Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Muy buenas!
Jue Abr 30, 2015 3:40 am por Kenta

» Ethernia Ehlysea {Afiliación Élite}
Dom Mayo 25, 2014 7:56 am por Invitado

» Foro RPG Naruto (Élite) (caida de botones)
Dom Mayo 25, 2014 6:04 am por Invitado

» holau gente ^^
Lun Mayo 12, 2014 6:03 am por taider kend

» Foro RPG Naruto (Élite)
Sáb Mayo 03, 2014 7:20 am por Invitado

» School of devil way [Elite]
Dom Mar 23, 2014 7:39 am por Invitado

» Attack On Titan ;; Reapertura [Cambio de Botón - Normal.]
Mar Ene 14, 2014 1:09 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Dom Dic 08, 2013 3:51 pm por Invitado

» I Want Candy! {Invitación}
Lun Nov 11, 2013 9:54 am por Invitado

» Homines Hortum || Élite [Yaoi]
Dom Oct 20, 2013 2:42 pm por Invitado

Miembros del Staff
Bleach Legend StoryDarkest Night: El foro de rol de DC Comics Never AfterHeart BlackBleach: Shadow Of SeireiteiCity of HorrorKikanKikan Sword Art Online (SAO)Mariollette Empire ~ ROLTrono de Poniente Nova Orbis











Recordatorio: El tamaño de los botones deberá ser obligatoriamente de 40x40
Shiki Topsite! Sekai Anime Top List  Kuroi Bara Lista Top  Lista Top Onigroup ROLTop4Us BRA Topsite Roleplay Monster
Este skin ha sido diseñado por Deimos y modificado por el Staff de Souls&Swords por lo que la copia o distribución de los códigos está prohibida. El código de algunas descripciones pertenece a Remember. Agradecimientos a Haru por compartir el código de la portada con nosotros.




Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Aaron Smith el Mar Mar 30, 2010 1:28 am


[OFF: en un principio la participación arrancar está limitada a Jack Vesper. Yo participo simplemente como narrador ya que Aaron permanece en su despacho]

"Ante los ojos de Jack aparece la blanca ciudad de Niza.Algunas de las casas están techadas con teja roja que junto con la vegetación dan un aspecto tricolor al paisaje terrestre. El mar y sus diversas tonalizades azulinas bañan las playas de arena fina que recorren casi la totalidad de la costa. En un extremo de la playa se yergue el faro de la ciudad,edificado sobre un espigón que se adentra en el mar unos 500 metros.Desde el espigón, en dirección contraria a la playa se ubica el puerto deportivo, decorado con numerosos yates y veleros."

"Son aproximadamente las doce de la mañana y el sol baña el paisaje mientras una suave brisa mece la arena de la playa y las hojas de los árboles.El clima propicia que los lugareños invadan el paseo marítimo así como numerosas zonas comerciales. Es una ciudad relativamente pequeña por lo que detectas fácilmente un reiatsu de shinigami en dirección a las montañas que se aproxima lentamente. Aún así no puedes asegurar que te haya detectado, por lo que en un principio se supone que está rondando la zona."



Spoiler:


Última edición por Aaron Smith el Miér Mar 31, 2010 12:18 am, editado 2 veces
avatar
Aaron Smith
Desaparecido
Desaparecido

Post : 330
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Jack Vesper el Mar Mar 30, 2010 2:08 am

Jack estaba tumbado sobre la arena de la playa, no muy lejos del espigón en cuyo final se encontraba el faro. Hacía un día de ensueño, y hacía igualmente decenas de años en los que Jack no se lanzaba a sentir una sensación tan intensa como aquella. Puede que ahora fuese un espíritu sádico, pero seguía disfrutando de las pequeñas cosas que hacen hermosa una vida a la que Jack ya no pertenecía, pero a la que se sentía vinculado aún en cierto modo.

Lo que realmente lamentaba es que un pasiaje así, acompañado de un clima que embellecía aún más todo aquel conjunto, nunca hubiese estado presente en su Inglaterra natal. De hecho, para Jack se hacía extraño que estuviese en la Tierra, y que no lloviese.

Aunque pareciese que el joven arrancar estuviese totalmente despreocupado, lo cierto es que era totalmente consciente de la presencia del shinigami, que se encontraba algo lejos de donde Jack descansaba. De momento, no tenía intención de llamar su atención. Estaba viviendo un sueño por primera vez en mucho tiempo. Aunque esa situación no duraría mucho.

Pasadas un par de horas Jack se aburrió de estar tumbado sobre la playa. Era hora de hacer que ese inmundo shinigami se aproximase a su localización. Y como estaba recién levantado, el arrancar no tenía ganas de pensar.

Avanzó a lo largo del espigón hasta que se situó cerca del faro. Se detuvo a contemplarlo. Y, no sin antes sonreir, se apresuró a lanzar un buen "cero" contra la edificación, que se desplomó como si se tratase de un edificio de juguete, de una forma muy violenta, y causando un estruendo que la gente de Niza tardaría en olvidar.

Una vez hecho esto, se alejó del espigón, y volvió a la zona de playa en la que se encontraba antes. Solo quedaba esperar a que llegase el shinigami.

Y, ¿qué mejor forma de esperarlo que dándose un buen baño?
avatar
Jack Vesper

Post : 64
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Aaron Smith el Miér Mar 31, 2010 12:17 am



El shinigami en cuestión se desplazaba a grandes saltos por los tejados de la ciudad costera, descendiendo desde las montañas hacia la playa, tal y como solía hacer todos los días. Le encantaba disfrutar del viento en su cara a medida que atravesaba el aire con cada salto, era su manera de desconectar de una ciudad que le evocaba demasiados recuerdos.

De repente algo interrumpió su peculiar relax. Una luz demasiado característica como para ser ignorada precedió a la demolición del faro de la ciudad. Jean Pière no daba crédito a sus ojos, ¿por qué atacar el faro porque sí?, ¿habría algo ahí abajo?; solo tenía una manera de averiguarlo.

A medida que descendía hacia el espigón, no podía evitar sentir una energía un tanto perturbadora. Claramente era la presencia de un hollow, pero no uno cualquiera, nunca se había enfrentado a algo así; de hecho la "vida" en Niza siempre había sido bastante tranquila.

Ignoró la presencia por unos momentos para dirigirse a las ruinas del faro. Allí no había nada, ni víctimas, ni rastro de una batalla; demasiado raro. Aquí es cuando alguien medianamente inteligente hubiese supuesto que podría ser una trampa; pero debido a la naturaleza del shinigami, y a que no reconocía el reiatsu que ya casi se podía palpar en la zona, Jean Pière no era capaz de imaginar a un hollow preparando una trampa.

Debido a esta ignorancia se decidió a adentrarse en la playa, de donde procedía la energía, y se situó a unos diez metros de la costa observando el mar.Le había parecido ver algo. Aunque no estaba seguro de lo que podría haber sido, quizás solo un reflejo, llevó su mano derecha hacia su arma ya que no perdía nada al hacerlo.

La arena alrededor de sus pies crepitaba y la hoja de la espada tintineaba a medida que era extraída de la vaina; el shinigami no podía dejar de temblar; no es que fuese mal combatiente, pero lo desconocido le asustaba.

Y allí permaneció frente al mar, ya con media espada desenvainada, mientras el sol iba cayendo sobre el horizonte. Quizás fue el miedo, o quizás fue la soberbia lo que le impidió alertar a la sociedad de almas en aquel momento, ¿hizo bien?

[OFF:El shinigami tiene la apariencia de un chico de unos 16 años, pelo castaño recogido en una trenza y típico uniforme shinigami]
Spoiler:
avatar
Aaron Smith
Desaparecido
Desaparecido

Post : 330
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Jack Vesper el Miér Mar 31, 2010 8:30 am

Jack adivirtió la presencia del shinigami una vez que este se acercó a la costa.
Se encontraba sumergido bajo el agua, esperando el momento oportuno para atacar por sorpresa. Mientras antes terminase el trabajo, mejor. No quería quedar en evidencia ante su jefe. Jack pensaba que Aaron lo tenía totalmente infravalorado, y quería demostrarle que se equivocaba. A parte, a Jack siempre le gustó hacer las cosas bien. Como hay que hacerlas.

Cuando Jack notaba la presencia del shinigami lo suficientemente cerca como para realizar su ataque, emergió del agua con un potente salto, disparando en el acto una plasta de saliva (algo que le caracterizaba en especial), dirigida hacia donde Jack pensaba que se encontraba el shinigami (y de hecho acertó en lo que respecta a la localización del mismo).

Si la plasta acertaba al shinigami en toda la cara (objetivo principal del ataque de Jack), bajaría la guardia de forma evidente, lo que le otorgaría una excelente oportunidad a Jack para proporcionarle una potente zancadilla con su cola, tumbando al shinigami.

Si por el contrario eludía el ataque, una vez en tierra, le propiciaría un fugaz latigazo en la cara al shinigami con su lengua prensil, obteniendo el mismo resultado: que el joven francés bajase la guardia, y así atacarle de nuevo.
avatar
Jack Vesper

Post : 64
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Aaron Smith el Miér Mar 31, 2010 11:16 pm



El shinigami estaba frente a lo que le parecía un mar demasiado inquieto, no le faltaba razón, aunque solo fuesen paranoias suyas ya que la presencia de Jack no alteraba para nada el hábitat de unos pececillos de colores que ahora se aproximaban curiosamente a Jack.

El shinigami no podía aguantar más,envainó totalmente su espada, sacó el intercomunicador y se dispuso a conectar con el 13º Escuadrón cuando, de repente, el arrancar emergió para lanzar lo que en todos los sentidos era un salivazo bastante más denso de lo normal. El viscoso proyectil impactó de lleno en la cara del inexperto shinigami debido al descuido de manipular en intercomunicador en ese preciso momento.

"Piensa en verde", ese era el eslogan de una conocida cerveza, solo que en este caso el único verde que percibía el cerebro del shinigami era el de la plasta pegada a su cara. La masa le impedía tanto ver como respirar, por lo que no tuvo más remedio que llevarse rápidamente ambas manos a la cara para intentar quitársela de encima. Tras un micro-forcejeo con la sustancia, Jean Pière se deshizo de aquel "moco asesino" recuperando visión y pudiendo respirar de nuevo aire fresco. Solo tenía un problema, el arrancar, que al parecer tonto no era, ya estaba a su lado, efectuando un barrido con su cola.

El "gran moco asesino verde" había cumplido con su cometido, no había tiempo de reacción posible, la cola de unos 5 kilos ya estaba a menos de un palmo de la pierna izquierda del shinigami. El impacto fue brutal; mientras el shinigami se precipitaba sobre la arena se retorcía de dolor, al mismo tiempo que se preguntaba si su pierna estaba rota; aún no por suerte para él, claro que nunca se sabe lo que puede pasar con otro impacto.

Jean Pière siempre había tenido unos reflejos aceptables, pero aquel arrancar le estaba poniendo en apuros. Se sentía torpe e inexperto, pero estaba decidido a cambiar los pesos de la balanza.Seguía cayendo cuando alzó su palma derecha hacia la cara de Jack y de su boca surgieron unas palabras que rapidamente se asocian a dolor, más aún a esa distancia.

-Hadou no San-juu-san...¡Soukatsui!-No tenía tiempo para recitar el conjuro, eso bastaría de momento.De su palma surgió una potente llama azul de tamaño similar a un cero de nivel medio-bajo, claro que a esa distancia podría ser bastante dañino para ambos. En cualquier caso, esa era la mejor baza del shinigami dada la situación, ya que en el suelo, estaría vendido al menos un par de segundos con suerte, y eso no se lo podía permitir.
avatar
Aaron Smith
Desaparecido
Desaparecido

Post : 330
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Jack Vesper el Jue Abr 01, 2010 1:12 am

La combinación de ataques que Jack maquinó para asaltar al shinigami había dado resultado a la perfección. Lo que Jack no se había imaginado es que le diese tiempo al joven francés de convocar un hechizo para atacarle antes de caer al suelo, demostrando ser poseedor de una rapidez superior de la que Jack había asociado al shinigami.

Ante las palabras Hadou no San..., Jack advirtió el ataque inminente, y se apresuró al máximo en esquivarlo, situándose detrás del shinigami con suma rapidez, gracias al uso de la técnica "sonido".

Como Jack planeó, el impacto del proyectil de energía disparado por el shinigami no dio en el blanco, sino que el disparo se desvaneció en el aire.

Ahora Jack estaba justo detrás del shinigami, que de nuevo se encontraba sin tiempo de reacción aparente. Era el momento oportuno para dispararle una "bala" en la pierna, dejando de forma tajante al francés fuera de combate. Jack levantó su mano, y apunto con rapidez al objetivo, apenas un segundo después de situarse detrás de Jean, justo después de esquivar el ataque (hablamos de una "bala" de tamaño reducido, suficiente como para que el impacto solo afectase a la pierna. Quería dejarlo fuera de combate, no borrarlo del mapa).

Si el francés lograba esquivar el ataque de Jack por lo que fuese, eso sería un hecho que agotaría la poquísima paciencia del arrancar, que en ese caso, desenvainaría su amada espada, y se lanzaría contra el shinigami en un brutal ataque directo, dejando liberar su sadismo más allá de lo que tenía pensado.
avatar
Jack Vesper

Post : 64
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Aaron Smith el Vie Abr 02, 2010 4:46 am



Yacía boca arriba cuando el arrancar se situó a la altura de su cabeza y acumulaba energía en su mano para lanzar algún tipo de ataque. El shinigami no sabía qué podría ser, solo había visto ceros de algún menos, pero aquel ataque no era un cero. Tan rápido como pudo y haciendo uso de todo su cuerpo rodó hacia su izquierda para esquivar el veloz ataque.

Una milésima de segundo lo salvó de perder una pierna, solo que la onda expansiva del ataque le hizo rodar aún más en la dirección en la que el shinigami había esquivado el ataque.

-Auch, agh, ich, ouch, mier, da, ouch...-El cuerpo del shinigami rodaba como lo hace un mejillón cuesta abajo, solo que esta vez lo hacía en horizontal, repasando la geografía francesa.

En una pequeña demostración de reflejos Jean Pière fue capaz de apoyar su mano derecha para parar aquel centrifugado de arena y pasar a un salto, voltereta incluida, durante el cual fue capaz de desenvainar y recitar unas palabras que el viento se llevó. Aterrizó frente a Jack, a unos seis metros, cabizbajo y con los pies a la anchura de los hombros. Pero ya no portaba una katana, había liberado su shikai, una guadaña de mango blanco adornado con una cinta verde.

-Parece que me tendré que poner s...-Antes de que pudiese terminar la frase, tenía al arrancar lanzándole un ataque diagonal con su diestra.

Ante el ataque, Jean elevó a la altura de su clavícula su arma, dejando la hoja a la derecha y orientada hacia el shinigami. El impacto fue considerable; los pies del shinigami se hundieron levemente en la arena, el arrancar seguía empujando sádicamente contra el shinigami por lo que la única salida de éste era la rotación.

Con un movimiento brusco, giró todo su cuerpo a la izquierda mientra se desplazaba a la derecha sin alejarse demasiado del hollow. El brusco giro permitió que al desplazarse a la derecha, la mano izquierda del shinigami no quedase al alcance de la espada del oponente, y el movimiento en conjunto situó al shinigami a la izquierda del arrancar, el cual tenía la enorme cuchilla de la guadaña en dirección a su nuca a una velocidad considerable.
avatar
Aaron Smith
Desaparecido
Desaparecido

Post : 330
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Jack Vesper el Dom Abr 04, 2010 2:43 am

Jack se sorprendió nuevamente al ver como el dichoso joven esquivaba su rápido disparo, y como finalizó dicha faena realizando una voltereta en el aire al mismo tiempo que liberaba su shikai. Era una acción elogiable. Pero Jack no estaba allí para elogiar el chico, estaba allí para darle una brutal paliza y llevarlo vivo a su jefe para que lo usase para cobaya en su trabajo. Y como bien dijimos, la paciencia de Jack es muy limitada, por que lo que resulta predecible que éste continuase con su ataque con aún más ferocidad.

Rápidamente, desenvainó su espada de mano y media, y se dirigió hacia el shinigami con furia, sin dejarle terminar sus palabras. El shinigami logró bloquear el potente golpe de Jack, y aprovechó dicho bloqueo para cambiar su posición, y volverse así el cazador en lugar del cazado (una acción que le supuso un gran esfuerzo).

Fue algo que hizo que Jack perdiese el equilibrio durante unos brevísimos instantes, algo que el arrancar aprovechó para agacharse en cuclillas y esquivar el ataque del shinigami, que se dirigía a su nuca.

Al fallar el ataque, el shinigami dejó completamente desprotegido su lado derecho. Era la oportunidad perfecta para que Jack atacase. Y a ello se dispuso, con la intención de propinarle un brutal golpe con el pomo de su espada en toda la boca del estómago, un potente ataque con el que se serviría del impulso y la fuerza de cuerpo (en la medida que su situación en cuclillas se lo permitiese), para que obtuviese el brutal resultado deseado. Esta vez Jean necesitaba más que un milagro para esquivar ese ataque, que lo dejaría KO sin lugar a dudas.
avatar
Jack Vesper

Post : 64
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Aaron Smith el Mar Abr 06, 2010 9:18 am



El golpe al vacío había sido tan exasperante como fatal, y ahora era el arrancar el que definía el siguiente movimiento en aquel combate. Mientras aún estaba medio agachado a causa de la esquiva del ataque decapitador,el arrancar tomó su zampakutou del revés y girando su cuerpo, cargó con todo el peso para golpear con el pomo de la espada al estómago del ahora expuesto shinigami.

Ante semajante situación lo único que pudo hacer el shinigami fue apretar los abdominales intentando amortiguar el golpe. El ataque impactó en el objetivo como seguramente era esperado por el arrancar,provocando que el shinigami soltase su arma; pero ese último reflejo muscular de Jean Pière evitó el KO inmediato. Con un último aliento, ya desarmado, dio un shumpo hacia atrás intentando recuperar el control de una situación que se le había ido de las manos. Sentía cada latido de su corazón en sus sienes como tambores de batalla, solo le quedaba un as en la manga, la útima oportunidad, y necesitaba algo más contundente esta vez. Ya se encontraba a unos 6 metros cuando se dispuso a ejecutar el que probablemente fuese su último movimiento.

-Oh Señor, máscara de carne y hueso, toda creación, revolotear de alas, aquel que porta el nombre de hombre, verdad y temperamento, ante esta pared de sueños sin pecado desata ligeramente la ira de tus garras, Hadou no San-juu san, ¡¡Soukatsui!!-Mientras recitaba el conjuro se mantenía en guardia por si tuviese que reaccionar, aunque esperaba que el arrancar no supiese de lo que se trataba hasta que fuese suficientemente tarde.Esta vez el cañón de fuego azul sería bastante mas potente y tendría mayor tamaño, unos 5 metros de ancho y 10 de alto en la zona de impacto prevista.
avatar
Aaron Smith
Desaparecido
Desaparecido

Post : 330
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Jack Vesper el Sáb Abr 24, 2010 2:44 am

El ataque de Jack resultó ser un movimiento satisfactorio, pero de nuevo, para su desgracia, no fue suficiente. Aquel maldito niñato estaba resistiendo al arrancar más de lo que éste esperaba. No contento con resistir el golpe, el joven shinigami comenzó a recitar lo que a Jack le parecía un nuevo conjuro, probablemente un ataque. Las palabras requeridas para invocar al mismo eran más numerosas que en el conjuro anterior, por lo que Jack dedujo que se trataría de un hechizo más potente, aunque realmente no sabía de que demonios se trataba.

El shinigami comenzó su verborrea, y Jack aprovechó para calcular con suma rapidez el que esta vez iba a ser su último movimiento, por el bien del shinigami. Si no lo era, el gabacho iba a lamentarlo como nunca antes en su penosa vida.

El joven se encontraba en guardia, por lo que Jack sabía que si atacaba pronto, podría bloquearle sin mucha dificultad. Así que la estrategia de Jack sería aprovechar hasta el último momento para atacar, aprovechando el instante en el que el shinigami no pudiese bloquear su ataque, ante la realización inminente del hechizo (o lo que fuese).

Siendo así, cuando las palabras San-juu san, ¡¡Souk... emergieron de la boca del francés, Jack hizo un movimiento usando la técnica de sonido, desplazándose al lado izquierdo del shinigami a unos 4 metros de él, en un ángulo de 45 grados. Con ello conseguía con suma rapidez evitar el radio de acción de lo que fuese a hacer el shinigami. Poquísimas milésimas de segundo después, usando al igual la técnica de sonido para dar una velocidad monstruosa a su ataque, Jack cargó hacia el shinigami, atacándole, de forma evidente, por su lado izquierdo. El objetivo de tan rápido ataque: amputar con su zampakutou la pierna izquierda del shinigami a una altura poco más por encima de la rodilla del mismo, para así dejarlo fuera de combate. Esta vez parecía que las cartas de la situación estaban realmente sobre la mesa de Jack.
avatar
Jack Vesper

Post : 64
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Aaron Smith el Sáb Abr 24, 2010 3:07 am



Todo iba bien. El arrancar parecía no saber a que se enfrentaba en ese momento y Jean Pière aprovecharía ese hecho lo más que pudiese. Ya casi estaba terminando el conjuro, ya faltaba poco, y aún así su cuerpo no podía dejar de temblar levemente, lo cierto es que tenía miedo ya que el enemigo parecía bastante superior. Pero al fin llegó el momento.

-...Hadou no San-juu-san, ¡¡Soukatsui!!-Esta vez el conjuro abarcaba un área bastante mas extensa y parecía más una ola de fuego azul que un proyectil como anteriormente. Pero algo iba mal, el sudor caía sobre sus ojos, pero habría jurado que el arrancar había desaparecido de su vista. El shinigami no era un gran experto en shumpo y su vista no estaba acostumbrada del todo a esos movimientos, ahora estaba confuso, su única salida era continuar con el hechizo esperando que solo hubiese sido un efecto del sudor. Pero no fue así.

Mientras el fuego se abalanzaba hacia el supuesto objetivo, escuchó a su izquierda un sonido similar al del shumpo. No hubo tiempo de reacción. Como si de un flash se tratase la cara del shinigami paso de la incredulidad, al miedo irracional llegando por último al dolor.La arena se teñía de carmesí mientras la pierna izquierda del shinigami volaba por los aires ligeramente debido a la fuerza imprimida en el movimiento.

Todo se había acabado, su guadaña retornaba a la forma original de katana; su vista se nublaba y su respiración se entrecortaba; su vida como shinigami de Niza había acabado de esta trágica manera a pesar de sus esfuerzos.Y ahí, tendido en la arena boca arriba esperaba la muerte bajo la mirada del arrancar.

-No p-puede ss-ser. ¿Es este mi fin?-Con voz entrecortada hablaba a la nada,como esperando una respuesta de algún lugar del cielo.
avatar
Aaron Smith
Desaparecido
Desaparecido

Post : 330
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Hitsuya Yamato el Sáb Abr 24, 2010 3:19 am

La llamada para el rukongai al final había sido atendida por otros shinigami del 11º escuadrón enviados por Yamato. El 13º tenía otro cometido para los oficiales del escuadrón más brutal del Gotei. Habían tardado en recibir noticias al respecto pero un aviso por parte de uno de los shinigami situados en Europa había alertado al Gotei Nipón pidiendo ayuda ante un ataque arrancar.

-Chicos, nos vamos a Niza. No he estado nunca pero parece ser que los arrancar están un poco obsesionados con ese continente -había indicado Yamato al tiempo que veía a Shin alejarse a la reunión que tenían los tenientes. Aquello no podía ser nada bueno.

*****
Las puertas se materializaron en el claro cielo para mostrar el cuerpo de tres shinigamis que observaron la situación con extrema rapidez. La zanpakutou del arrancar cruzó el cielo directamente seccionando la pierna del shinigami europeo y aquello parecía que no fuera a mejorar.

-Rodeadle, por encima de todo no dejéis que se vaya... -indicó el tercer oficial al tiempo que levantaba su palma apuntando directamente al arrancar con intención de atraparlo con un bakudoh.

-Bakudou no Kyū, Hōrin! -de la mano del shinigami surgió un haz de luz anaranjado con delgadas líneas amarillas a su alrededor, que se extiende hasta intentar atrapar al arrancar a la altura del abdomen. Sabía que, por suerte, el factor sorpresa era algo que jugaba a su favor pero no tenía muchas esperanzas de que aquel conjuro lo atrapara durante mucho tiempo.
avatar
Hitsuya Yamato

Post : 38
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Aoyama Daisuke el Sáb Abr 24, 2010 5:02 am

Todo había sido muy rápido, un aviso de un shinigami de Francia había llegado al Gotei, nuestro teniente se había tenido que marchar corriendo a una reunión, y por fín teniamos acción. No sabíamos muy bien que ibamos a encontrarnos allí, pero habría que estar preparados.

Cuando las puertas se abrieron, pudimos ver la escena, no pintaba nada bien para ese shinigami, desde luego un soldado sin pierna, es como un zapatero sin manos, aunque al menos seguía con vida.

Daysuke escuchó con atención la rápida orden de su superior, sin dudarlo y sincronizandose con su bakudoh, el shinigami corrió velozmente hacia el arrancar, esperando para desenvainar en el ultimo momento, intentando confundir al enemigo, sin dejar ver con cual de sus tres espadas atacará.

La intención del shinigami no es acabar con la vida del arrancar, sino alejarlo del shinigami y dar tiempo a sus compañeros para posicionarse. No sabía si conseguiría pillar desprevenido al enemigo pero desde luego era su intención, atacaría realmente con su nodachi, en un corte horizontal, no sería muy rápido pero lo sufientemente potente como para hacer retrocer a su enemigo. Tras el ataque se posicionaría entre el shinigami caido y los demás, colocandose en una posición defensiva.
avatar
Aoyama Daisuke

Post : 24
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Jack Vesper el Dom Abr 25, 2010 7:07 am

Jack por fin consiguió su objetivo: mutilar de una forma brutal al jodido gabacho. Le habría gustado cruzarle la cara un par de veces con su propia pierna, y darle el típico discurso lleno de arrogancia. Pero el simple futuro que Jack planeaba se truncaría radicalmente.

Apenas después de vencer al shinigami y acercarse a su cuerpo, sintió con brusquedad la presencia de un reiatsu proveniente del cielo. Miró hacia arriba, y contempló como una puerta se abría en medio de la cúpula celeste, y como de ella emergían tres figuras que se dirigieron hacia el arrancar con rapidez. Por las túnicas negras Jack advirtió que se trataba de shinigamis. Menuda putada.

Uno se dispuso a atacarle con Bakudou no Kyū, Hōrin, que Jack pudo repeler sin mucha dificultad disparando una rápida "bala" al Bakudou, justo cuando dicho conjuro se encontraba a medio camino. Otro de ellos se dirigía a él con gran velocidad con intención de atacar, parecía ser que con su espada.

Aprovechando el poco tiempo que tenía, Jack se agachó y agarró al convaleciente shinigami, que yacía en el suelo. Se dispuso a retroceder con él usando la técnica "sonido", realizando una retirada instantánea, pero aún así el segundo shinigami atacante logró rozarle en el pecho, infligiéndole un corte superficial, ya que desenvainó justo cuando tuvo al alcance al arrancar.

Inmediatamente después, aprovechando el tiempo que le concedió la distancia, Jack reunió energía suficiente en su mano izquierda como para poder lanzar un cero, pero no lo lanzó, sino que retuvo dicha energía, apuntando a la cara del francés (que yacía de nuevo en el suelo), y miró con una sonrisa malévola a sus atacantes. No le gustaba ver su propia sangre. Y cuando se enfadaba, el arrancar solía ser más ingenioso, y más despiadado.

Dirigió su mirada hacia los shinigamis, y comenzó una de sus amadas verborreas:- Deduzco que vendréis en su rescate, por lo que sería sumamente idiota por vuestra parte dejarlo morir. Si no queréis que le vuele la puta cabeza, y probablemente algo más, os sugiero que os tranquilicéis y os vayais por donde habéis venido. De lo contrario, me cepillo al gabacho, y no hablo de sexo, ya me entendéis, pedazos de mierda.-

Mientras hablaba, no dejaba de apuntar a Jean en la cabeza, y mantenía su espada apoyada en su hombro derecho (evidentemente por la parte roma de la hoja).
avatar
Jack Vesper

Post : 64
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Aaron Smith el Lun Abr 26, 2010 9:12 am



El shinigami no podía dar crédito a sus ojos. Había perdido la batalla, había perdido una pierna, y ahora acababa de perder el orgullo que le quedaba mientras era transportado como un saco de patatas por el campo de batalla.

La herida de la pierna no paraba de sangrar, quizás muriese en aquella playa pero seguro que no lo vería. Su vista se aclaraba y se nublaba por enésima vez y las fuerzas se le iban en cada respiración. Lo único que cabía esperar es que aquellos tres shinigamis que no conocía de nada fuesen lo suficientemente competentes como para derrotar al arrancar, evitar que muriese y llevarlo de vuelta a la Sociedad de Almas para un largo periodo de descanso y recuperación.

Lo último que sus ojos alcanzaron ver antes de desmayarse fue una intensa luz roja que apuntaba directamente hacia él, en ese momento, el shinigami perdió la consciencia.

[OFF: Bueno aquí acaba mi intervención. El shinigami es un saco de papas de aquí en adelante y si se despierta o lo que sea ya intervendré sin que eso altere los turnos de post.

Por el momento, hasta que lleguen los efectivos arrancar el orden de posteo será el siguiente:

-Hitsuya Yamato
-Aoyama Daisuke
-Jack Vesper
-Zaraki Sasurai(es el tercer shinigami de los que aparecen)

Debido a la poca actividad que ha tenido Sasurai y a que no hemos podido contactar con él se supondrá que permanece en el lugar donde la puerta se abrió.

Ya he contactado con Sasurai así que el próximo en postear será el.
¡¡Ala a darse de leches!!]
avatar
Aaron Smith
Desaparecido
Desaparecido

Post : 330
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Hideyori Taira el Mar Abr 27, 2010 5:53 am

[OFF: Lamento la interrupción, y que tengáis que tenerme por estos lares ^^, pero se unen a la fiesta los integrantes de la Novena Alekshandros y Karatoraba, como refuerzos arrancar. De momento, y hasta que uno de ellos postee, dejo AQUÍ el link de donde vienen.
Además, y para evitar que nos chafemos los posts ante la entrada de nuevo usuarios, seguiremos el siguiente orden:

Zaraki Sasurai
Karatoraba
Hitsuya Yamato
Alekshandros
Geo Sodera
Aoyama Daisuke
Jack Vesper
Traté de establecer alternancia shinigami-arrancar para mayor equidad. Gracias y disculpad de nuevo. Borraré en cuanto ya no sea necesario el off]

EDITO(Aaron Smith): he metido a Geo según la cronología de los hechos, ya que llamé a la sección antes que a Geo.
avatar
Hideyori Taira
Desaparecido
Desaparecido

Post : 574
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Zaraki Sasurai el Mar Abr 27, 2010 7:46 am

Nada mas cruzar la puerta y ver como pintaba la situacion, Sasurai se preparo para una orden de ataque a la cual reaccionaria lo mas rapidamente posible. La orden recibida fue rodearle y no dejar que escapase, al mismo tiempo que Yamato lanzaba un Bakudou para distraer al arrancar durante unos segundos, lo suficiente para rodearle y acerle retoceder. Daisuke se lanzo al mismo tiempo que el conjuro de Yamato, unos instantes despues se lanzo Sasurai para asi actuar segun la reaccion del arrancar. Usando el shumpo para colocarse tras el arrancar lo antes posible con la intencion de atacarle con un tajo ascendente al brazo con el que esta apuntando al shinigami para cortarselo o almenos desviarle el cero en caso de que lo dispare.
avatar
Zaraki Sasurai

Post : 11
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Karatoraba el Miér Abr 28, 2010 12:20 pm


Lo que menos esperaba Karatoraba, era que Alekshandros tomaba la iniciativa en aquel asunto y les contara qué deben hacer, antes incluso de que Taira se manifestara tras las palabras de Aaron. Si bien, aquel arrancar era totalmente desconocido para nuestro protagonista, y no podría haber deducido algo así, el comportamiento de su compañero de Sección no pudo pasar sin sorprenderle.

No tan sorprendente, al menos no para el arquetipo de un arrancar común, fue lo que añadió a aquella intervención. Al parecer, bajar ahí con tanta ventaja supondría, cuanto menos, una tarea aburrida para Alekshandros. Karatoraba pensó que quizá su compañero había olvidado el principal cometido de la Sección a la que ambos pertenecían: dar apoyo en combate, no participar activamente en él; no al menos era esa su principal función. Sin embargo, aquel altivo y arrogante comportamiento pareció divertir a Karatoraba, que dejó ver su sonrisa entre el humo del tabaco y bajo su gran sombrero, quizá porque el hecho de que se mostrara como un arrancar tipo, pomposo y confiado de sí mismo, o quizá porque, después de todo, la misión le resultaba cada vez más y más entretenida. El hecho es que no medió palabra ante aquella manifestación impetuosa de Alekshandros, limitándose a escuchar a los Hideyori:

Taira no hizo más que confirmar sus pensamientos. Debían bajar allí a traer de vuelta, tan pronto como sea posible, al arrancar en apuros. Entrar y salir, qué fácil parecía ahí, en la dimensión paralela del Hueco Mundo, donde la batalla aun no había sido analizada. Sin embargo, Karatoraba no iba a olvidar aquel comentario de Alekshandros, por lo que muy probablemente le dejaría hacer a su compañero. Así, además, disfrutaría de la oportunidad de conocerlo mejor, a través del combate.

Sin mediar palabra, limitándose simplemente asentir las órdenes y despedirse con una leve inclinación de cabeza, Karatoraba cruzó la Garganta que había abierto Lyn, dejando una última nube de humo en la Sección. Apagó su pipa y la guardó en su chaqueta. Cuando la Garganta de la pequeña Hideyori se hubo cerrado a sus espaldas, Karatoraba se concentró durante un instante, a la par que bajaba su máscara, cubriéndose sus ojos. No es que no pudiera crear la salida con los ojos abiertos, pero era un arrancar de costumbres y así se sentía más cómodo. Un movimiento horizontal de su brazo derecho y la boca de la nueva Garganta se abrió, con aquel sonido característico.


································

Las enseñanzas de Kenzo se dejaron entrever en las habilidades de Karatoraba, cuando su Garganta apareció justo donde había calculado: frente por frente a la Puerta del Dangai que acababa de cerrarse y a unos diez metros a las espaldas de Jack y los shinigamis que lo flanqueaban. El radiante sol de la mañana los cubrió por completos, aunque no cegó a nuestro protagonista, ya que venía "cegado" desde Hueco Mundo. No tardó en saber que se encontraban junto al mar y, tras pisar la arena, que se encontraban en la playa.

Tras un breve instante de análisis, no más allá de un par de segundos, Karatoraba identificó cinco reiatsus: cuatro shinigamis y uno hollow, su objetivo. Uno de los enemigos, sin embargo, no parecía en condiciones de plantarle cara. Su corazón latía lento y sin fuerza, y la vida parecía escapársele por una de sus piernas, posiblemente cercenada. Escuchó el brotar de la sangre arrancar tras el ataque del menudo shinigami a la vez que identificó al mayor de todos, que tras un shunpo se disponía a apagar el cero que iluminaba el dedo de Jack, con el que amenzaba a su rehén.

Cuán lechuza al oír a su presa, Karatoraba dilucidó con su fino oído el viento sesgado que dejaba tras de sí aquella enorme zanpakuto, orientándose hacia ella con enorme presteza. Haciendo gala de los reflejos que le caracterizaban, extendió su mano y señaló la zanpakuto con su dedo índice. Una débil, pero sorprendentemente rápida Bala se disparó, dirigida a la hoja de la zanpakuto del gigante, casi en la unión con su mango. No pretendía herir a su enemigo, ni mucho menos. Aquella bala ni conseguiría atravesar la piel del shinigami de rasgos animales, pues había limitado su potencia, ganando con ella velocidad. Intentaba más bien proteger al arrancar de la 12ª Sección, pretendiendo desestabilizar aquel golpe o, con un poco de suerte, desarmar al gigantón. Dada la cercanía del objetivo, de espaldas, para más inri; y la innata puntería de nuestro protagonista, muy aciago debía ser su día si esa Bala no cumplía su cometido.

Hasta aquí mi contribución. Hagamos un trato: — se pronunciaría Karatoraba, ahora que había dado algo de tiempo a Alekshandros. — Puesto que decías aburrirte con tanta ventaja, seré amable y no intervendré. — dijo, sonriente, dirigiendo su mirada, que no mirando, a su compañero. — Eso sí, Taira lo ha dejado claro: debemos volver lo antes posible, así que si tardas te echaré una mano, ¿hay trato? — preguntó, aunque no necesitaba respuesta, más allá de un simple ademán cómplice.

No deberíamos tomar aquel gesto como un comportamiento arrogante, pues no lo era. En realidad solo intentaba confortar a su compañero de sección, evitando cualquier conflicto e incluso, porque no, creando algún vínculo a partir de aquel favor. De hecho la altivez estaba descartada, sino Karatoraba habría descendido al Mundo Humano dejando actuar a su obtusa vista, y no cegado por su máscara.

Mientras, el Pasajero Oscuro dejaba asomar un poco de su sádico ser en Karatoraba, sintiéndose ahora rodeado de tantas y tantas almas humanas. 'Casi puedo oír la sangre humana llamándome', pensaba para sí el arrancar. Lástima que tuviera tan poco tiempo en aquel Mundo. La caza, una vez más, debía hacerse esperar.


Hablo - Pienso - Piensa mi alter ego - Narro


Sanchiago Karatoraba Barurusu
avatar
Karatoraba

Post : 110
Edad : 42

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Hitsuya Yamato el Miér Mayo 05, 2010 6:33 am

Tal y como estaba previsto, sus dos compañeros se habían lanzado directamente a por el arrancar sin pensárselo dos veces. Aoyama era conocido por su estilo de combate esquivo, lleno de fintas y dobles intenciones para ocultar unas terceras con las que acertaría al enemigo sin duda. Zaraki era más directo pero aún así igual de efectivo con la gran potencia corporal de la que disponía. Yamato conocía perfectamente lo que se decía por su escuadrón sobre su aficción por practicar Kidoh... Una aficción que le costaría casi la expulsión de su propio escuadrón tiempo atrás.

Lo cierto es que al mismo Yamato no le gustaba siquiera el kidoh. Por qué lo manejaba entonces con soltura, comparado con sus propios compañeros? La razón era bien sencilla. Era la única manera que tenía para poder vencer a Shin en un combate, y por su propio ego y orgullo se había esforzado en, a pesar de encontrarse mil veces más cómodo con su zanpakutou en las manos, de poder realizar los conjuros más simples. Sin embargo, mientras estuvo bajo el mando de Barja-taichou tuvo especial cuidado de no mostrar sus habilidades delante de él por temor a sus represalias. Ahora que Barja había muerto, aunque aquel pobre shinigami del 4º escuadrón no se lo confirmara, estaba seguro de ello, podía permitirse ciertas licencias, al saber Shin su secreto ya. Sin embargo, esperaba que sus compañeros no mencionaran nada hasta que el trabajo estuviera terminado. Luego tendrían tiempo de discusiones y diferencias de opinión.

Yamato desde lo alto, observaba la escena frunciendo el ceño mientras pensaba en alguna estratagema para poder alejar del sádico y deslenguado arrancar de pobre shinigami que mantenía como rehén aunque el sonido de un disco de vinilo rayado, llamó su atención para desviar la mirada hacia del frente viendo como dos arrancar más salían de una garganta, sin duda, los refuerzos para su compañero en tan descompensado combate. Uno de ellos tenía la máscara cubriendo sus ojos y aquello no hizo más que hacer fruncir el ceño del tercer oficial pues si había sobrevivido en Hueco Mundo, de seguro que algún as se guardaría bajo la manga.

Tan pronto como terminó el hilo de sus pensamientos, el mismo arrancar levantó una mano apuntando hacia Sasurai aunque de un shumpo se colocó en la trayectoria de la bala, cargando a Hagane, escuchándose un rugido fiero por su parte al partir por la mitad la extremadamente veloz energía de Karatoraba. Con ambas manos en la espalda entrecerró los ojos levemente sintiendo los tirones en las heridas a medio cicatrizar que tenía en la espalda y el torso. Aquel shumpo había hecho que sus músculos se tensaran más de la cuenta, pero no permetiría que aquello interfiriera en su labor, debía defender a aquel shinigami del resto de los arrancar.

-Aquí, Hitsuya Yamato, tercer oficial del 11º escuadrón. Se requieren refuerzos en la ciudad de Niza, se confirma la presencia de tres arrancar con fines desconocidos... -dijo en voz lo suficientemente alta como para que los shinigami del otro lado del intercomunicador se enterase mirando fijamente a Alekshandros. El otro parecía no tener intención de intervenir por el momento.

-Zaraki, Aoyama. Haced lo que sea para que lo suelte. Yo me ocupo de él... -dijo en una orden escueta a sus compañeros elevando su zanpakutou por encima de su cabeza. -Maero, Hagane no shishi!! -dijo elevando su propio reiatsu escuchándose un fiero rugido de nuevo que parecía provenir de la boca cavernosa de un inmenso león, golpeando el suelo con el filo de su zanopakutou elevando polvo y arena delante de él.

En un instante el shinigami salió de la nube de polvo con un shumpo apareciendo delante del compañero del arrancar ciego dispuesto a golpearle en el costado con su tetsubo. Era un golpe directo, y destinado a dar a alguno de los dos. Simplemente probaría la velocidad, de ambos si no llegaba a efectuar el golpe y si lo detenían... Pues sufrirían las consecuencias. Lo que sí había una cosa clara... No permitiría que Hueco Mundo se llevase a un shinigami estando él allí.
avatar
Hitsuya Yamato

Post : 38
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Alekshandros el Miér Mayo 05, 2010 7:04 am

Bostecé amargamente durante mi trayecto al mundo real, el pasaje por la garganta era largo y soporífero. Cuando finalmente llegamos al mundo real, mi desilusión no podría alcanzar grados más mayúsculos. Tres shinigamis de bajo rango estaban acosando a un arrancar que fácilmente podría haber acabado con los 3 el solo.
Kakarotaba no parecía muy convencido tampoco. Comentó algo acerca de quedarse quieto mientras yo me divertía.
Apenas le dejé acabar su frase. Moví rápidamente mi brazo y disparé una bala sobre Kakarotaba, está no tenía intención de golpearle y pasó rozando su sombrero.

-Tenemos una misión aquí, Taira ordenó acabar rápidamente y nos mandó a los dos, me guste o no, así que tendrás que intervenir.

Kakarotaba disparó una bala contra un Licántropo shinigami. No tenía intención de intervenir en la pelea de Kakarotaba, aunque era interesante ver a aquel sujeto en las filas del enemigo.
La bala fue interceptada por un Shinigami, que me miró fijamente mientras liberaba su Zankpakutoh.

Detecté un movimiento con Shumpo hacía mi presencia y levanté rápidamente mi brazo.

El shinigami se lanzó a toda prisa contra mi con el Shumpo. Cuando apareció delante mía yo estaba mirándole a los ojos con mi brazo derecho apuntándole. El lanzó un golpe con su tetsubo hacía mi costado. Moví rápidamente mi brazo izquierdo bloqueando el ataque, ya que si lo esquivaba cercenaría la cabeza de Kakatoraba.
De repente una explosión de reiatsu sacudió mi brazo, no era gran cosa pero era una sorpresa. Miré escépticamente al shinigami.

-No deberías interrumpir conversaciones ajenas y mucho menos deberías atacar de frente a un rival más fuerte que tú.
Tranquilo, no te mataré.
Cero.


El cero salió disparado contra el Shinigami. En el último instante decidí hacer esto más entretenido y reduje el poder del Cero a la mitad, así como su velocidad, para permitirle una oportunidad de escapar, aunque fuese un impacto directo.

Kakarotaba, recuerda que nuestra misión es traer de vuelta al Shinigami ese, no te preocupes por el Arrancar, no nos han ordenado salvar su patética vida, si no es capaz de lidiar contra un shinigami tan débil no es necesario que continúe viviendo.

Delante mía había una cortina de humo levantada por mi Cero, bostecé aburridamente y me desplacé con Sonido hacía la costa, poniéndome encima del agua, que empezó a crear ondas debajo mía por culpa de mi reiatsu, mientras esperaba al Shinigami.

-Vamos...no me digas que decidiste morir tan pronto...ni siquiera te golpeé en serio...

Supongo que si el shinigami seguía con vida podría jugar un rato con el, retrasar un poco la misión no haría enfadar a los hermanos Hideyori ¿No? Miré mi brazo izquierdo, tenía una magulladura producida por la explosión del ataque del shinigami. Aquello no debería haber pasado, igual era más fuerte de lo que esperaba.
Mejor.
avatar
Alekshandros

Post : 196
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Sukuru el Miér Mayo 05, 2010 7:56 am

Sukuru que estaba entrenando vio que hacían una llamada de refuerzos hacia el mundo humano y rápidamente acudió hacia los portales en el treceavo escuadrón y sin pensarlo entro rápidamente hacia el portal que se dirigía hacia la Francia mediterránea donde se necesitaba ayuda y tras pasarlo se percato que no andaba muy lejos de la situación donde estaban sus compañeros y por lo tanto el enemigo.

Sukuru apreció por el a unos 400 metros de donde se estaba desarrollando toda la batalla y pudo sentir a sus compañeros en la costa, y sin esperar emprendió velozmente el camino hacia la batalla a base de Shunpos, al cabo de unos minutos este estaba cerca.

Después dejando su reiatsu lo mas bajo posible para no descubrirse y escondido llego a la zona y le echo un vistazo "Un compañero herido y como rehén por un arrancar, uno de sus oficiales luchando contra un arrancar y sus compañeros evitando que huyan los arrancar" Pensó Sukuru rápidamente para analizar la situación no podía cometer ningún fallo, entonces Sukuru se percato de un oponente que no estaba haciendo nada estaba quieto aunque tenia unas vendas en sus ojos no podía menospreciarlo.

"Esta analizando la situación y no toma parte de la batalla, si lo dejo asi en cualquier momento podría atacar y nadie se daría cuenta." Tras ese breve análisis mental Sukuru decidió su movimiento.

Rápidamente efectuó un Shunpo y se posiciono detrás de este arrancar que tenia los ojos vendados y dio un tajo horizontalmente pretendía herirlo aunque no sabia si lo conseguiría.
avatar
Sukuru

Post : 51
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Aaron Smith el Jue Mayo 06, 2010 4:28 am

[OFF: Bueno, los turnos siguen del mismo modo que antes, solo que Sukuru irá después de Alekshandros hasta nuevo aviso, por lo que los turnos quedan así:

Zaraki Sasurai
Karatoraba
Hitsuya Yamato
Alekshandros
Sukuru
Geo Sodera
Aoyama Daisuke
Jack Vesper

Tras la primera vuelta, en la que espero que cada uno este ya "emparejado" con alguien del bando contrario, dividiré en hilo para mayor fluidez, hasta entonces, paciencia que somos muchos^^]
avatar
Aaron Smith
Desaparecido
Desaparecido

Post : 330
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Geo el Jue Mayo 06, 2010 6:35 am

De la ligera, fina y cristalina orilla que ondeaba en el final de la playa del mundo humano se abrió un hueco oscuro y tenebroso el cual desprendía un pequeño sonido chirriante y bastante agudo, y de entre esa oscuridad empezó a salir lento y calmado, con esa mirada que en casi todas las ocasiones adornaba su rostro, esos ojos apagados, esa emoción inexistente, sus calmados movimientos y su sonrisa inexistente que tampoco era tapada por ninguna mueca, la indiferencia en persona.

De entre todas las personas con un poder espiritual más que obvio, tanto hermanos hollows como enemigos shinigamis, Geo solo poso sus ojos marrones en el shinigami que estaba tumbado en la arena en un estado bastante lamentable con una pierna ya desaparecida. Su mano derecha se levanto mientras de su puño se alargaba su dedo índice en el cual se empezaba a generar un reiatsu del mismo color idéntico al de los ojos y traje del arrancar el cual se acumuló en una gran bola que se dirigió velozmente contra el shinigami.

- Cero… -

Una gran ventisca de arena durante unos segundos fue lo que dejo el impacto del cero que Geo había lanzado, dejando ver a un maltrecho ser que se había quedado sin extremidades, lo poco que quedaba del individuo ya casi no parecía humano, una pequeña masa de carne llena de sangre, solo se reconocía su cabeza y medianamente la zona superior a la cadera. En ese momento Geo sacó del interior de su chaqueta una jeringa rellena de un líquido de un color violeta oscurecido, se agacho junto al shinigami y empezó a pincharle en todas sus heridas y alrededor de sus zonas amputadas, tardaron pocos segundos en remplazarse lentamente dejando ver un asqueroso sistema de rápido crecimiento de células, pero por desgracia para el shinigami las células reconstruidas serían inmóviles, aun así sería un espécimen perfecto para Smith-sama y eso era lo importante, cogí al shinigami con mi brazo izquierdo llevándolo sobre mi brazo izquierdo mientras lentamente volvía hacía mi garganta, los refuerzos obviamente habían llegado, lo único que quedaba de completar de mi misión era darle a Smith-sama su shinigami.

[Off: Bueno, si me quieren parar me quedo, sino me llevo al shinigami a HM y me voy xD ^^]
avatar
Geo

Post : 8
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Aoyama Daisuke el Vie Mayo 07, 2010 11:12 pm

Aoyama no podía creerlo, de la nada habían aparecido al menos 3 arrancar más. Desde luego la cosa se ponía fea. Tras el ataque a Jack y viendo que su cometido se había cumplido retrocedió un poco, colocándose a una posición mas defensiva, envainando su nodachi y desenvainando sus dos katanas, una para cada mano, observó el campo de batalla. Zaraki parecía controlar la situación, al igual que Yamato, solo quedaban un arrancar libre... ese sería su objetivo...

Pero algo ocurrió, un ruido estridente lo saco de sus pensamientos. Una nueva garganta se abrió un tipo de lo más inusual entró a través de ella, no mostraba ninguna emoción, ni siquiera parecía inmutarse por el combate. Alzó su dedo y una energía golpeo al shinigami del suelo, haciendolo trizas. Acto seguido acercándose a este, le inyectó algo extraño que le hizo crecer de nuevo sus miembros, después se dirigió hacia la garganta por la que había entrado, pretendía escapar y eso no lo podía permitir.

Aoyama cerró los ojos, debía centrarse o se meterían en problemas... al abrirlos, sus mirada parecía diferente, sus ojos eran más oscuros, más profundos. Entonces comenzó a correr hacia la garganta, logicamente llegaría antes que el arrancar, pues este cargaba con un peso muerto. Mientras corría lanzó hacia adelante sus dos katanas, y acto seguido su nodachi.

- Ochiru, Yukishiro! - gritó el muchacho.

Acto seguido un estallido resonó por todo el campo de batalla y donde las tres armas habían chocado, estaba una Sakabato con una hoja invisible, el suelo a su alrededor, estaba helado. El shinigami rápidamente tomó su zampakutoh en sus manos y empuñando la hoja invisible, encaró al arrancar.

- Tu no te mueves de aquí, ... tienes algo que nos pertenece.. - el chico tiene un gran reiatsu que lo envuelve, su voz parece profunda y lo mira con una mirada inquietante-.

El joven se colocó en una posición extraña, sus pies apoyados en el suelo, con la anchura de sus hombros, su pie izquierdo adelantado y su espada posicionada en alto, cual escorpión preparando su mortal ataque. De repente una explosión de reiatsu sacudió la zona, helando un poco el suelo, y desapereció de delante suya, haciendo un rápido shunpo, colocandose justo delante del arrancar, atacando frontalmente intentado atravesar el estomago de este con su zampakutoh, jugando con la sorpresa del shunpo y con que en el ultimo instante cambiaría la longitud de su hoja invisible, para asegurarse de que su golpe hiriese a su enemigo.
avatar
Aoyama Daisuke

Post : 24
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Ryu Ishimura el Jue Mayo 13, 2010 11:28 am

De alguna manera Ryu se enteró de que necesitaban refuerzos en el mundo real. No lo pensó 2 veces, quería comenzar pronto con las misiones. Parecía una situación de emergencia.
Le abrieron una puerta hacia el mundo real, estaba muy emocionado. Sin embargo, cuando llegó no veía a ningún Shinigami o Arrancar, lo que le decía que exactamente no estaban allí.

Comenzó a caminar cuando sintió una gran cantidad de Reiatsu, eran varios, lo mejor sería seguirlos.
No era muy bueno con el shumpo, por lo que se demoró bastante hasta que llegó al lugar correcto. Era una guerra, definitivamente, eran pocos, pero era una guerra y tal cantidad de poder hacía que el joven Shinigami siguiera emocionándose cada vez más.

-Vaya vaya al parecer no seré muy útil aquí. Por lo general los Shinigamis somos orgullosos, dudo que alguien quiera ayuda- se dijo a si mismo mientras observaba la batalla atentamente.


[OFF= Si no sirve que este aquí o algo asi, avisen para borrar el post, gracias]
avatar
Ryu Ishimura

Post : 35
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrar y salir: Visita fugaz a la Francia mediterránea

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.