Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Muy buenas!
Jue Abr 30, 2015 3:40 am por Kenta

» Ethernia Ehlysea {Afiliación Élite}
Dom Mayo 25, 2014 7:56 am por Invitado

» Foro RPG Naruto (Élite) (caida de botones)
Dom Mayo 25, 2014 6:04 am por Invitado

» holau gente ^^
Lun Mayo 12, 2014 6:03 am por taider kend

» Foro RPG Naruto (Élite)
Sáb Mayo 03, 2014 7:20 am por Invitado

» School of devil way [Elite]
Dom Mar 23, 2014 7:39 am por Invitado

» Attack On Titan ;; Reapertura [Cambio de Botón - Normal.]
Mar Ene 14, 2014 1:09 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Dom Dic 08, 2013 3:51 pm por Invitado

» I Want Candy! {Invitación}
Lun Nov 11, 2013 9:54 am por Invitado

» Homines Hortum || Élite [Yaoi]
Dom Oct 20, 2013 2:42 pm por Invitado

Miembros del Staff
Bleach Legend StoryDarkest Night: El foro de rol de DC Comics Never AfterHeart BlackBleach: Shadow Of SeireiteiCity of HorrorKikanKikan Sword Art Online (SAO)Mariollette Empire ~ ROLTrono de Poniente Nova Orbis











Recordatorio: El tamaño de los botones deberá ser obligatoriamente de 40x40
Shiki Topsite! Sekai Anime Top List  Kuroi Bara Lista Top  Lista Top Onigroup ROLTop4Us BRA Topsite Roleplay Monster
Este skin ha sido diseñado por Deimos y modificado por el Staff de Souls&Swords por lo que la copia o distribución de los códigos está prohibida. El código de algunas descripciones pertenece a Remember. Agradecimientos a Haru por compartir el código de la portada con nosotros.




Creación de la Cámara de los 46 y el Gotei

Ir abajo

Creación de la Cámara de los 46 y el Gotei

Mensaje por Rey Espíritu el Dom Mar 31, 2013 3:59 am




Después de la batalla que tuvo lugar en Hueco Mundo y que involucró a una expedición de jóvenes shinigamis, de los cuales, volvió solo un casi adolescente Koyuki Ryoto, éste se decidió realizar una reunión con los líderes de las casas nobles que vivían en el Seiterei e incluso alguna familia de renombre del Rukongai. El principal tema de la reunión estaba claro y era obra de Koyuki, que había sido capaz de movilizar a los estamentos más distinguidos de la Sociedad de Almas.

Las fuerzas más poderosas de las que disponían habían acudido a Hueco Mundo y solo él había regresado. Las criaturas del otro lado estaban más preparadas de lo que inicialmente pensaron, pues los pluses se habían confiado al considerar que los simples hollows que pululan por el mundo humano suponían el mayor peligro y sin embargo, allí, en su propio territorio de caza, había grandes hollows, tremendamente poderosos que para crecer incluso cometían canibalismo.

La reunión, que se pensaba que se resolvería en unos pocos minutos duró unas largas y extenuantes horas en las que los humos dentro de la sala estuvieron bastante caldeados y los nobles manifestaron una separación más que evidente en sus planteamientos iniciales, en las ideas que tenían sobre como sobrellevar la situación.

Koyuki proponía una solución al problema, clara y sencilla. La creación de una orden, de una academia y de unos edificios dedicados al entrenamiento, la formación y la ampliación de conocimientos en los distintos ámbitos de las distintas habilidades shinigamis, que por entonces tan solo podían llegar a pensarse, pues apenas se habían entrenado o usado.

El principal problema para llevar a cabo el titánico proyecto era la financiación. Koyuki hasta entonces había sido un simple soldado, que aunque pasara a convertirse ahora en capitán de la guarnición de defensa, no tenía ni de lejos el capital suficiente para poder crear algo decente, mucho menos el ambicioso proyecto que tenía entre manos en aquel momento. Y las únicas personas que podían tener acceso a él en la Sociedad de Almas en esta vida y en las sucesivas, eran las que se encontraban en aquella sala de reuniones, por lo que tuvo que ser extremadamente cuidadoso y sutil en sus palabras.

Y a pesar de que puso todo su empeño en ello, la reunión fue, cuanto menos, accidentada. Hubo facciones que abogaban por la libertad de Koyuki de establecer y gastar lo necesario, en pos de la seguridad más que necesaria de la Sociedad de las Almas, otras facciones, por contra, pedían que se desestimara la petición del shinigami y se tomaran sus declaraciones como poco importantes, incluso alguna voz declaró que aquellas fuerzas eran imposibles de organizar en aquel entorno tan caótico.

Entre los blancos y negros que fueron aquellas declaraciones también había una cantidad inmensa de grises, pues cada líder de casa noble tenía una opinión distinta y se sentía con capacidad para poder declararla libremente y que fuese tomada en cuenta, debido a la importancia que solían tener en la vida social del Seireitei. Las cuatro casas nobles principales intentaron poner orden en un principio, siendo las más calmadas por la necesidad de tener algún control o moderación entre toda aquella amalgama de distintas opiniones, pero al final acabaron siendo silenciados por aquella vorágine de opiniones y gritos enfrentados. Incluso, el líder de la importante y tradicional casa Hideito salió antes de que aquella reunión finalizara, jurando que ningún miembro de esa familia formaría parte del grupo del Gotei 13, juramento que hasta ahora se ha cumplido a rajatabla. Mientras, en la reunión, acabaron decidiéndose las condiciones y términos que conformarían el pacto definitivo de aquel encuentro.

Considerando el problema como algo real, tangible y por lo tanto importante en lo que respectaba a la estabilidad y desarrollo del que podían disponer, y sobre todo, en el potencial peligro que podía causarse sobre la Sociedad de Almas, se pondría a disposición de Koyuki el material y fondos necesarios para la construcción de los edificios, campos de entrenamiento, dormitorios y demás estancias necesarias para la consecución del fin propuesto, la protección de la Sociedad de Almas y de los mundos adyacentes. Así mismo, le hicieron prometer a Koyuki que su creación sería sólida y austera, pues la financiación era importante, pero no podía ser excesiva, ni en la cantidad, ni en el tiempo.

Ningún noble formaría parte de aquella escuela ni de los escuadrones que se formaran después. Los nobles debían de estar diferenciados y no se les podía permitir que fueran obligados o requeridos para la actividad militar, cuando la vida filosófica, contemplativa y social era un requisito más necesario para los de su casta. En cualquier caso, con el tiempo, algunos de los nobles más versados en las armas, elegirían el camino del shinigami.

Se crearía una Cámara, formada por 40 sabios, procedentes de las casas nobles, y seis jueces, que serían cuatro miembros de las casas nobles principales y otros dos nobles elegidos de entre los 40 sabios iniciales por su sabiduría e inteligencia. Dicha Cámara guardaría parte del poder legislativo y la totalidad del poder judicial para el control y buen funcionamiento del Gotei 13. Esta cláusula, a pesar de estar llena de buenos propósitos, en realidad era una medida a tomar por los más descontentos, pues pensaban que si el poder de los shinigamis aumentaba demasiado, podrían derrocar a las familias nobles y destruir el estamento establecido con un poder que ellos mismos habían creado, por lo que se le estableció una medida de control obligatorio para los shinigamis.

Además, los nobles gozarían de un trato diferenciado del resto de pluses del Rukongai, debiéndose mostrar siempre los shinigamis atentos y educados frente a ellos, pudiendo ser penalizados frente a la Cámara por ofensas incluso cuando no se encontraran en tiempo de servicio.

Estas fueron las condiciones que logró conseguir Koyuki para formar el Gotei 13, al que acudieron gran cantidad de pluses del Rukongai, que aprovecharon lo máximo posible las ventajas de un sistema creado para elevar hasta el máximo su potencial. Pasado un tiempo, las condiciones se fueron volviendo algo más elásticas, pues llegó el momento en el que varios nobles se saltaron las normas para poder ingresar en el Gotei 13, debido a las desventajas que conllevaba eso, ya que los estudiantes y shinigamis les miraban con recelo y algo de inquietud por su tardía entrada, su comportamiento extraño entre tanto miembro del Rukongai y el gozar de unos privilegios que otorgaba descaradamente la Cámara de los 46 eran suficiente motivo para que no les consideraran una parte plenamente integrada dentro del Gotei. Incluso los mismos nobles miraban con algo de soberbia a aquellas balas descarriadas que no había sabido acatar las leyes impuestas y se habían atrevido a unirse a la chusma del Rukongai, dando un paso hacia abajo.

Pero eso fue pasando con el tiempo, que fluye como las historias. Cambiando hasta el día de hoy.



Rey Espíritu
Rey Espíritu
Administrador
Administrador

Post : 64
Edad : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.