litoral francés. Miró ligeramente a todos los presentes para identificar aliados y enemigos, y de entre todos los presentes reconoció a un viejo compañero.

-Sanchiago Karatoraba Barurusu...

Al ver al arrancar desarmado y un wakizashi en el hombro de uno de los enemigos enlazó las ideas y diseño mentalmente su plan de acción. Lo que sucedería en este momento sería indescifrable para todos excepto para Karatoraba. Si los presentes se concentrasen en el reiatsu de Reiko podrían notar como éste fluctuaba de modo extraño, formando picos y valles con frecuencia variable. Se podría decir que su reiatsu era inestable, nada más lejos de la verdad; estas fluctuaciones constituían un canal de comunicación unidireccional hacia Karatoraba, que le permitía indicar sus intenciones con un lenguaje de pulsos bastante complejo.

Así pues, cuando el wakizashi se desvaneció entre una liviana bruma negra y apareció en la mano del ex-miembro del 4º escuadrón, éste ya sabía lo que iba a pasar permitiendo la simultaneidad de sus acciones.

Reiko extendió hacia delante y abajo sus manos (ya que se encontraba sobre la playa a unos cinco metros) y desde las palmas de sus manos y sus dedos surgieron haces o tentáculos de oscuridad que se fueron dividiendo cada uno hasta cubrir toda la zona de la playa. Los presentes pudieron contemplar como el sol se oscurecía y la improvisada técnica del fracción levantaba una enorme polvareda de unos tres metros de altura que abarcaba toda la zona. El ataque en sí no era dañino sino que atrapaba aquello contra lo que impactaba, y preparaba el terreno con una especie de complejo entramado de oscuridad dotada de reiatsu solo distinguible para Karatoraba ya que la arena impedía casi totalmente el uso de la visión.

Como diría una joven entrañable de la 9º Sección: Era la hora de Baruru-san.
avatar
Akagami Reiko
Desaparecido
Desaparecido

Post : 145
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Karatoraba el Mar Jul 13, 2010 2:08 pm

El código ondulatorio que el reiatsu de Reiko encriptaba era claro. Sin embargo, la mera presencia del Fracción, antiguo compañero de Karatoraba, ya era suficiente señal para saber qué estaba pasando. Aquel ave también lo había dejado claro, debían salir de allí, por lo que Reiko no tenía otra misión que facilitar el viaje de vuelta. Karatoraba entendía qué tenía que hacer, pero sin embargo carecía de la herramienta para llevarlo a cabo. Reiko, al parecer, leyó sus pensamientos.

Su desaparecida wakizashi se materializó en su mano derecha. La comisura derecha del arrancar de la Novena se elevó en una media sonrisa algo traviesa. Tenía trabajo. Reiko se había encargado, para mayores facilidades, en cegar a todos los presentes, por lo que debía ser rápido para cumplir las órdenes de su superior: no mostrar sus verdaderos poderes. Aquella habilidad hollow de Karatoraba tenía una gran importancia estratégica por lo que el Fracción de la Cuarta sabía tan bien como él que debían salvaguardar su anonimato, salvo que su uso "público" fuese extremadamente necesario. La cortina de arena se encargaría de que el as de Karatoraba prosiguiera en su manga.

Además cada gramo de aquella fina arena golpeaba una y otra vez los cuerpos que a su vez ocultaban y cegaban. Ínfimos sonidos, imperceptibles para nadie, salvo para el exquisito oído del arrancar del sombrero de paja. Aquella suspendida nube arenosa era como un carboncillo que dibujaba en el lienzo de la mente de Karatoraba cada figura que envolvía, con el más mínimo detalle. Orientarse en aquel medio era cosa de niños.

En un corto desplazamiento mediante el Sonido, Karatoraba se ubicó en el grupo de batalla que tan cercano tenía, penetrando en aquella espesa barrera de arena. Guardó con presteza su zanpakuto más larga en la saya, mientras que en el mismo movimiento seccionó el cuello de su recién conocido compañero de sección, Alekshandros. Al menos eso se apreciaría a simple vista, si alguien tuviera el don de Karatoraba para poder "observar" lo que entre la humareda de fina arena ocurría. El wakizashi que su mano izquierda portaba atravesó la carne del arrancar de la Novena sin daño alguno, desapareciendo éste de la faz de aquella, otrora tranquila playa. Tal y como Alek se desvaneció, Karatoraba hizo lo propio en un Sonido, esta vez de un recorrido algo más largo.

Dejando un rastro interno en el banco de arena que Reiko levantó, Karatoraba apareció junto a Geo. El arrancar que tanto había perturbado la monótona misión que estaba aconteciendo hasta su llegada se encontraba peligrosamente cerca del traicionero filo de aquella zanpakuto, en manos de Daisuke. Para que su habilidad hollow fuese efectiva, los cortes debían ser profundos o amplios por lo que, agarrando su wakizashi del revés, Karatoraba se agachó, hincando casi las rodillas en una imposible postura, justo a la espalda de Geo. Impulsándose a toda velocidad seccionó al arrancar de abajo a arriba, el cual hizo lo propio que Alekshandros y desapareció.

Las partículas de aire se mueven a una rapidez y con un patrón dinámico cuando alguien usa un Shunpo o Sonido. La forma en que su reiatsu se desvanece junto a aquel patrón de sonido, impercentible, pero sonido igual, era tan característico que, incluso desde tan lejos y enfrascado en su propio combate, Karatoraba ya había medido el Sonido de Jack Vesper. Ése era el único motivo por el que el arrancar había realizado aquel corte ascendente. Aprovechando dicha inercia se había elevado él también, llegando de frente a Jack, que se encontraba fuera del banco de arena, o lo que es lo mismo, fuera de la vista de cualquiera. Seguía sujetando la empuñadura al contrario de su uso normal, pero se acercaba al arrancar a cargo de Aaron con su mano derecha en la base de ésta, apoyando su palma para hundir con más rapidez la estocada.

Tranquilo, que no te va a doler. — informaba Karatoraba, con una sonrisa que se dejaba entrever por debajo de su peculiar sombrero, al mismo tiempo que atravesaba el corazón de Jack. — Eso creo, al menos. — pensó en voz alta.

El arrancar, lejos de morir bajo el wakizashi de Karatoraba, se desvaneció alrededor de él. El miembro de la Novena Sección suspiró levemente, satisfecho por un trabajo bien hecho, aunque aun tenía que dejar aquella surrealista escena él mismo. Eso sí, su viaje sería algo más largo que el de los tres arrancar anteriores, que seguramente descansarían, cómodos ya, en las dependencias de la Novena Sección. Karatoraba guardó su arma y desapareció en el último Sonido que usaría en aquella playa francesa, dejando tan solo resonar el tintineo de su saya contra la hoja de aquella peculiar zanpakuto.

Apareció junto a Reiko, a su izquierda, apoyando su mano sobre el hombro del Fracción antes de penetrar en la Garganta. Elevó su máscara y clavó sus ojos en los desiguales ojos de su antiguo compañero. Su cara dibujaba una sincera sonrisa de gratitud, tan escasa en el Hueco Mundo donde las miradas de desprecio y superioridad abundaban. La Máscara del Pasajero Oscuro de Karatoraba nunca dejaba ver a través de ella. Nunca.

Gracias. Te debo una. — le susurró, mientras soltaba su hombro y accedía al interior de aquella Garganta para dejar aquel macabro escenario.

Se sentía satisfecho por su labor en aquel mundo. La misión no había sido plenamente satisfactoria, pues el paquete de Jack se había quedado en aquella playa, aunque inservible. Sin embargo su actuación le había servido para demostrarse a sí mismo que sus habilidades eran las más apropiadas para socorrer a sus conespecíficos, ergo, eran también las más idóneas para formar parte de la Sección que comandaba su amigo Hideyori Taira, al cual esperaba también poder enorgullecer con su actuación.


Hablo - Pienso - Piensa mi alter ego - Narro


Sanchiago Karatoraba Barurusu
avatar
Karatoraba

Post : 110
Edad : 42

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Akagami Reiko el Mar Jul 13, 2010 10:56 pm

Todo había terminado en aquel lugar. La densa polvareda,algo trastornada por los fugaces movimientos de Karatoraba en su interior, se iba desvaneciendo al compás de una brisa mediterránea, dejando ver los tentáculos oscuros que aún unían las manos de Reiko con el suelo.

La misión había sido cumplida, el fracción cerró los ojos un instante, momento en el cual la mitad derecha de su máscara se desvaneció en restos de reiatsu oscuro desintegrándose en el aire al igual que los tentáculos. Sin más, acomodó su ninjato en su cintura y dirigió una mirada cómplice a Karatoraba al notar la mano de éste en su hombro.

-No hay de que.

Tras el breve comentario, Reiko inició su regreso caminando junto a su compañero mientras aquel portal oscuro se cerraba sin dejar evidencia de lo allí acontecido.


[OFF (Aaron Smith): Ante todo siento que la trama haya tenido que terminar de un modo tan brusco. A partir de aquí podéis rolear vuestra salida o directamente aparecer en la SS con vuestras impresiones.El shinigami Jean Pière Florit está muerto ya que poseía un implante mecánico de un anterior encuentro conmigo. De todos modos no se puede sintetizar una cura al regenerador paralizante sin una muestra no inyectada de éste, así que no serviría de nada.

De momento el hilo permanecerá abierto por si alguien quiere hacer algo y se cerrará dentro de una semana aproximadamente. También creo que el orden de post será en "orden de llegada" ya que estáis solo shinigamis, por lo que si algún shinigami quiere postear no necesitará esperar a que llegue su turno.]
avatar
Akagami Reiko
Desaparecido
Desaparecido

Post : 145
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Uller el Miér Jul 14, 2010 1:00 am

Los ataques iban y venían, unos eran esquivados, otros bloqueados y algunos llegaban a impactar en sus objetivos, como puede ser el lanzamiento de su arma del arrancar con el sombrero o el ataque de mi ex-compañero sobre el arrancar que tuvo la osadía de pensar que este estaba acabado. En una situación así es muy complicado mantenerse al tanto de todo, pero el reiatsu de la zona había cambiado, un nuevo arrancar había aparecido, pero la densa nube de arena impedía verle de forma clara.

Instantes después pude notar como poco a poco la nube de arena iba cambiando, como si alguien se estuviera moviendo en su interior a gran velocidad, y como en cada sitio en el que “eso” se paraba alguien desaparecía, uno de ellos era el arrancar que tenía delante. Realmente no tengo ni idea de cómo lo ha hecho, ni de si ha sido “alguien” o “algo”, pero sin duda es una forma de escape muy interesante y apta para las ratas arrancar.

Tras desaparecer la nube de arena por efecto del viento de la zona ya no quedaban allí más que Shinigamis, no podía ver ningún arrancar, al parecer mis conjeturas eran correctas, habían huido. Al parecer la misión aquí ha acabado, me acerqué a Yamato con el fin de intercambiar unas cortas palabras antes de marcharme.

Al parecer Aoki va a tener trabajo contigo. Lo has hecho bien compañero, recupérate.

Tras estas cortas palabras pase mi brazo de un lado a otro de su cuerpo para ofrecerle un apoyo, y continué caminando hasta abrir un portal que nos llevaría de vuelta a la Sociedad de almas. El portal no tardó en abrirse y cerrarse justo detrás nuestra. Ya estabamos de vuelta en el Dangai, ya podía volver a mis labores habituales del tercer escuadrón, patrullar la zona, pero antes tendría que dejar a Yamato en las dependencias del cuarto escuadrón.

[Bueno compañeros, esto es un hasta luego.]


avatar
Uller

Post : 59
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Hitsuya Yamato el Vie Jul 16, 2010 9:12 am

La vista se le empezaba a nublar. Su respiración era agitada y la sangre de Alekshandros había bañado el rostro de Yamato haciendo que cerrara uno de sus ojos sin poder ver por él al menos de momento. En el momento en el que el wakizashi se había afianzado en su hombro se giró para hacer frente al arrancar que le había atravesado. Qué demonios había ocurrido?! Estaba completamente seguro de que se había movido lo suficiente como para hacer que el arma solo le rozara el hombro. Pero entonces... Como había podido darle de lleno aún así. Había varias explicaciones posibles: O bien tenía el arma atada con algún tipo de cadena o hilo invisible, manipular el arma sin tener que tocarla, o bien podía modificar la trayectoria del lanzamiento.

Repasaba las opciones en su mente a mil por hora mientras las heridas de su espalda y torso volvieron a abrirse por el esfuerzo del golpe al arrancar que estaba detrás de él. Chasqueó la lengua conteniendo una arcada que le subía por el esófago para notar como otro reiatsu de tipo arrancar acababa de aparecer. Yamato no fue consciente de lo que había pasado con el shinigami. Simplemente mantenía la vista fija en su adversario. Si la tercera opción era la correcta, tendría que acercarse a por ella, y el oficial le estaba esperando. Sin embargo, no pudo hacer mucho más. Lo que parecían ser tentáculos negros aparecieron apresando a los shinigami sin hacerles daño alguno, por lo menos por lo que el oficial pudo sentir pero aún así vio como el arrancar se acercaba y se llevaba la wakizashi sin ningún tipo de problema.

-Maldita sea... -dijo el shinigami entre dientes tosiendo algo de sangre que cayó hacia abajo sobre la arena.

Sin poder hacer mucho más los arrancar fueron desapareciendo uno a uno mientras dejaban allí a los shinigami. Escuchó la voz de Uller y sintió su brazo colocando el suyo sobre sus hombros. A partir de entonces todo se volvió oscuro para el tercer oficial. Había vuelto a perder el conocimiento.
avatar
Hitsuya Yamato

Post : 38
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Aoyama Daisuke el Dom Jul 25, 2010 12:33 am

El shinigami no podía creer lo que había pasado, había estado tan cerca de volver a la sociedad de almas, de haber realizado aquel rescate con exito, ¿En que momento se fue todo al traste? Su mente no lo entendía, todos los arrancars se habían marchado y en un instante, las tornas habían cambiado, el shinigami por el que habían venido ahora estaba muerto y la mayoría de sus compañeros muy malheridos. Deberían volver, aunque no sabía que consecuencias tendrías todo lo ocurrido.

¿Había luchado bien? ¿Acaso había perdido su técnica? No estaba seguro, pero debería entrenar más, quizás los años empezaban a pasarle factura, así que seguiría entrenando día tras día, no podía perder, era el último maestro de la técnica de las Mil Espadas, y dicha tecnica debía perdurar.

Sus zampakutoh tomaron su forma original, y lentamente y observando las hojas las envaino en cada una de las vainas, después tranquilamente y mirando al mar, se cogió el pelo en una coleta, haciendo todo aquello parsimoniosamente, mientras los restos del shinigami llenaban el suelo, que tambien estaba algo helado, con restos de la sangre derramada en el combate.

- La proxima no tendreis tantas oportunidades... - musitó mirando hacia el mar, para acto seguido abrir un portal hacia la Sociedad de Almas y atravesarlo, mientras esperaba a los demás shinigamis que se marcharían, tras esto, se cerró el portal, llegando a la sociedad de almas.
avatar
Aoyama Daisuke

Post : 24
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.