Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Muy buenas!
Jue Abr 30, 2015 3:40 am por Kenta

» Ethernia Ehlysea {Afiliación Élite}
Dom Mayo 25, 2014 7:56 am por Invitado

» Foro RPG Naruto (Élite) (caida de botones)
Dom Mayo 25, 2014 6:04 am por Invitado

» holau gente ^^
Lun Mayo 12, 2014 6:03 am por taider kend

» Foro RPG Naruto (Élite)
Sáb Mayo 03, 2014 7:20 am por Invitado

» School of devil way [Elite]
Dom Mar 23, 2014 7:39 am por Invitado

» Attack On Titan ;; Reapertura [Cambio de Botón - Normal.]
Mar Ene 14, 2014 1:09 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Dom Dic 08, 2013 3:51 pm por Invitado

» I Want Candy! {Invitación}
Lun Nov 11, 2013 9:54 am por Invitado

» Homines Hortum || Élite [Yaoi]
Dom Oct 20, 2013 2:42 pm por Invitado

Miembros del Staff
Bleach Legend StoryDarkest Night: El foro de rol de DC Comics Never AfterHeart BlackBleach: Shadow Of SeireiteiCity of HorrorKikanKikan Sword Art Online (SAO)Mariollette Empire ~ ROLTrono de Poniente Nova Orbis











Recordatorio: El tamaño de los botones deberá ser obligatoriamente de 40x40
Shiki Topsite! Sekai Anime Top List  Kuroi Bara Lista Top  Lista Top Onigroup ROLTop4Us BRA Topsite Roleplay Monster
Este skin ha sido diseñado por Deimos y modificado por el Staff de Souls&Swords por lo que la copia o distribución de los códigos está prohibida. El código de algunas descripciones pertenece a Remember. Agradecimientos a Haru por compartir el código de la portada con nosotros.




Noche eterna (Post libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Yoel el Lun Dic 14, 2009 9:43 am

La oscuridad es lo único que envuelve por completo la superficie del Hueco Mundo, algo asfixiante para cualquier humano e incluso para el más templado de los shinigamis, pero no para Yoel. Hasta donde podía recordar, siempre se había sentido seguro en los lugares más oscuros, donde podía pensar o cavilar lo que quería hacer, nadie podía verle, nadie iba a molestarle, era como un manto de seguridad para él. Por ello, en su vida como Hollow, siempre había preferido atacar de noche, esperando resguardado entre las sombras a cualquier alma errante que se topara con él.

Con esos pensamientos en mente, el arrancar observaba el Hueco Mundo, apoyado en una seca rama y observando como dos Hollows de bajo nivel se peleaban por devorarse mutuamente como dos perros famélicos harían en el mundo humano por unas sobras de comida. Gruñían y se hacían profundas heridas en sus deformes cuerpos. Patético… pensó, harto del espectáculo lastimero que tenía ante sus ojos. Estaban tan ocupados en su lucha que no habían notado su presencia.

Se acercó lentamente a las criaturas, eran de gran tamaño pero de poca inteligencia y poder. Nunca le había gustado tener que alzar los ojos para mirar a un ser inferior que él, así que con un movimiento rápido y limpio, les cercenó las piernas provocando que cayeran en una gran nube de arena. Las bestias gritaban y se retorcían en el suelo sin poder comprender lo que estaba sucediendo, mientras se ahogaban en su propia sangre.

-Me estáis dando dolor de cabeza- dijo mientras agarraba de la cabeza a un Hollow y volvía a dejarlo caer.- No merecéis morir bajo mi espada.

Se quedó depie, observando como aquellos Hollows intentaban incorporarse e incluso alcanzarle con sus temblorosas garras, pero el no pudo más que mirarlos con indiferencia. Finalmente, aunque sus heridas no dejaron de sangrar, las dos bestias murieron suplicantes bajo sus pies.

Se sentó junto a sus cuerpos, manchando sus ropajes con la sangre y observando como sus cuerpos desaparecían y formaban parte del Hueco Mundo. Ya no sentía el mismo placer por asesinar como cuando era humano o Hollow, pero seguía sintiendo una excitación especial en el momento en el que un alma dejaba un cuerpo, y éste se descomponía o caía inerte ante sus ojos. Era embriagador ser el único espectador del hermoso espectáculo que brindaba la muerte.

-Por ti, y sólo por ti, Muerte- dijo en alto manchando su mano izquierda con la sangre y alzándola al cielo a modo de brindis, para luego lamerla de sus dedos.

Después del pequeño ritual en honor a la Muerte, volvió a sentarse en el árbol en el que estaba observando a los Hollow, para poder seguir observando el hermoso cielo oscuro del Hueco Mundo.
avatar
Yoel
Espada Dexter
Espada Dexter

Post : 166
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Okami el Lun Dic 14, 2009 3:37 pm

El sonido de unas mandíbulas desgarrando carne era algo que podía petrificar a cualquiera. O comes o te comen era la filosofía de Hueco Mundo y los supervivientes vivían y regían su completa existencia alrededor de esa máxima. Okami era una superviviente. Pese a que recordaba a la perfección cada uno de los años que había existido como hollow su vida humana era un completo misterio, sus instintos la habían mantenido con vida.

Aquella existencia había sido una tortura constante. El vacío que todo hollow sentía en su interior, aquello que les hace aullar de dolor y buscar saciarse con las almas de los humanos había sido demasiado para ella en su anterior existencia. Siempre corriendo, buscando, acechando, cazando a las víctimas propicias para poder alimentarse y mitigar lo que la hacía tan miserable, que la enloquecía. Pero nunca se acababa. Ese agujero amenazaba con devorarla si ella no hacía lo mismo con lo que la rodeaba hasta que encontró una presa que parecía acallar las voces que gritaban en sus oídos. Un shinigami.

La primera vez que Okami saboreó la dulce delicia que era el alma de un shinigami fue de pura casualidad. Sus pasos la habían llevado hasta la localización de uno de sus congéneres, por llamarlo de alguna manera aunque Okami siempre se había distanciado mucho de otros hollow, encontró a un joven muchacho muy mal herido. Había pedido refuerzos por un pequeño aparato aunque para la animalesca hollow no era más de un muchacho hablando solo. Le observó tímidamente desde los arbustos acechándole pero con curiosidad. No sabía que era aquella fuerza sobrenatural que hacía su saliva correr y su energía espiritual acelerarse. En un momento dado, los errores de novata la traicionaron haciendo que el joven shinigami reparara en ella pero antes de que pudiera aunar las fuerzas necesarias para levantar la zanpakutou las fauces de la loba se cerraban en torno a su cuello silenciando su voz. La sangre comenzó a correr por su boca y al rozar su lengua encontró lo que había estado buscando: aquello que llenaría el vacío de su interior, la sangre de los shinigami.

El cuerpo de aquel muchacho no duró demasiado ya que el hambre la hacía devorar con voracidad cada uno de los miembros de su presa. Al terminar su festín sintió como las fuerzas la invadían y pronto aprendería a defenderse de los demás hollow de mayor tamaño y fuerza. Pronto empezaría a crecer, a evolucionar, a cambiar hasta llegar a ser lo que ahora se alimentaba de aquel vasto lorde que tenía ante ella tirado en la arena.

Otro trozo de carne llenó su boca arrancándolo del cuerpo del pobre hollow antes de que otro aroma la distrajera de su comida. Era un olor familiar y a la vez nuevo. Se detuvo un momento desviando la mirada, recorriendo el horizonte completamente blanco con sus ojos bicolor sin portar sus características gafas. Volvió a aspirar asegurándose de que no era un producto de su mente. Otro lobo? No, tenía que haberlo imaginado. Sonrió para sí y cogió aire profiriendo un aullido agudo y profundo hacia el cielo, hacia la luna que no estaba presente en el cielo. Aquella Selene que tanto la reconfortaba en algunas noches. Un aullido que era como una llamada lastimera a una manada desaparecida largo tiempo atrás.
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Yoel el Mar Dic 15, 2009 10:29 am

La luna del Hueco Mundo quedó oculta bajo las nubes sumiendo todo en la más absoluta oscuridad. Cuando eso sucedía, todas las pequeñas criaturas salen de sus escondites para cazar Hollows grandes y torpes, por lo que no es poco común oír gritos de desesperación de alguna bestia sorprendida en la oscuridad.

Un lejano aullido lleno de dolor rompió el silencio del Hueco mundo y sacó a Yoel de su ensimismamiento poniendo sus sentidos en guardia. Lo primero que sintió, fue un reiatsu más poderoso que el suyo, uno que sólo podía ser el de un Espada. Desde que había entrado como arrancar no había tenido trato con ningún espada de otra fracción, por lo que utilizó su olfato para ver si captaba algún olor conocido. Aunque estaba cubierto de sangre, detectó el olor a sangre y el de otra cosa diferente: un lobo. Había visto más de un Hollow menor con aspecto de lobo, pero no uno tan poderoso. ¿Estaría herido? ¿Qué diablos hacía un Espada solo? La curiosidad pudo con él, por lo que comenzó a dirigirse a una velocidad vertiginosa, dejándose guiar por sus instintos hasta encontrar lo que buscaba.

A medida que llegaba, el reiatsu que sentía le hacia temblar de entusiasmo, hasta aquel momento la apatía y el aburrimiento habían ensombrecido sus días como arrancar en El Amanecer, pero aquello era nuevo, y quizá interesante. Cuando llegó al lugar, un fuerte olor a sangre golpeó su nariz y le hizo detenerse para contener sus instintos más bajos de Hollow. Hacía tiempo que no se dejaba llevar por esas inclinaciones a no ser que fuera necesario, por lo que se quedó a una distancia prudencial de la criatura que había matada al monstruo.

La luna, salió por fin de su escondite, dejando ver la silueta de una mujer de cabellos cortos y despeinados. Tenía una postura poco femenina, y estaba cubierta de sangre, dándole un aspecto fiero y poco humano, que junto a sus ojos de diferente color y el gran poder que emanaba, le infundieron un respeto poco común en él hacia otro ser.

-¿Quién eres?- dijo en un tono más amenazador de lo que pretendía, sin saber si recibiría respuesta alguna de esa extraña mujer.


Última edición por Yoel el Miér Dic 16, 2009 3:30 am, editado 2 veces
avatar
Yoel
Espada Dexter
Espada Dexter

Post : 166
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Okami el Mar Dic 15, 2009 11:13 am

Un aullido. Aquella luna volvía a reaparecer en la espesa negrura que era el cielo de Hueco Mundo. La sonrisa triste volvió a dibujarse en su rostro al tiempo que posaba sus ojos de nuevo en la bestia de la que se estaba alimentando. Ese maldito vacío empezaba a surgir de nuevo y era necesario acallarlo.

Sin embargo, algo interrumpiría pronto su festín, sus sentidos desarrollados y alertas captaron algo que se acercaba a ella con rapidez. Aquel reiatsu que venía hacia ella sin ninguna duda, era el aroma que le había llegado antes por entre el olor a sangre. Sus ojos ya esperaban ver a aquel muchacho cuando hubo aparecido a una distancia prudencial de donde se encontraba observándola con su vestimenta blanca manchada de sangre de la misma manera que la suya.

Acuclillada como estaba giró el cuerpo lo suficiente como para encararse al muchacho y le observó con cierta curiosidad y desconfianza. Notaba que era más débil que ella pero aún así era la primera vez que se encontraba con otro lobo desde hacía años y menos a un nivel tan avanzado de evolución. Su cabello blanco le llamó la atención pero aún así su voz la hizo volver a concentrarse en su rostro. Las piernas flexionadas y una mano apoyada en la arena entre ellas dejando ver una postura de perfecto equilibrio dispuesta a lanzarse sobre el recién llegado si fuera necesario pero aún así mantuvo la compostura aunque sin poder remediarlo un gruñido fuerte salió de entre sus dientes ahora visibles como cuando un animal amenaza a otro que invade su territorio.

Cambió el peso hacia la otra pierna colocando su cuerpo entre su presa y Yoel y volvió a gruñir amenazadoramente aunque sus ojos mostraban la misma curiosidad que lo haría cuando un animal se encuentra a un igual. Aquella fue toda la respuesta que el muchacho recibió en aquel momento esperando Okami como estaba de que el intruso se identificara primero.


OFF: Perdona por no hablar mucho pero Okami está en modo lobo on XDDD
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Yoel el Miér Dic 16, 2009 10:38 am

La tensión era palpable en el ambiente, el Espada, aunque era poderoso, parecía una criatura salvaje en vez de un ser civilizada. Su orgullo no le permitía dar la vuelta y dejarla allí con sus quehaceres, por lo que se quedó mirándola sin saber qué hacer. Era probable que aquella mujer reaccionara de forma instintiva ante su presencia si se quedaba, y que le atacara. Y entonces la diferencia de poderes se haría bastante notable, y moriría sin lugar a duda.

No quería morir, pero tampoco tenía la intención de irse. No sabía si era porque ella también era un lobo como él, o porque su gran poder le instaba a quedarse ahí parado observándola inexpresivo.

Se acercó un poco más, intentando que sus movimientos no pareciesen bruscos ni amenazadores. Los gruñidos que habían emergido de su garganta, habían sido un claro aviso, y no quería estropearlo todo. Cuando estuvo cerca de ella, pudo verla con más detalle. Su mirada era inteligente, y en su cuello llevaba la marca de un Espada, el de la sexta sección, lo que confirmaba sus sospechas. Sabía que ahora tenía el deber de mantener un cierto respeto con ella, pero el recibimiento que le había dado, había sido degradante para él, por lo que ignoro el rango de la mujer, y con cierta altivez se dirigió a ella:

- Te he hecho una pregunta. ¿Quién eres?

Aunque se había ocupado de que no se notara, había sentido cierto reparo ante su insolencia, pero la adrenalina que le creaba la situación era maravillosa para Yoel. Si la reacción de la mujer era negativa, todo se acabaría, él moriría y desaparecería para siempre. Se lo jugaba todo a una carta, pero no le importaba, por lo que no pudo contener un amago de sonrisa en la cara. Eso era lo que más le gustaba de ser un Arrancar, siempre se corría el riesgo de que otro ser te matase. El Hueco Mundo era un frenesí de violencia y muerte, y le encantaba formar parte de la gran cadena, aunque por ironías de la vida, el carecía de ésta.

Off: Intentaré contestarte al día, pero llevo unos días locos, no sé ni como me ha dado tiempo a esto n_nU Pensaba incluso hacer un post en otro lugar, pero evidentenmente, no podré. Pero haré lo posible por no dejar esto colgado, e incluso puede q no pase y te pueda contestar a diario xD Pero por si pasa.
avatar
Yoel
Espada Dexter
Espada Dexter

Post : 166
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Okami el Miér Dic 16, 2009 12:01 pm

La arrancar mantuvo la compostura al notar como el reiatsu fluctuaba entre los cambios de opinión de su dueño. Era completamente imposible para otros hollow hacerlo pero sus sentidos permitían a la Espada adelantarse a los movimientos de su oponente simplemente con saber donde se concentraba más su reiatsu. Volvió a cambiar su peso hacia la otra pierna cuando se acercó aunque le observó desconfiada acallando por el momento sus gruñidos. El orgullo y la elegancia de un lupino se notaba en cada uno de los movimientos de Yoel y aquello era algo que le llamaba la atención. En ese momento fue cuando decidió que no acabaría con él por su insolencia al molestarla durante su comida.

Okami era algo especial para esas cosas. Sus fracciones habían aprendido rápidamente a no interferir cuando su Espada se iba de caza. Era un momento en el que se abandonaba a sus más puros instintos y cualquiera que estuviera cerca de ella corría peligro. Cualquiera excepto, y aún estaba por ver, aquel lobo que tenía ante ella. Casi podía verle con un espeso pelaje blanco cubriéndole igual que su sedosa y larga cabellera.

Soltó un leve gruñido más molesto que por otra cosa y al escuchar su pregunta de nuevo se inclinó ligeramente hacia delante siendo ese el único indicio de lo que en breves instantes haría la espada. Con un sonido apareció detrás del muchacho cogiéndole de la muñeca retorciéndole el brazo y colocándolo entre sus cuerpos pegando su torso a la espalda del joven arrancar. Su otra mano se había afianzado con firmeza en su cuello manteniéndole la mandíbula levemente elevada. Inspiró profundamente oliéndole el cabello y dejó escapar el aire lentamente.

-Qué te hace pensar que merezcas que conteste esa pregunta cachorro? -preguntó levemente hablándole al oído con voz profunda y calmada notando bajo su inusualmente cálida piel los músculos de Yoel examinándolo desde tan poca distancia.
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Yoel el Vie Dic 18, 2009 1:06 pm

En cuanto volvió a formular la pregunta, se creo un silencio tenso. La Arrancar ya había demostrado su molestia respecto a su presencia con un gruñido amenazador, por lo que Yoel deducía cuál sería su próxima reacción. Cuando estaba pensando como atacarla, aun a sabiendas de que iba a perder claramente la pelea, la mujer se movió rápidamente hacia él. No le dio tiempo ni a rozar la empuñadura de su zampakutou, porque en escasos segundos, la Espada le había inmovilizado sin que él hubiera podido hacer nada por evitarlo. Con una mano, le había tirado el brazo izquierdo hacia atrás contra su espalda, y con la otra, le había aferrado el cuello obligándole a alzar la cabeza y a mantenerse a una altura menor que la loba. Estaban tan pegados que podía sentir el calor que desprendía su cuerpo y el roce de su ropa contra la de él.

La postura le pareció degradante, y el hecho de que ella le oliera el pelo, y le susurrara al oído le pareció una escena muy intima y violenta a la vez. Esa situación, era parecida a las que él había tendido con sus víctimas. Él era el cazador cruel que atemorizaba a sus presas, y ahora era ahora el cazador cazado.

Hacía tiempo que no pensaba en su vida humana, pero sentirse una presa cazada por primera vez, le hizo recordar a una de las mujeres que había matado:

Hacía mucho frío, como sucedía siempre en todos los inviernos rusos. Yoel se había parado a pensar en un descampado algo alejado de una pequeña aldea apartada . Estaba a punto de irse, cuando una joven de cabello negro como el tizón y ojos verdes fue a recoger un poco de leña seca entre la nieve. Una tarea bastante difícil ya que casi todas estaban humedas.

La joven era muy hermosa, y aunque tenía muchas capas de ropa, podía verse claramente una voluptuosa figura con cada movimiento de sus caderas. Ella no le vio, por lo que espero a que estuviera de espaldas a él. La muchacha intuyendo que algo no iba bien, intentó girarse, pero él le aferró fuertemente, atrapando su cuerpo entre sus manos con fuerza, mientras notaba cada latido desesperado de su asustado corazón. Se deleitaba con sus intentos frustrados de escapar, mientras olía su cabello y acariciaba su cintura, subiendo sus manos lentamente por sus brazos, hasta llegar a sus hombros. Le hizo girar bruscamente sobre sí, e hizo que alzase el rostro para poder ver su expresión aterrada. Hacía mucho frío, así que el aliento de ella al respirar entrecortadamente formaba pequeñas nubecillas alrededor de su rostro. Él se acercó más a la joven, y le susurró que iba a matarla, sólo para ver su expresión de terror. Tenía el rostro desencajado de miedo, aún así, a Yoel le seguía pareciendo seguía hermosa, e incluso más todavía, por lo que no pudo evitar rozar sus labios con los suyos y darle un tierno beso. Ella le devolvió éste torpemente, más por miedo que por atracción. Entonces, él aferró su cuerpo con fuerza y la atrajo hacia sí salvajemente sin dejarla apenas respirar mientras recorría todas sus sinuosas curvas con las manos. Su mano comenzaba a recorrer su muslo cuando noto que le mordía los labios, y que algo punzante rasgaba su abrigo y le hería el brazo derecho. Él la separó y le empujó contra el suelo helado, justo cuando ella comenzaba a arremeter contra su brazo otra vez.

La chica estaba temblando, y alzaba el cuchillo contra él con poca convicción. Yoel se lamió los labios ensangrentados, saboreando su propia sangre con gusto a óxido, para después arrodillarse ante ella, asir sus manos con fuerza y decirle:


-Clávame el cuchillo, y hazlo bien, porque si no lo haces, te mataré..

La muchacha, dudosa y asustada, apenas rozó el abrigo de su agresor para luego romper en un estridente llanto. El joven de cabellos plateados, acarició la suave melena de la joven con ternura e intentó acercarse más a ella. La joven se separó moviéndose a trompicones hacia atrás con el cuchillo todavía en las manos y mirando desconsolada a su alrededor, buscando a alguien que pudiera ayudarle mientras veía que su agresor se acercaba otra vez. En un acto desesperado, dirigió el cuchillo contra su estómago, pero no fue capaz de clavarlo profundamente.

-Yo te ayudo, querida- dijo con una sonrisa amable mientras se agachaba junto a ella-. No quiero que te manches las manos.

Yoel le clavó el afilado instrumento mientras ahogaba su grito presionando sus labios contra los de ella. La boca se le lleno de sangre de la joven, y el la paladeó con la lengua y le clavó más profundamente el cuchillo. La joven murió entre sus brazos, sin poder decir ni una sola palabra.


Al Arrancar, no le gustaba que jugasen con él, y menos que le intentase subyugar una mujer, aunque fuese una Espada de inmenso poder. En cierto modo, que le llamase “cachorro”, le hizo bastante gracia, por lo que no pudo reprimir una estridente carcajada.

La Espada estaba tan segura de sí misma, que le había dejado un brazo libre. Si iba a morir, mejor que fuese luchando y no atrapado como un cerdo en un matadero. Haciendo un enorme esfuerzo y con rapidez, el joven Arrancar soltó su brazo de la llave que le tenía prisionero empujando hacia abajo, casi rompiéndose el brazo. Con la mano que ya estaba libre, apartó el brazo de la Arrancar de su cuello; después, desenvainó su espada, se giró y se la puso en el cuello, aunque sabía que si no la liberaba podría herirla pero no matarla, y aunque pudiese hacerlo, no sabía muy bien por qué, aunque era orgulloso por naturaleza, y una parte suya quería destrozarla, otra quería que siguiera viva.

- No, pero había que intentarlo, Espada- le respondió mientras subía su espada hasta la comisura de su boca aún manchada de sangre de Hollow.


Off: Espero que no te asustes mucho, lo he escrito algo tarde, me bailaban las letras xD pero ya que estaba, lo terminaba :p
avatar
Yoel
Espada Dexter
Espada Dexter

Post : 166
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Okami el Vie Dic 18, 2009 9:44 pm

La Espada sentía la furia crecer dentro del arrancar. Volvió a respirar de nuevo en su nuca ronroneando suavemente cuando rió a carcajada limpia al escuchar llamarle cachorro. Si Yoel se hubiera amedrentado no habría dudado en romperle el cuello y dejar que el apuesto muchacho fuera su segundo plato. Era un alfa. Sentía como su energía combatía la suya pese a ser bastante menor. Aquello la hizo estremecerse levemente y sintió como sus fuerzas se concentraban para desasir su agarre, de una manera sacrificada, pero brillante. Sin embargo, pese a que colocara el filo de su zanpakutou junto a su cuello, la mujer le esperaba con una sonrisa lobuna mostrando sus colmillos blancos fijando sus ojos en los del muchacho, desafiante. El número seis grabado en su piel se veía perfectamente en ese momento, reflejado en el brillante metal de su arma.

Cualquiera que tuviera algo de imaginación podría ver perfectamente a dos lobos disputándose el liderazgo de una manada que no existía. Su agarre cedió aunque le arañó en el proceso marcándole tanto la muñeca como el cuello, una pequeña victoria de la que se relamió con deleite. Le había marcado primero y no podía negarlo.

Se mantuvo sin mover un solo músculo mientras le observaba con la katana junto a su cuello sin rozar su piel. Ronroneó de nuevo entrecerrando los ojos como si disfrutara con aquello, y de hecho lo hacía. Una vez hubo subido la espada hasta la comisura de sus labios Okami sonrió de nuevo desafiante y sin apartar la mirada del arrancar sus sentidos atentos y su cuerpo tenso a cualquier cambio en la de Yoel y giró levemente la cabeza separando sus labios agarrándole la mano y por ello la empuñadura de su katana. Una vez tuvo un agarre firme de nuevo sacó su lengua y lamió, lenta y deliberadamente el frío acero de su espada recogiendo la sangre de los hollow que había dado muerte haría escasos minutos.

-Si vas a amenazar a alguien con una katana... Será mejor que cortes un poco... -murmuró suavemente sin apartar sus ojos bicolor de los de él.

Luego soltándole la mano de manera brusca para alejar su katana lo suficiente como para desenvainar la suya y colocarla sobre el cuello de Yoel. Acercó el acero lo suficiente como para que notara el filo recorrerle su pálida piel sin llegar a cortarle aún.

-Me llamo Okami. Y tú tienes nombre, cachorro?

Todo, absolutamente todo era una provocación, un desafío, un reto que la loba de oscuro pelaje le lanzaba al albino. Aquello podía terminar mal aunque Okami lamentaría bastante que aquel magnífico ejemplar acabara demasiado dañado. Lo lamentaría y mucho.


Última edición por Okami el Vie Ene 01, 2010 12:15 am, editado 1 vez
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Yoel el Mar Dic 22, 2009 9:23 am

El hecho de que la Arrancar se tomase la libertad de coger su mano y lamer su zampakutou, fue un acto que indignó profundamente a Yoel. Él siempre se había sentido muy ligado a su espada desde que renació, y nunca nadie había cometido tal ofensa sobre su arma. Aún sentía una gran curiosidad por esa mujer cuya naturaleza lobuna era parecida a la suya, pero Colmillo de Hueso pedía sangre, aunque con ello perecieran los dos. No quería cometer un suicidio, pero prefería morir a seguir siendo humillado por aquella salvaje sin modales.

La Espada volvió a actuar, y soltó la zampakutou del arrancar, para así dejar el espacio suficiente entre los dos para que ella pudiese coger su arma y situarla en su cuello, de modo en que ahora los dos estaban en igual condición. La situación se complicaba, por lo que Yoel tuvo que pensar rápidamente en una salida. Si tenía que morir, prefería dar un poco de juego antes de entregar su vida a la espada de aquella loba.

Sabía que ella se estaba tomando aquel encuentro como un juego más que como un enfrentamiento serio, por lo que tenía que volver a dejarse llevar por la suerte y actuar rápido y de forma limpia, apostando por sus deducciones aunque fuesen erróneas y fatales para él.

La oportunidad llegó, la loba parecía distraída jugando con el filo de su espada, que dibujaba un peligroso recorrido por su cuello. Cuando el acero se separó lo suficiente de su garganta, Yoel sonrió burlonamente, e inclinó su cuerpo hacia atrás dando una patada en el estómago a la Arrancar para poder alejarla de sí, y poder girar su espada de forma que esta estuviera horizontal, para parar el filo de la katana, de forma temeraria, ya que el éste quedaba cerca de su empuñadura. El impulso que dio hacia arriba al arma de su contrincante, le dio el tiempo suficiente como para agacharse y pasar por el costado derecho de la mujer lobo y limpiar su espada con la sangre de aquella mujer.

Situado a espaldas de la Espada y con la Katana alzada entre los hombros de ésta, donde era visible la marca del forcejeo anterior en su brazo, el Arrancar observaba a la mujer con curiosidad, intentando adivinar en qué estaría pensando en aquellos momentos. Después de aquel movimiento, dudaba de que ella volviese a bajar la guardia.


-Mi querida dama, ahora ya estamos en paz- dijo el joven, mientras sentía en sus manos la sed que sentía Colmillo de Hueso.

Off: Qué color de pelo y qué altura tiene tú personaje?
avatar
Yoel
Espada Dexter
Espada Dexter

Post : 166
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Okami el Miér Dic 23, 2009 2:42 pm

Su silencio le decía más cosas a Okami que cualquiera de las palabras que hubiese pronunciado. La expresión de Yoel para ella era como un libro abierto y la zanpakutou que portaba en las manos casi rugía con la misma fiereza que el reiatsu de su portador.

Tenía buenos reflejos y un sentido de la oportunidad magnífico. Aquello tenía que otorgárselo. Ninguno de sus movimientos era inútil, todo tenía su propósito. Magnífico. De pronto, una solor penetrante la hizo cerrar los ojos llevándose una mano a la frente doblándose hacia delante recibiendo los impactos de Yoel aunque dando un paso hacia atrás por el dolor hiciera que el corte de su costado fuera más leve de lo que el arrancar pretendía. De pronto, para oKami durante solo unos instantes todo se volvió negro.

Frío, mucho frío. Un suelo de piedra y un ruído metálico en la oscuridad. No podía ver. Como si sus ojos estuvieran condenados a la negrura eterna. Unos pasos que se acercaban, unos goznes que crujían y una voz profunda y brusca que gritaba palabras que no llegaba a comprender del todo. Luego silencio. El silencio que parece preceder la tormenta. Un silencio que lleva a invadir cada uno de tus sentidos en la noche y solo provoca desesperación y algo más. ¿Miedo? ¿Cuánto tiempo hacía que no sentía la punzada del temor en su pecho? Y sin embargo, reconocía cada una de las sensaciones que tenía en esos instantes: terror, desesperación, incertidumbre y... resignación? ¿Estaba resignada? ¿Pero ante que?

Abría la boca, notaba como vocalizaba pero su voz no salía. Cogió aire y sintió un aroma a humedad y sangre llenarle la nariz haciendo que ladeara la cara, molesta. Volvió a escuchar pasos y otra vez la voz le hablaba, esta vez con algo menos de brusquedad usando un tono burlón. Okami negaba con la cabeza sin entender que pasaba y alguien la cogió del cabello tirando de ella. Sintió como una larga melena le rozaba la espalda, medio desnuda. ¿Aquella cabellera era suya? Un golpe seco contra la pared le quitó todo el aire del pecho. De nuevo esa voz y su risa, una risa que le heló la sangre pues aunque no la entendiera sabía perfectamente que algo pasaría momentos después. Notó el filo frío del acero cortar su carne y el sonido de su voz salió claro y limpio, un grito de dolor que si no supiera que provenía de sí misma la habría hecho sonreir.


Abrió los ojos y se volvía a encontrar en el desierto. El reiatsu de Yoel se encontraba a su espalda y su voz sonando alta y clara. Una voz que ahora le era muy conocida. La presión que ejercía la Espada sobre la empuñadura de su zanpakutou se incrementó y su reiatsu empezó a fluctuar de manera más fuerte. Se llevó una mano a su costado herido y tocó la sangre con la yema de los dedos examinándola después. Escuchaba los rugidos de Danzante en su mano, ávido de hundirse en la carne del portador de la katana que lo llamaba a la guerra.

En su rostro ya no se dibujaba aquella sonrisa lobuna sino una seriedad depredadora y furia en sus ojos dispares. Ladeó la cabeza para mirar al muchacho que estaba a su espalda sus músculos en tensión y habló con voz amenazadora y autoritaria.

-¿Quién eres tú?


OFF: Disculpa pero se me olvidó ponerlo en la ficha. Es algo más baja q Yoel, ronda los 1.78 poco más poco menos, y tiene el pelo como en el avatar, negro y corto ^^
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Yoel el Jue Dic 24, 2009 2:41 am

La luna volvió a esconderse entre las nubes, desdibujando las sombras del paraje, y amparando de nuevo a las criaturas más ruines del Hueco Mundo. Yoel se sentía en desacuerdo por primera vez con su espada. Ésta le pedía clavar su hoja en la nuca de su contrincante, mientras que él prefería esperar cómo se desarrollaba la situación.

Yoel notaba la ira creciente de la loba, como un fuego que abrasaba su piel. Le había herido el orgullo al haberla atacado, aunque la herida había sido bastante superficial como para que fuese preocupante. No era un hombre de honor en vida, y las cosas tampoco habían cambiado mucho desde que había renacido como para sentir remordimientos por aprovechar la distracción de la Arrancar para atacarla. Pero sabía que era distinto el respeto que debía tenerle aun Hollow cualquiera y a una Espada como Okami. Ella era Orgullosa, y era lo suficientemente fuerte como para serlo, por lo que era un detalle que no le molestaba, él también tenía ese defecto.La mujer giró la cabeza, y con voz amenazante le preguntó quién era. Tenía todos los músculos en tensión, dispuestos a atacarle en cualquier momento, era la chispeante lluvia mensajera de la inminente tormenta. Sabía que en cualquier momento la situación se convertiría en una carnicería entre lobos, por lo que se retiró unos pasos para dar la suficiente tregua la Arrancar para girarse y atacar si ésta acababa decantándose por ese camino. Sin bajar su espada, se presentó ante Okami:


-Soy el 1er Arrancar de la 7ª sección, Yoel- dijo haciendo una leve reverencia acompañado de una tímida sonrisa, según una antigua costumbre humana que aún conservaba.

La tensión recorría todo su cuerpo como una fuerte descarga, la espera de la reacción de la Espada era un subidón de adrenalina, y lo único que se oía era la ligera brisa que empujaba la arena de las dunas y la sangre bombear en su cuerpo.
avatar
Yoel
Espada Dexter
Espada Dexter

Post : 166
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Okami el Vie Dic 25, 2009 3:12 am

Okami estaba furiosa. Sus ojos parecían brillar con un fulgor verdoso en la oscuridad que había dejado la luna de Hueco Mundo. Como si quisiera darles un ambiente más íntimo a aquellos dos arrancar. En medio del desierto lejos del Amanecer. Lejos de ojos curiosos.

La Espada se giró sobre sí misma con su mirada fija en la del muchacho el ceño fruncido y el rostro serio, perdido por completo el rastro de aquella sonrisa lobuna que antes tuviera en sus labios. Aunque Yoel no lo pretendiera Okami tomó aquella leve reverencia como una muestra de respeto, como cuando un lobo agacha la testa delante del alfa de la manda. Le miró con la barbilla levemente elevada observando su presentación relajando muy levemente su expresión.

Giró su cuerpo un poco más haciendo un movimiento seco con su zanpakutou limpiándola de la sangre que hubiera en ella. Adelantó el pie derecho colocando su cuerpo oblicuamente al muchacho y levantó una mano mirando por un instante sobre el hombro de Yoel.

-Cero -dijo con voz grave y severa separando los dedos mostrando su palma aún ensangrentada.

La energía del disparo pasó casi rozando la oreja del arrancar impactando de lleno en un hollow que acababa de salir de la nada dándole en el centro de la frente haciendo que cayera muerto tras el arrancar de la 7ª Sección. Una vez se aseguró que la interrupción estuviera aniquilada sus ojos se volvieron a posar firmemente sobre los de su interlocutor, aquel lobo albino.

-Bien, cachorro, qué te ha traído hasta mí? -preguntó como si nada de lo que hubiera pasado antes fuera relevante y solo el que ambos se hubieran encontrado.

Aún se podía ver la sombra de la confusión en sus ojos bicolor. ¿Humana? Con el paso del tiempo Okami había llegado a pensar que nunca fue uno de ellos. ¿Por qué un recuerdo afloraba cuando se había encontrado con este muchacho? ¿Qué significaba para ella su existencia? Demasiadas preguntas sin respuesta...


OFF: Perdona la aparición del hollow random pero tenía que desahogarse con alguien y no quiero dejarte sin algún miembro todavía XDDD


Última edición por Okami el Dom Ene 03, 2010 1:43 pm, editado 1 vez
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Yoel el Jue Dic 31, 2009 1:11 am

Tras saber su nombre y su posición, la Espada se mostró algo menos tensa, por lo que se sorprendió que tras limpiar su espada de forma brusca, lanzase un cero contra él. No movió ni un solo músculo cuando la poderosa energía pasó casi rozando su cabeza, ni miró hacia atrás para ver el objetivo de la Loba; no porque no quisiera o no notase el tono amenazante del acto, sino porque no quería que pensase que lo había intimidado. En cuanto el proyectil alcanzó su objetivo, el olor a chamusquina llegó hasta la nariz del Arrancar. Al parecer se había desquitado con un Hollow por no volarle la cabeza.

La observó con desconfianza, no comprendía por qué le dejaba con vida cuando era evidente que continuamente le desafiaba. Él en su lugar, habría aplastado al insignificante insecto entrometido que se atrevía a medirse con alguien más poderoso. La luna volvió a salir iluminando el rostro fiero de la mujer. Su espesa melena negra y despeinada, era mecida por el viento, por lo que costaba distinguir dónde acababa su cabello y empezaba el cielo; sus ojos de colores diferentes le daban un aspecto de locura peligrosa, y junto a su espada, tenía un aspecto mortífero que le impedía dejar de mirarla.

Pronto volvió a hablar, pero esta vez no fue para atacar, sino para preguntarle qué le había arrastrado hasta aquel lugar con ella. Sin bajar su espada, adoptó una postura más cómoda, relajando los músculos y repartiendo su peso entre sus dos piernas. No sabía muy bien qué contestarle, había venido hasta allí, impulsado por el aburrimiento y la curiosidad, después de oler la sangre fresca y sentir el reiatsu de un Espada, tras oír un alarido estremecedor. Quería saber qué había sucedido, y si una criatura tan poderosa como un Espada había sido herida, a sabiendas de que su curiosidad le podía llevar a una muerte segura. Además, el hecho de que la Arracar que tenía en frente tuviese su misma condición lobuna, había hecho que definitivamente decidiera dirigirse hasta allí.

-Porque tú eres como yo, un lobo- contestó sin pensar y sorprendiéndose por su sinceridad. Había sido más un pensamiento en alto que una respuesta, pero lo había dicho en un tono demasiado alto. Por unos instantes se mostró turbado, no comprendía por qué había dicho eso, odiaba no estar controlando la situación y que aquella loba le confundiese y le hiciese decir cosas que no quería.

Se despejó un poco sacudiendo la cabeza, y puso en su rostro una expresión burlona para esconder todo los sentimientos que sentía, y confundir a Okami sobre todo lo que había dicho.

-¿Y a ti que te ha llevado a alejarte tanto del Amanecer, Okami, sexta Espada?- preguntó a la mujer con mirada desafiante-.¿ O debería decir” Okami-sama”?

Off: Lamento la tardanza, pero es que no tengo tiempo y comparto ordenador. Después de las navidades, me compraré uno nuevo, así que será más fácil llevar todo al día. También espero que recibieses mi contestación a tu mensaje. De normal en los pocos foros que he entrado, controlaba al menos eso, y no sé por qué, pero éste no lo termino de entender, aunque es más que triste -.- Espero que sigamos roleando y… qué demonios, Feliz Navidad!!! ^^

P.D: Me ausento unos días, me voy a Madrid.
avatar
Yoel
Espada Dexter
Espada Dexter

Post : 166
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Okami el Mar Ene 05, 2010 2:25 pm

Los ojos de la Espada se volvieron a fijar en los grises del arrancar que tenía frente a ella. Con calma, y lentamente al ver que relajaba el cuerpo la tensión a la que se veía sometida la mano que aferraba su zanpakutou se fue relajando y emitió un leve siseo como quien intenta calmar una bestia furiosa. Cosa que no distaba mucho de la realidad. Acarició levemente con el pulgar la empuñadura y la guarda de su zanpakutou aún con la mirada puesta sobre Yoel, evaluando cada uno de sus movimientos. Ladeó la cabeza ligeramente hacia la izquierda al escuchar aquella respuesta tan sincera de repente y su expresión volvió a endurecerse dando un paso hacia delante lanzando una dentellada al aire.

-No soy como tú! -escupió casi como si fuera un insulto lo que había dicho. -Eres un depredador arrogante y pretencioso que necesita estar en control para sentirse a gusto. Intentas ser un alfa solitario. Y no eres más que un joven macho, un cachorro sin manada! -la presión sobre su zanpakutou volvía a ser observable por la blancura que tomaban sus nudillos.

Daba un par de pasos hacia un lado y luego al otro, regañando a Yoel sin entender muy bien porque lo hacía. Por qué le ponía tan furiosa ver como un arrancar como él, un lobo solitario, se plantaba ante ella con aquella sonrisa que se había tornado burlona por momentos. Por qué le cabreaba tanto? Ahora fue ella quién sacudió la cabeza relajando sus músculos que palpitaban sus latidos pegando contra sus sienes embotando su mente.

Otro aullido salió de su pecho hacia el cielo volviendo a dejar su melodía poderosa en el aire que poco a poco se iba levantando augurando una tormenta de arena. Aquel viento no auguraba nada bueno y Okami lo sabía. Su rostro se tornó serio, frunciendo levemente el ceño con gesto preocupado y chasqueó la lengua molesta por algo pasando por alto la pregunta del arrancar.

-Cachorro, ven. Se acerca una tormenta -dijo con voz seria y autoritaria mirando a Yoel de nuevo envainando su zanpakutou para luego lanzarse en la dirección contraria a donde se encontraba el Amanecer.

La loba no esperó a que Yoel se decidiera y se lanzó a la carrera rápidamente. Si él quería quedarse para pasar aquella tormenta en la intemperie era su problema. De todos modos corría a una velocidad constante hasta llegar a una de las muchas formaciones rocosas del desierto de Hueco Mundo. Estaban bastante separados entre ellos pero algún refugio proporcionaba de la terrible tormenta que se acercaba a pasos agigantados. La arrancar se metió en una de las grutas excavadas en la roca y olisqueó el aire en busca de alguna presencia no deseada. Estaba limpio.

Se internó lo suficiente en la gruta para poder mantener una vista buena de la entrada y aún así quedar protegida de los vientos que poco a poco se iban levantando hasta ulular fuertemente por los huecos de la roca creando voces sombrías y oscuras que parecían llamar a los que las escucharan al centro del mismo infierno. Cruzándose de brazos se apoyó en la pared que estaba detrás de ella y esperó a que Yoel apareciera. Si no la había seguido lo tendría bastante complicado para poder sobrevivir a la intemperie con una tormenta de tal calibre. Y por un momento Okami se sintió... preocupada.


Última edición por Okami el Lun Ene 11, 2010 5:34 pm, editado 2 veces
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Yoel el Sáb Ene 09, 2010 2:29 pm

Yoel estaba confundido, sabía que Okami reaccionaría negativamente ante sus arriesgadas provocaciones, pero no entendía por qué se exaltaba en vez destrozarle como seguramente deseaba. “¡No soy como tú!” le había gritado para su sorpresa. No es que se molestase a tomar muy en serio las opiniones de los demás sobre él, no era la clase de persona que hacía amigos. Su actitud pasiva y a veces arrogante le traía problemas con los otros arrancars, pero nunca le había importado, él era un lobo sin manada, como había dicho Okami. Sin embargo, cuando la Loba gritó esas cuatro palabras, no pudo evitar sentirse molesto, algo que muchos no habían podido conseguir.

Finalmente, la Espada consiguió calmarse, y sin previo aviso, aulló a la luna, con un sonido melodioso y sonoro, conmoviendo su naturaleza lobuna. Aquella mujer era salvaje e impredecible, sino fuera por su mirada perspicaz, se podría llegar a pensar que se estaba ante una bestia salvaje. Yoel sabía que gran parte de su ser era la de un lobo, pero en el caso de aquella arrancar, su alma se había fusionado perfectamente con la parte que tenía de lobo, convirtiéndola en un ser indomable. Le extrañaba mucho que una arrancar como Okami se hubiese puesto a las órdenes de Marcus, era claramente una persona que vivía para ser líder, no para recibir órdenes. Él mismo no sabía muy bien por qué se había quedado en El Amanecer.

El semblante de la Arrancar volvió a cambiar, pero esta vez su expresión era de preocupación. Él también comenzaba a estar inquieto, pero al contrario que ella, no sabía cuál podía ser la amenaza. Okami habló otra vez, llamándole cachorro, un apodo que comenzaba a molestarle, para después ordenarle que le siguiera, y desaparecer en un abrir y cerrar de ojos, justo cuando el viento comenzó a anunciar una tormenta de arena. Al principio dudó en seguirla, le habían dicho que las tormentas de arena eran peligrosas, pero no se fiaba de aquella mujer. Si quisiera matarme, ya lo habría hecho, pensó mientras miraba la arena blanca. O quizá, todo aquello sólo es un juego sádico de la Arrancar. En seguida eliminó ese último pensamiento, no parecía su estilo, era demasiado impulsiva, demasiado loba.

Cuando el viento comenzaba a impedir su visibilidad, Yoel decidió seguir a la Arrancar. No sabía si le esperaba algo desagradable, pero no podía ser peor que morir bajo la tormenta. Siguiendo el leve rastro de la Espada y con gran esfuerzo, llegó a una gruta donde sentía fuertemente el reiatsu de Okami. El viento empezaba a rasgar su ropa, y no había tiempo para pensar, por lo que entró quedándose en la misma boca del refugio. La Espada estaba a escasos pasos de él, podía ver su estilizada figura ensombrecida por la poca luz.

-¿Se puede?- preguntó apoyado en una pared, con una sonrisa entre desafiante y guasona, mientras daba tres golpes suaves en la roca teatralmente.
avatar
Yoel
Espada Dexter
Espada Dexter

Post : 166
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Okami el Dom Ene 17, 2010 2:38 am

Allí se encontraba la Espada. Con la espalda apoyada en la pared mirando fijamente hacia la entrada de la gruta esperando verle aparecer en cualquier momento. Había sentido como su reiatsu se iba acercando, rápidamente, metro a metro hacia el lugar en el que ella se encontraba. Quién era ese hombre? Hombre? No, lobo. Por qué se preocupaba por él? No tenía ni la más remota idea de lo que le pasaba. Sus instintos estarían confundidos o algo.

Miró a su alrededor reconociendo cada una de sus rocas, cada uno de sus salientes. Aquel había sido su cubil durante tanto tiempo que le causaba nostalgia volver a aquel lugar. Un pequeño montículo de ropas oscuras rasgadas formaban lo que parecía ser una cama primitiva para algún animal, un gran perro tal vez. En otro lado de la gruta se podía ver varios huesos apilados contra la pared. Se veían algunos extrañamente alargados, otros gruesos como si fuera de algún ser de gran tamaño, otros menudos y pequeños. Pero solo había un cráneo. Un cráneo de lo que parecía ser un lobo.

En el momento en el que se vió su albina silueta recortada contra la poca luz que iluminaba el lugar, pudo ver de nuevo aquella expresión burlona que la irritaba hasta más no poder. Le observó desde la penumbra su pequeño teatrillo y acabó chasqueado la lengua y girando la cabeza desviando la mirada.

-Entra, cachorro. Pronto la tormenta cobrará más fuerza -respondió Okami descruzando los brazos.

Quitándose su zanpakutou de su espalda y dejándola a un lado, se sentó en el suelo. Estiró una de sus piernas manteniendo la otra encogida y apoyó un brazo sobre ella para estar más cómoda. Por unos instantes no dijo nada. Se le podía notar algo incómoda con la presencia de Yoel allí. Había sido su cubil durante mucho tiempo. Su refugio de las temibles criaturas que poblaban el basto desierto de Hueco Mundo. Y ahora aquel cachorro al que acababa de conocer estaba allí, con ella, con su pasado. No podía evitar sentirse expuesta, vulnerable. Volvió a chasquear su lengua mirando de reojo a Yoel para luego dejar que su sonrisa lobuna fluyera por su rostro otra vez.

-No me lo vas a preguntar? -dijo con voz calmada deslizando sus dedos por la testa del cráneo que descansaba a su lado mirando hacia ella. Guardó unos instantes de silencio, dándole mucho más dramatismo a la situación.

-La razón por la cual aún sigues vivo...


OFF: Disculpa el retraso pero estoy algo falta de inspiración XDDD Lamento la extraña situación a la que te estoy sometiendo. Pobrecillo, no sabes donde te has metido XDDD
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Yoel el Dom Ene 24, 2010 11:12 am

El lugar no era muy acogedor, lleno de salientes, rincones oscuros y poco más, aunque unos trapos en un rincón y unos huesos apilados dejaban entrever que algo o alguien había vivido allí. Esos últimos y pequeños detalles le hicieron desconfiar aún más de Okami. ¿Qué pretendía aquella loba? Cada vez la entendía menos, pero no tenía otro remedio que dejarse llevar.

Después de decirle que se acercase, la Espada se sentó cómodamente y dejo su espada a un lado, dejándola algo desprotegida ante él. No sabía a qué jugaba aquella mujer, por lo que comenzaba a estar irritado y eso le ponía de muy mal humor, no le gustaba nada estar en una situación en la que la comprensión del juego se le escapase de las manos.

Él se acercó unos pocos pasos y se sentó apoyado en una de las paredes recogiendo sus piernas hacia sí, y posando su espada sobre éstas. Tenía las manos entre la empuñadura y la funda de su espada porque aún no sabía si tendría que desenvainar la espada; y finalmente, adquirió una expresión serena, para tapar todos aquellos pensamientos que le turbaban.

Volvió a hablar, y esta vez, le dejó más confuso que antes, ya no sabía qué pensar de aquella mujer y sus actos incomprensibles. ¿Qué quería decir con aquellas insinuaciones sobre aquel lugar?. Por algunos detalles como las prendas raídas, era evidente que alguien había estado allí, pero no terminaba de entender de qué forma estaba ligada Okami a esa cueva. Veía que aquel lugar era más correcto para una bestia salvaje que para un arrancar. Quizá estaba esperando a alguien o algo que estuviese esperando allí, y él fuese su cena.
La espera era endemoniadamente exasperante, por lo que Yoel decidió hablar y provocarla, para que mostrase sus intenciones de una vez, pero sin que terminase de descubrir que lo quería saber.

-La verdad, mi querida Okami-sama, no tengo la menor idea de por qué me habéis llevado hasta aquí- respondió pausadamente, remarcando sus palabras en el nombre de la mujer-. Este sitio es bastante acogedor. ¿Me has llevado aquí para retozar, querida Okami? No es algo muy femenino ni respetable en un joven de su posición- terminó de decir, manteniendo un semblante tranquilo, aunque otra vez había hablado con un tono socarrón.
avatar
Yoel
Espada Dexter
Espada Dexter

Post : 166
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Okami el Sáb Ene 30, 2010 3:36 am

La arrancar pasaba los dedos ditraída por la testa del cráneo lobuno que estaba posado sobre el suelo a su lado y esperó la reacción de Yoel a su pregunta. Lo cierto es que la arrancar no se sentía demasiado cómoda con aquel hombre, allí, con ella pero al mirarle era como si sintiese que pertenecía allí. Era una sensación muy extraña. Miró de reojo a Yoel cuando por fin habló pensando en que contestaría a su pregunta pero las palabras que salieron de sus labios eran un nuevo reto, un nuevo desafío.

"Si quieres jugar, jugaremos..."

Fue el pensamiento que cruzó la mente de Okami cuando el arrancar terminó de hablar. La forma de comportarse de Yoel y la de Okami era como si se viese a dos enormes leones luchando el uno con el otro por el liderazgo de la manada. Una manada inexistente pero la energía seguía palpándose en el ambiente. La mujer cruzando la mirada con Yoel de un solo movimiento se puso en cuclillas con una mano apoyada en el suelo y al momento siguiente se encontraba de rodillas con sus manos encima de las de él, con su piel ardiente tocando la suya, y su cara a escasos centímetros de la del lobo albino. Sus manos estaban allí para evitar que el nervioso arrancar desenvainara. No quería tener que hacerle daño, después de todo era el primero que conseguía hacerla revivir un recuerdo de humana y aquello era algo que no acababa de comprender. Irónicamente la existencia de Yoel estaba asegurada por lo menos hasta que la Espada comprendiera que era lo que había pasado exactamente.

En leve ronroneo placentero salió de su boca con una sonrisa lobuna en su rostro de nuevo. Al estar de rodillas ante él podía controlar más o menos todo lo que pudiera hacer Yoel, aunque eso nunca se sabía, y su cabeza estaba ligeramente más elevada que la de él.

-Eso piensas, cachorro? -dijo en voz suave sin moverse de donde estaba ahora. Sus ojos bajando hasta los labios de él y volviendo a fijarse en sus ojos grises relamiéndose levemente los labios. -Prefieres que agache la cabeza y me someta a tus deseos, Yoel? -pronunció su nombre una sola vez acercándose para hablarle al oído y volver a ronronear.

Sabía que era un pique entre ambos pero la fuerza y el orgullo la obligaban a actuar de esa manera. O tal vez eran sus instintos más básicos? Aún así si Yoel quería jugar a aquello ella también lo haría. Por supuesto que lo haría.
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Yoel el Lun Feb 08, 2010 11:42 am

Sabía que sus comentarios habían sido una total provocación, pero no había esperado esa reacción de la temperamental Espada. Imaginaba que aquella mujer orgullosa habría explotado y le habría contado por qué le había llevado hasta aquel lugar, pero en lugar de lo que había supuesto, la Arrancar había optado por seguirle el juego, algo a lo que no estaba acostumbrado.

Le sostuvo la mirada, e hizo un amago de reírse. Desde luego, aquella mujer estaba probándolo como nadie. En su vida humana, debido a que era un ser más caprichoso y menos paciente que ahora, se habría desquitado de ella rápidamente, ya que no acostumbraba a que nadie le siguieras las pullas, pero algo en ella le instaba a seguirle el juego.

Separó su mano derecha de la de de Okami, y posó su pulgar cerca de la barbilla de la loba, dejando que el resto de dedos rozasen el cuello de la loba. Parecía más una insinuación que una forma de prevenir un ataque, pero no podía dejar que aquella loba le dejara acorralado.

-Querida Okami-sama, la última vez que sometí a una mujer de esa forma, acabó muerta entre mis brazos- mientras pronunciaba esa frase en un susurro casi inaudible, más parecido a el tono meloso de un amante que a una advertencia o un reto, arañó lentamente el cuello de Okami, dejando que las finísimas gotas de sangre se deslizasen por su mano-. Ahora que ya hemos intimidado un poco, querida Okami… ¿Puedo saber qué se debe tanta intriga sobre este lugar?

Apretó un poco más sus dedos contra la garganta de la mujer por diversión, a sabiendas de que aquel acto no le gustaría en absoluto, y atravesándola con la mirada, para advertir cualquier posible mentira. ¿A qué esperas para enseñar tus cartas, Okami?

Off: Lamento la espera >.< Espero que el post esté aceptablemente correcto, mientras lo escribía, las letras bailaban, y aún lo hacen... Sé que es algo breve, pero no quería dejar pasar mas días, y bueno, tampoco está tan mal, no?
avatar
Yoel
Espada Dexter
Espada Dexter

Post : 166
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Okami el Dom Feb 14, 2010 4:29 pm

La Espada, en aquella postura, mantuvo el territorio ganado como propio pese a las caricas de Yoel. Un suave ronroneo volvió a sonar en su garganta cuando sintió su mano recorrer su cuello sobre el 6 marcado a fuego que tenía en aquella zona. Sus ojos bicolor se entrecerraron levemente aún devolviéndole esa intensa mirada a aquellos ojos grises. Su barbilla se elevó levemente y su sonrisa se ensanchó al notar las uñas clavarse en su piel haciendo que la ardiente sangre de sus venas se deslizaran tanto por la mano de su "captor" como por su hombro.

La voz de Yoel tan cerca de su piel hacía a la loba mirarle fijamente como si se perdiera entre la neblina de la que parecía estar formados sus iris. Reconocía esos ojos: extraños y cautivadores. Pero no llegaba a saber qué de ellos le resultaba tan familiar. No lo ubicaba en su memoria y aquello le frustraba enormemente. Sin embargo, su cuerpo se tensó unos instantes pudiendo así notar Yoel como se incomodaba levemente para volver a relajar instintivamente sus músculos de nuevo.

-Esperas ver la vida desaparecer de mis ojos, cachorro? Te crees tan buen cazador? -dijo con una sonrisa confiada.

En un momento ella acabó cogiéndole del cuello con un movimiento violento mientras que la otra se mantenía firme sobre Colmillo de Hueso, asegurándose de que no desenvainara ahora que la cosa volvía a ponerse tensa. Sintió su mano apretarse aún más sobre su piel y ella hizo lo propio arrancándole las mismas gotas de sangre sintiendo el aroma de la sangre llenar el lugar. Luego se centró en las palabras que había dicho momento antes.

-No te gusta? Pensé que te resultaría fácil reconocer el cubil de otro lobo, cachorro... Me equivocaba... -dijo con la misma suavidad que él, imitando el timbre de una amante, mientras su sonrisa lupina y predatorial se ensanchaba en su rostro. -Bienvenido a mi antiguo territorio...

La tormenta de arena seguía arreciando en la entrada de la cueva mientras que aquellos dos cazadores pugnaban por mantener una distancia sin poder evitar entrar en contacto. Aquella sería una lucha constante, una lucha eterna que no parecía tener vencedor, y de llegar a tenerlo, parecía algo muy lejano. Quizá demasiado para esperar a verlo.



[OFF: No te preocupes ^^ Todos tardamos más o menos algunas veces. Aún así me siguen encantando tus contestaciones. >.< Así q ánimo ^^ ]
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Yoel el Miér Feb 24, 2010 11:18 am

El viento soplaba con violencia, empujando la arena contra la roca, provocando un ruido ensordecedor. Yoel miraba a la Espada fijamente mientras meditaba las palabras de Okami, al parecer se había tomado su arranque de sadismo por un intento de matarla, una idea que le hizo gracia y le pareció bastante divertida.

Mientras Yoel andaba perdido en sus pensamientos, la loba hizo un movimiento brusco, y le agarró fuertemente del cuello, infligiéndole las mismas heridas que él le había hecho momentos antes. El arrancar movió ligeramente la cabeza hacia atrás, y enmascaró el dolor tras un semblante inexpresivo. La Espada volvió a hablar, contándole que aquel lugar había sido su antiguo escondrijo, un detalle que le sorprendió. Yoel posó su mirada por todos los recodos de aquel oscuro lugar; le costaba creer que un Espada hubiese vivido en un lugar tan pequeño, un sitio que habría pasado por la guarida de una criatura salvaje, en vez de el hogar de un Hollow poderoso.

El joven de cabello grisáceo, adoptó una expresión seria, estaba cansado de ese pequeño tira y afloja, y quería observar con detenimiento el lugar. Aún no podía creer que aquel fuese el antiguo lugar de la liba, y si lo era, no acababa de comprender qué le había llevado a conducirle hasta allí.

Sabía que sus movimientos tenían que ser rápidos, así que actuó sin pensar y deprisa. Levanto la mano que tenía posada en su zampakutou con aspereza, provocando que la mano de Okami cayese hacia atrás. Después, apretó aún más sus dedos contra el cuello de la loba, alejándola de sí lentamente y con fuerza, para que no cayese hacia atrás. Después, giró cambiando sus posiciones y dejándola a ella apoyada en la pared.

-¿Te importa esperarme aquí mientras hecho un vistazo a tú…-hizo una pausa mientras echaba una rápida mirada apreciativa al lugar-, antigua morada?

Yoel se levantó y dio un paseo por la cueva, fijándose en cada rincón del lugar. Recordaba que cuando era un Hollow vagabundeaba sin rumbo y dormía al ras del suelo, bajo las estrellas. No solía ser común vivir en algún sitio, y menos conservarlo. En su vida como Hollow, debió de ser uno poderoso.

Él arrancar no solía evocar esa época, pero la recordaba instintiva e irracional, y no sabía por qué, pero ese lugar levantaba antiguos recuerdos olvidados.

Busco entre sus ropas el tabaco, sólo le quedaban dos cigarrillos. Normalmente escondía ese vicio a los demás Arrancars, lo consideraba una costumbre demasiado humano, y pensaba que era una debilidad. Encendió el cigarro con un encendedor de plata de gasolina, agarrando el cigarro con el pulgar y el índice, dejando que el humo saliese lentamente de su boca. Luego miró a Okami, y con una sonrisa medio amarga, esperó una reacción tormentosa de aquella loba.


OFF: Che, sí que pasa el tiempo deprisa, lamento la larga espera, pero es que este fin de semana no me han dejado en paz n_nU Espero que el texto esté correcto, estoy fatal y super resfriada, pero es que ya había pasado demasiado tiempo. Gracias por tu paciencia.
avatar
Yoel
Espada Dexter
Espada Dexter

Post : 166
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Okami el Jue Mar 25, 2010 12:36 am

El ambiente de aquella cueva era extremadamente tenso. Ambos lo sentían y casi podía masticarse. Okami tenía tan aferrado a Yoel como este a ella en ese tira y afloja constante, sin fin. Sus manos se paretaron sobre el cuerpo del arrancar pero al final le dejó quitarla de encima. Ella misma empezaba a pensar que tal vez tendría que enfocar aquella relación de otra manera. Pero como? Cada movimiento, cada gesto, cada mirada del arrogante arrancar la impulsaba a querer destrozarle el cuerpo con las manos y desgarrar su carne firmemente con sus mandíbulas. Seguramente Yoel se habría dado cuenta, pero la paciencia no era una de las virtudes de Okami por lo que se sorprendía a sí misma al contenerse constantemente.

Sus ojos observaron a Yoel mientras se movía por su anterior guarida. Ella mantuvo una expresión entre curiosa y vigilante hasta que se acercó demasiado al cráneo que una vez hubiera acariciado. Un gruñido peligroso salió de su boca en aquel momento y en un movimiento rápido se acuclilló apoyando una mano delante de ella como si estuviera a punto de saltar sobre su presa. Pero aún así, una vez más se contuvo.

Sus ojos se posaron sobre sus manos mientras se movían para coger aquel cigarrillo y el mechero de gasolina desgastado. A pesar de todo ella no conocía aquel artilugio pero el olor fuerte del combustible hizo que encogiera la nariz molesta. Movió la cabeza como un animal molesta por el humo y desvió la mirada hacia la entrada de la cueva. El viento iba calmándose y poco a poco la tormenta iba amainando. Ya podrían salir de allí, sin ningún tipo de problema pero ella no sería la que permitiese que aquel cachorro se quedara en su guarida sin estar bajo su supervisión.

-Ya puedes irte, cachorro... -dijo escuetamente esperando que se marchara y se llevara aquel objeto infernal que molestaba su olfato tanto.


[OFF: Lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento... He estado bastante ocupada y encima con mi despiste... gomenne. Sal del tema en este post siguiente y yo lo cierro ^^ Ya nos volveremos a encontrar. ]
avatar
Okami
Arrancar Lujuria
Arrancar Lujuria

Post : 609
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Yoel el Dom Abr 04, 2010 12:39 pm

Mientras caminaba entre los oscuros rincones de aquella cueva, el arrancar notaba la tensión que se acumulaba en Okami y cómo le molestaba el humo de aquel cigarro que estaba fumando. Le pareció bastante divertido ver la expresión de asco en el rostro de la loba, parecía una niña disgustada en vez de una mujer enfadada como esperaba.

Mientras él observaba todas sus reacciones, la espada se giró para ver la tormenta que ya estaba acabando. Ya no había peligro, por lo tanto no había motivo para quedarse allí, y Okami no tardó en decirle que ya podía marcharse.

La miró fijamente, intentaba comprender por qué aquella mujer le había llevado hasta allí para refugiarse. Quizá, simplemente aquel lugar era el único sitio cercano y seguro para ir, pero aun así, no podía entender cómo una mujer como Okami le había mostrado un lugar tan importante para ella.

Por alguna razón, ella no parecía estar muy contenta con su presencia, así que como buen invitado, sabía cuándo debía irse. Se agachó junto a la espada con el humo rodeándolos a ambos y clavando su mirada en sus inusuales ojos, habló:

-Ha sido un placer, espada. Quizá nos veamos en El Amanecer- rozó con las yemas de los dedos las heridas que él le había infligido en el cuello, y apartó lentamente su mano-. Un encuentro interesante…- apartó unos pocos cabellos sueltos que tenía Okami en la cara, y se los colocó detrás de la oreja, mirándola como si fuese una chiquilla desastrada, y curvando sus labios en una media sonrisa burlesca.

Dando un último vistado a la estancia, Yoel apagó su cigarro cerca de Okami para provocala por última vez, se levantó alisando un poco sus ajados ropajes, y se marchó dejando que la oscuridad del Hueco Mundo lo devorase por completo.

Off: Pues supongo que aquí acaba.
avatar
Yoel
Espada Dexter
Espada Dexter

Post : 166
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noche eterna (Post libre)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.